miércoles, 22 de marzo de 2017

Día 1: Buenos Días

Los post en adelante serán más como Sesiones de Psicoanálisis.

Las últimas semanas he estado desmotivada y apática, un total contraste a como me sentía en los meses de agosto y septiembre, tal vez hasta diciembre. Ya recuerdo el post que provocó mi "despertar" y de eso ya te lo he contado antes. 

Me estaba preguntando por qué de pronto ya no tenía ganas de nada, las cosas que antes me emocionaban ya no me entusiasmaban para nada, y todo me daban igual. Me sentía como un zombie. En esos momentos consideré mucho el cambiarme de trabajo e incluso cambiarme de país por unos meses, para resetearme emocionalmente, pero después de lo de ayer (...) tal vez las cosas pueden cambiar.

En verdad me gusta mi trabajo, me gusta hacer webs y programar, creo que no hay razón para irme a otro país y trabajar de cualquier otra cosa. Tampoco parece ser buena idea hacerlo pensando en que mi ánimo irá a cambiar, pero sobre todo, el irme me aleja temporalmente de mi meta, y no me gusta lo que me dejaría a mí misma al huir de todo y olvidando lo que yo misma me propuse. Por lo menos debería aprovechar la oportunidad para ser perseverante.

Así que ayer mientras le daba vueltas al asunto me dije que tengo que disciplinarme. Esto me lo propuse desde al año pasado pero no he dado muchos avances al respecto. Creo que si todos los días me acuesto y me levanto a la misma hora ya será puntos que gano, así que estaba pensando en cómo podría levantarme temprano considerando que como no tengo la obligación por mi trabajo (soy freelance) es muy fácil el dejarme dormir cuanto se me plazca. Se me ocurrió enviarle un mensaje a X, todos los días, con algo como "Buenos días, Xxxxxxx", total, él fue quien me ayudó a dejar Facebook por un tiempo, y mi motivación para enviarle mensajes todos los días a él pienso que es algo que sí puede perdurar en el tiempo. Pero no, ya quedamos en claro que no habría ningún tipo de contacto, y hacerlo sería volver a lo mismo. Pensé también en él, pero desde que me el Visto tampoco hay razón por hacer con él una cosa así. Así que por eso estoy nuevamente aquí, pensando que publicar una entrada diaria a primera hora de la mañana me dará todos los días la motivación suficiente para seguir con esta rutina autoimpuesta.

Yo misma no me tengo fe. En el pasado ya he iniciado con ideas como ésta que nunca he terminado. Que hacer reír a por lo menos una persona todos los días. Que los viernes seguiré el tutorial de Sling. Que correré todos los días. Que trabajaré en programación durante día-tarde y estudiaré mis matemáticas en las noches. Una página por día, y escribiré un libro. Que formaré mi emprendimiento. Siempre es igual. Empiezo con las pilas a full y al cabo de unas días o semanas, abandono. Quizá pase lo mismo, nuevamente. Ya incluso antes me parece haber intentado algo parecido, aunque por un motivo diferente. Pero no lo sé, volveré a intentarlo, una vez más. Por lo menos hoy me funcionó.

Hoy me levanté antes de que el despertador sonara, comí frutas de desayuno (plátano, manzana y una mandarina) Al terminar de escribir este post me pondré a trabajar, desde el lunes me pidieron que almacene unas horas ingresadas por el usuario, lo cual se encuentran en algo tipo tabla lo cual varía en sus dimensiones, pero no tengo idea de cómo guardarlas para luego desplegar la misma figura en el DOM. Estoy en eso aún. A las 3pm salgo a pagar lo del periódico y hacer las compras. A las 5pm tengo que estar en esa reunión de trabajo, en la cual probablemente me miren mal por haberme demorado tanto con ese trabajo que no sé si me salga para entonces, y seguramente estaré llegando a casa de vuelta a las 10pm. Desde las 11pm hasta la 1am lo tengo libre, mañana te contaré qué hice en ese iterim.

No hay comentarios:

Publicar un comentario