lunes, 27 de febrero de 2012

Los axiomas del amor

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso, jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja con facilidad, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca se apaga...
(Primera de Corintios capítulo-13 versículo 4-8)
La semana pasada salí con unos amigos y en una de nuestras animadas ‘tertulias’ tocamos el tema del amor (en mi familia siempre me comentan con sorna “de qué hablarán ustedes los matemáticos, de logaritmos seguro”, o lo peor, cuando alguna prima-que estudia Derecho- me comenta “debe ser aburrido ser enamorada de un matemático, de qué cosa interesante te puede hablar?”). Bueno, para que vean que los matemáticos somos gente normal (habráse visto!) aquí les voy a detallar lo que concluimos ese día, con respecto el amor. Y como buenos matemáticos que somos,  nos planteamos el siguiente reto: Axiomatizar el amor.

1.Eternidad. El amor verdadero (bueno, no es que exista el amor falso pero ya, déjame continuar) el amor verdadero dura para siempre, ésa fue nuestra primera premisa y en eso estuvimos de acuerdo todos. Amor que se acaba en el camino, que no supera algún obstáculo o barrera, que no logra salir adelante en la adversidad, simplemente no es amor; no es que deje se serlo, sencillamente nunca lo fue. El amor verdadero, como bien lo dice esa frase cliché (cliché pero cierta) lo supera todo. Así que aquí tenemos una proposición de doble condicional: “El amor lo supera todo, si y sólo si, dura para siempre”.

2. Correspondencia. Aquí hubo una breve discusión porque yo no estaba de acuerdo con esto. Para mis amigos el amor es correspondido, es de dos, lo otro no tiene sentido. Para mí si existe el amor no correspondido, o sea, el amor solito. Me justifiqué diciendo que el chico de la que estás enamorada podría casarse, pero eso no quita que tú te mantengas secretamente enamorada. Ellos arguyeron que eso ya no es amor, sino una obsesión. Seguí mi defensa argumentando que si fuera una obsesión lo habrías obligado a estar contigo bajo amenazas (suicidio, qué sé yo), pero como es amor, y es amor puro, conservas tu distancia, pero igual sigues enamorada. Después me di cuenta que el amor atrae, es decir, la fuerza con que tú amas, hace que la otra persona se fije en ti; de alguna manera nuestro amor crea un magnetismo entre nosotros y la persona que amamos con sinceridad. Entonces por lógica, el amor tiene que ser correspondido (una correspondencia provocada). 

3. Unicidad. Sólo amamos a una y sólo una persona. No puedes amar a varias a lo largo de tu vida, ya sea en separado o en simultáneo (¿?), mucho menos por igual. El amor de tu vida es una sola (ni modo que tengas muchas vidas) y es aquélla que dura para siempre. Es decir, tu primer amor no fue amor si no es el último también. El verdadero amor no es el primer amor, sino el último (así que contradecimos lo que dice LODVG en “Rosas”). 

4. Entrega. El amor siempre procura el bien del ser amado, y todo lo que hace por él, lo hace por el sencillo gusto, en forma espontánea y sin reproches. La entrega es constante e incondicional.

5. Felicidad. El amor causa la felicidad. Si un amor es causa de sufrimiento, pues duda de tus sentimientos. El amor verdadero (valga la rebusnancia) nos llena, y nos hace querer ser cada vez mejores. 

Bueno, hay todavía más axiomas, pero éstos fueron los que consideramos más importantes. 

Nota: Y cuando hablábamos de amor, hablábamos del amor de pareja; claro que está el amor a un amigo, el amor que profesan los padres para con sus hijos, el amor que tienen los hijos con sus padres, entre hermanos, a la familia, a la vida, a la mascota, etc etc, pero nos enfocamos en el de pareja porque al menos para mí, es el más bonito, no es así?

[Y sólo para complacer a Oki, acá un nuevo post-audio. Está ultra lenta; pero ya pues, a la próxima la haré mejor :) ]

lunes, 20 de febrero de 2012

Nuevos aires

Ha pasado ya un mes desde que me mudé aquí a San Miguel. Me vine sola a vivir con mi familia paterna. Ahora estoy a 15 minutos de la universidad (lo que antes era hora y media), tengo más comodidades, no voy a negar eso, tengo más libertad, más salidas, más relajo; mi familia es súper chévere, nuestras reuniones dominicales, ya sea con karaoke o en una conversación, son entretenidas y amenas. Tienen un humor tan único que me provoca ataques de risa. Me siento contenta.

Aún así, extraño a mi tía. No sus reniegos (xD) pero la extraño a ella. Extraño a R, a veces, y a M, también. Extraño mi cama y su olor. Mi computadora (bueno, la nuestra). Ahora mi prima me presta su laptop, pero igual me da roche aprovecharme de su nobleza, ya bastante hago quedándome jugando póker en el  Face todos los domingos.... xD

Me cambiaron de área en mi antiguo trabajo. Estuve en capacitación, pero luego renuncié en miras de algo mejor. Corrí el riesgo. Me puse a trabajar en una cabina de internet. Duré un dia. Verás, cuando postulé mi idea era "Ah qué chévere, de las 8 horas de trabajo, segurito que 4 estoy haciendo lo que yo quiero: Navegar por los blogs, leer en Gaussianos, full Facebook....". Mentira. El sábado estuve de las 7am a las 11pm, y con las justas respondí unos comentarios aquí, y me desahogué un poco en el Face. Nada más. Entre las fotocopias, impresiones por aquí, escaneo por allá, locutorio por aquí, recargas por allá, conteo de cositas aquí, cuidar por allá, atender el teléfono por aquí, tipear por acá, limpiar por allá...Y encima, venirme en taxi porque no encontraba carro para venir...

Lunes a viernes, de 7am a 3pm, sábados de 7am a 11pm, domingo, descanso; 500 soles mensuales. Así como está ya luce como una explotación, pero yo justificaba ello pensando en las 4 horas más o menos que debía estar libre navegando en internet, tiempo en el cual iba a aprovecharlo llevando un curso en línea de PHP y MySQL...o sea, dos pájaros de un tiro me dije...y me quedé sin pájaro. Aún con esto, había otro punto: Los descuentos. O sea, si me olvidaba algo, si se robaban un mouse, etc, todo iba bajo mi responsabilidad. La señora (dueña) nunca iba a perder nada, todo estaba contabilizado, y es más, la contabilidad no la hacía ella, lo hacía yo, o sea...era un chambón, un riesgo, y todo a un muy bajo costo. El otro punto fue la hora. El sábado llegué a las 12 y en taxi, o sea que de paso me gasté los 5 soles que un cliente tan generosamente me dio xD  Renunciar (lo hice hace unas horas) fue la mejor decisión que he tomado en mi vida :P
(Y es ahora cuando empiezo a valorar mi antiguo trabajo, donde me pagaban más, trabajaba menos, y encima  estaba en planilla)

Me he quedado sin empleo. Tengo ahorros que me permitirán sobrevivir este febrero, pero para marzo estaré "en la calle". Aún así, tengo la confianza que conseguiré un trabajo de acuerdo a mi perfil: Que me paguen por escribir y navegar en internet xD

De algo estoy segura: No volveré a postular a cabinas de internet con fotocopias, golosinas, librería y esas cosas. A lo más con locutorio y recargas, porque todo eso se hace desde la computadora xD Yo  soy el tipo de persona, que está más cómoda con los trabajos del tipo intelectual, más si se trata de estar sentada frente a una computadora. Sé que allá afuera hay un trabajo así para mí :)

(Oki, esta vez tampoco habrá canción propia, pero aquí les dejo una que me gusta)

miércoles, 15 de febrero de 2012

Incidente en el BCP

Fui a cambiar mi tarjeta al BCP. Pasé por la máquina, saqué mi boleto y me acerqué al 'counter' a esperar mi turno. A los dos minutos me aburrí, así que me puse a jugar en mi celular“Crash” (un juego de carrera de autos). De rato en rato alzaba la vista hacia la pantalla de turnos, y seguía con lo mío. En un momento (el tiempo es relativo porque mientras estás entretenida los minutos pasan volando) no me di cuenta y cuando alcé la vista ya estaban en el “C48” (y yo era la “C47”), me acerqué corriendo y le pregunté a la chica del counter en qué número estaban, y ni modo, me fui a sacar otro ticket. Una chica se dio cuenta y se le acercó para preguntarle si era posible atenderme después del señor que estaba sentado ahí, y como su respuesta fue “tiene que sacar otro ticket”, me senté nomás, sin hacer mayores pucheros (porque eso sí, soy bien paciente cuando tengo que serlo. Al fin y al cabo era mi culpa).

En eso, me doy cuenta que empieza el cambio de turno porque las señoritas empiezan a guardar sus cosas, y de las 7 mesas de atención, sólo había una en funcionamiento. No le presté atención. Pasaron 3 minutos y alcé la vista otra vez, y la misma y única seguía atendiendo, mientras que la de la otra mesa navegaba en internet y la que le seguía estaba en lo mismo. Había un grupo de agentes que estaban reunidos en una mesa contigua conversando animosamente de sabe Dios y qué, mientras había algo de 20 personas que como yo, esperaban ser atendidas. Pasó y pasó el tiempo, hasta que después de otros 7 minutos agarré mi celular, y grabé la escena. Pantalla, personas esperando, única chica atendiendo, otra chica jugando, chica navegando en internet, conversación entretenida, y otra vez, personas esperando. En ésas me percato que un policía se acerca(incluso lo grabo a él también):

-Señorita, está prohibido grabar aquí.
-Pero ya ha pasado 10 minutos y todos estamos esperando, así que quería tener una prueba para quejarme.
-Sí, pero para eso hay dónde reclamar, usted no puede estar grabando.
-Ah ya, disculpe, no sabía.

video

Me avergoncé porque era el mismo guardia que la otra vez se me acercó para decirme que me saque los audífonos (sí, recién supe que tampoco se puede escuchar música en la cola del banco- porque puedes comunicarte con tu ‘compinches’ o algo parecido) así que me dije “segurito me va a decomisar el celular” pero felizmente no fue así, y yo me quedé con mi video, lo posteé en mi blog para que los que lo lean sepan que, hay ciertos funcionarios de bancos, como los del BCP, que no tienen consideración por el tiempo de los clientes. Es lo bueno de tener un blog, si no puedes quejarte en la misma empresa, te expresas en el blog. De todos modos alguien escuchará.

[Este texto fue publicado mi columna "Patydrómeda" de Perú Shimpo, en la edición del sábado 11 de febrero. Ese mismo día recibí un correo-crítica de una lectora de ese diario. Vamo a ver qué opinan ustedes]

martes, 7 de febrero de 2012

Dos cuentos

La perfección

O sea, el problema no eres tú, soy yo, entiendes? Yo.

Tú no porque eres un muchacho divino: guapo, simpático, bueno  y por si fuera poco, me amas.
A tus 21 ya pagas las cuentas de tu casa, estás a punto de mudarte, dominas 4 idiomas y ya has acabado tu primera profesión (y ya estás empezando la segunda). Cantas como un Dios, dibujas bonito y no tienes fallas ortográficas.

Eres perfecto.

Y eso me jode.



Dos extraños
Cada noche ella y él se conectan en el MSN para conversar. Él pregunta "¿cómo estás?" y ella responde “bien”, y así es como comienzan una conversación llena de cosas insulsas y pretextos que sólo sirven para eso: hablar.

Creo que ambos se quieren, o sólo se gustan, ve tú a saber. No cualquier par de cojudos se conecta cada noche sólo para preguntarse qué tal les fue en el día.

Cada mañana se encuentran en la universidad. Se cruzan, pero no se miran. No se dicen ni ‘ah’.



[A continuación, la sección del post que todos estaban esperando (jaaa); esta vez vuelvo con una canción de Shakira. Tortúrense ;) ]