sábado, 16 de junio de 2012

Media naranja

[Este post está inspirado en una entrada que leí hace poco]

Hace mucho había oído acerca de una historia atribuida a Platón, que trata de explicar más o menos cómo los seres humanos tenemos la tendencia (algunos necesidad) de emparejarnos a alguien (Bueno, los biólogos dicen por la reproducción, los religiosos argumentarán porque así lo mandó Dios y está escrito en la Biblia, los socialistas dirán que es una construcción cultural donde la familia es el núcleo de la sociedad...y así sucesivamente) pero volviendo a Platón, según cuenta esta "leyenda", antiguamente existían  seres que eran perfectos y poderosos, pero muy altaneros, y Zeus, que odiaba esa arrogancia, quiso darles una lección y tomó la decisión de partirlos a todos por la mitad y "regarlos" por el mundo. Así que desde entonces es que estas mitades andan solas por el mundo, sintiéndose incompletas, y cuando encuentran lo que es "su otra mitad", sienten una atracción mutua, una conexión profunda de un origen muy antiguo, y tienen el deseo de juntarse, de ser de nuevo esa mitad*, aquélla que fueron en un principio.

La pregunta suelta que queda por plantearse es qué pasa cuando la atracción se da sólo por una de las partes, es decir, qué hay cuando el amor no es correspondido?. Mi teoría, sólo por seguir la analogía de Platón, sería suponer que Zeus no los dividió en mitades sino en varias partes, y sólo unas cuantas hicieron conexión con las otras. Algunas sí, otras no. Medio tela mi explicación, pero es lo que tengo por mientras, hasta que se me ocurra algo mejor.

Muy bien, pero a qué viene todo esto? Hace poco estaba pensando, y me pregunté qué es lo que hace que la gente busque, ya sea consciente o inconsciente, una pareja. O en todo caso, qué es lo que busca en ella.  Me hice esa pregunta y esto es lo que dentro de mi mente concluí.

Hay personas que buscan su polo opuesto o su complemento, y sólo por citar ejemplos sencillos y conocidos, ahí tienes el flaquito que le gustan las llenitas, el chico callado e introvertido fascinado por la chica locuaz y extrovertida, el amargado emparejado con la más bromista del salón. Creo que este grupo son un claro modelo de lo que es tener tu media naranja. Las diferencias no son precisamente las barreras en la relación, al contrario, es la variedad que la enriquece.

Están también los desesperados o los que viven con el miedo a quedarse solos. Muchos de ellos aparecen llamando al Buscaparejas de la radio o publican anuncios en los periódicos: "Soltero de 32 años, profesional, de buenos sentimientos, busca chica de 18 a 25 años sencilla, cariñosa, buena figura...y bla bla bla". Es éste el grupo que popularizó la frase "mi peor es nada" haciendo referencia a la pareja con la que estaban. Ellos no buscan nada en particular en una relación, más que le hecho de sentirse deseados.

Los interesados, como lo especifica el nombre, ven en la pareja un material en bruto del qué sacar provecho. Se dividen en varios grupos, pero los dos que resaltan son: los que buscan dinero y posición social, y los que buscan sexo y nada más.

Pero hay quienes buscan ciertas cualidades, pero son cualidades puntuales que siempre (o eso creo yo) calzan dentro de uno de los siguientes grupos: cualidades físicas, intelectuales, y espirituales (o del alma). Los primeros son aquéllos que se contentan con que su pareja cumplan ciertos requisitos físicos, ejemplo, que sea alta, tenga bonitos ojos, una fina cintura, una tez clara, etc etc. Los segundos tienen que ver con inteligencia, creatividad, imaginación, etc, o algún talento especial, como tocar un instrumento o saber cantar. El tercer grupo va más con los valores, como la bondad, la tenacidad, la integridad, etc. Hay quienes que se quedan contentos a lado de un chico lindo y de buen corazón, aunque no sea muy inteligente, otros, que son felices a lado de alguien inteligente y noble, aunque no necesariamente guapo. En fin, éste es uno de los grupos más grandes y no estoy pensando mucho mientras termino de escribir el párrafo.

Los exigentes. Son pocos, pero son. Ellos casi ni buscan una pareja, sólo se van con ella si la encuentran. Si la encuentran. Estos tipos tienen estándares tan altos que muy probablemente han tenido 1 ó 2 relaciones a lo largo de su vida. Y esto. Encontrar una pareja que satisfaga sus requisitos, y encima, tener la suerte de ser correspondidos, es algo medio complicado. Por eso, muchos de ellos se "condenan" a sí mismos a la soltería.

Y por último, están aquéllos para los que el tema les es completamente indiferente. Suelen decir que "no nacieron para ello". No buscan pareja, y nunca han sentido que la encontraron. A este grupo pertenecen los célibes de corazón.

En fin, espero sus sugerencias. Presiento que hay algunas cosas que se me escaparon. Mientras piensan, les dejo con esta canción:

[Trátame Suavemente-Soda Stéreo]



*Fe de erratas: (Línea final del primer párrafo): "...y tienen el deseo de juntarse, de ser de nuevo esa mitad, aquélla que fueron en un principio." debería decir: "y tienen el deseo de juntarse, de ser de nuevo esa unidad, aquélla que fueron en un principio." (Disculpa Bellarte por marearte)

16 comentarios:

  1. Qué lindo, yo también escribí hace un tiempo sobre esa teoría de Platón y la historia de Zeus. Es linda.

    Creo que tu calificación es perfecta, pero faltan los masoquistas jejejeje los que creen en el "más te pego, más te quiero" y se dejan chancar por la pareja. Esos sí que son tontos, pero conozco varios!

    Te mando un beso, me gustó este post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marité! sí, lo leí en uno de esos artículos que sacó El Comercio sobre personajes notables, aquélla que trataba de Platón. Y mira tú, no se me ocurrió lo de los masoquistas, jeje.

      Un beso, y qué chévere que te gustó :)

      Eliminar
  2. Hola Paty. Muy interesante post y sobre todo, con aquellas teorías que han mencionado.

    Realmente encuentras de todo, hay cada persona que busca una cosa u otra. Ya sea por necesidad afectiva o por convencionalismo, es mejor estar con pareja que no estarlo. Lo importante es que ambas personas conecten y haya reciprocidad en ambos sentimientos. De lo contrario, la cosa es incompleta.

    Te mando un abrazo gigante.

    LUCHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucho. Es mejor estar en pareja que no estarlo? No sé ah, creo que eso es discutible Luchito, pero sí, lo importante es la conexión y la reprocidad, esencial.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. la búsqueda de la pareja es ese mandamiento inconsciente, biológico, primitivo de la perpetuidad de la especie. Igual que nos animales se aparean, los seres humanos de manera más "sofisticada" también buscan su media naranja. Y eso obedece a mandamientos físicos-químicos que se producen en el cuerpo. Cuando desarrollas, las hormonas, las feromonas, etc. etc.
    Ahora, el ser humano dije que es más "sofisticado" porque si bien nace de un instinto animal, para los humanos ya intervienen otros factores más importantes como son "ser complementarios", etc.
    Dicen que si tú eres débil en ciertos aspectos, te vas a ver atraída por una persona que es fuerte en ese mismo aspecto. Por decir, si soy débil de enfermedades respiratorias, sin saberlo, me van atraer las mujeres que son fuertes en este aspecto. Eso hacen las feromonas y obedece a la "perpetuidad de la especie".
    La clásica de los hombres de ver "los senos" y "las caderas" y de verse atraído por la voluptuosidad de la mujer también se debe a que se supone que van a ser mujeres que van a tener buenos hijos (amamantar, o dar a luz sin peligro).
    Bueno es toda una teoría, pero ya te aburrí, creo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja Marcelín! para nada, si de mí se trata, hubieras continuado con toda confianza que estaba muy atenta. Con respecto a tus últimas líneas, te cuento que leí por ahí de que las mujeres caderonas son propensas a tener hijos más inteligentes que el promedio, por una grasita o sustancia que se acumula en las caderas...no sabes lo feliz que me puso leer eso XD Dicen que mientras la mujer busca un macho preparado para ser el sostén familiar (de ahí que los prefieran inteligentes, fuertes, sostenidos económicamente) el hombre las prefiere, primero, saludables y fértiles (por eso lo de las caderonas, o no has visto la Venus de Willindorf? o las gorditas de Botero? Ya pues, viene de eso) y capaces de lidiar con la crianza de los hijos, y el cuidado de la casa, y eso...tal como era primitivamente. Supuestamente está en el material genético. Pero bueno, el hombre, como dices, ha evolucionado y ahora es un animal más sofisticado..y sus preferencias no se reducen a esas cosas, aunque quién sabe,siempre quedará el debate de si acaso esas preferencias instintivas han perdurando y perdurarán en el tiempo.

      Saludos Marcelin lin lin ;)

      Eliminar
  4. bueno, idealmente hablando cada uno tiene su prototipo de pareja perfecta, pero en la realidad la pareja escogica poco tiene de ese ideal. por q? no se, supongo porq los sentimientos son irracionales y practicamente ingobernables.
    un beso, paty :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip Ludobit, si de buscar se trata, a la hora de la hora una se enamora de quien menos se lo espera. Y al final te quedas con la cara de "y en qué momento me enamoré de éste...pichiruchi? (jaja mentira). Besos Ludo!

      Eliminar
  5. Y lo más triste de todo es que, si asumimos por cierta la teoría, quizá esa persona perfecta se encuentra en un pueblito de una provincia de un país al que nunca conocerás.

    Por mi parte, sigo pensando que nuestros gustos se ven influenciados por nuestra socialización temprana (familia y colegio por dar ejemplos) y consolidada con los medios de comunicación que venden un "sentido común" determinado.

    P.D. : Si escribiste biólogos, no te costaba mucho poner sociólogos xD Socialistas y biologistas manejan una doctrina ajena a su campo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Edch, podría ser una verdad, un tanto desalentadora además. Por lo menos Internet podría subir la probabilidad de encontrarla, no? (seeee)

      Re-PD: La verdad, no sé la diferencia entre un sociólogo y un socialista, no pensé mucho mientras escribía esas paabras...pero ahorita voy a des-asnarme :)

      Eliminar
  6. El complemento de cada uno viene cuando las frecuencias de ambos son similares y se atraen (es una explicación Universal, energética).
    En similar verso, la pareja existe para poderse experimentar uno mismo a través del otro que es muy similar o muy disímil a uno (no hay absolutos por lo que esa frase estúpida "polos iguales se repelen y polos opuestos se atraen" es estúpida cuando se aplica a parejas y no sólo a electromagnetismo (donde, incluso, hay excepciones).

    Algo mundano son los intereses comunes sociales que nos han hecho creer que todos debemos tener y de allí surgen estas torpes clasificaciones y tests de compatibilidad y demás banalidades.
    Hay tantas parejas como personas hay en el mundo, si las convertimos en estadísticas que nos proporciones nombres para clasificación, dejamos de vivir divertidos, de disfrutar el día porque nos encasillamos en adjetivos inventados por otros y creídos por muchos aunque sean mentiras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante la explicación de la atracción energética, Víctor. Ello explicaría, por poner un ejemplo, el por qué las personas inteligentes se sienten atraídas por otras personas inteligentes (:P)

      Como dice Edch, es muy probable que nuestros gustos, inclinaciones, intereses, estándares y demás estén influenciado por ciertos factores culturales, y por el mismo medio social, pero bueno, te comento que estas cosas las escribo más con un ánimo de entretenimiento antes que con entusiamo científico :P

      Las personas somos tan complejas, como amplio es el mundo, que tratar de encasillarla en adjetivos y grupos, es un tanto fuera de lugar. Yo he tratado de hacerlo en este post, pero sólo es parte de mis divagaciones y juegos mentales.

      Eliminar
  7. No se me ocurre nada, mas que decir" encontrar una mitad, para formar una mitad"? No será para ser un entero? Me perdí....

    PD. Eso esta escrito en el primer párrafo en los últimos renglones, no sonó muy coherente.

    Pd 2 necesito una pastilla (me da vueltas la cabeza), después de leer toda la entrada y de paso el comentario de Marcelo Gasan ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellarte! Sí! tienes razón...caray, yo lo leí un par de veces, y ni cuenta de mi error. Debí decir: "...de ser de nuevo esa unidad, aquélla que fueron en un principio" (es que mitad y unidad suenan igual pues XD) De veras, disculpa ocasionarte ese mareo por mi tonto error, y gracias por hacérmelo saber, yo ni cuenta!

      Ahorita paso a corregirlo. Te debo una aspirina.

      Eliminar
  8. Buen post, ya conocia lo de Platón.
    Todos o casi todos buscan pareja porque se sienten solos o necesitan un plus de afecto; otros encuentra a uno(a) y quieren que sea ese pero no es correspondido ahi viene el dilema.
    En cuestión de parejas es asi, a veces se juntan pero no son compatibles, cambian, cambian, prueban hasta que encuentran pero al final se divorcian, ya casi nada dura para siempre.
    Aplaudo a los que se casaron con su primer amor, son poquisimos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maxwell. Personalmente pongo en tela de juicio si todos o casi todos buscan pareja por una necesidad de compañía. Creo que hay mucha gente también que busca (o encuentra una) para dar amor. Pero eso no hace que tu comentario sea igual de interesante, y bastante realista.

      Los que se casaron con su primer amor...sí, admirable. Por fortuna conozco varios casos así :)

      Eliminar