domingo, 30 de diciembre de 2012

Los seriecitos y los formales

El Tropicólogo me pasó un meme, y bueno, ya tengo un pretexto para empezar a publicar más seguido en el blog :P

1. Cómo y cuándo fue tu primera vez?
No he tenido.

2. Qué es lo que más te atrae del cuerpo de tu pareja?
No tengo pareja, pero si algo me atrae de un hombre (y no precisamente tiene que ver con alguna 'parte' del cuerpo) es lo que me inspira en su conjunto. Tengo preferencia por los de apariencia intelectual, de mirada tranquila, aura melancólica. Los seriecitos, los formales. Aunque de hecho, la inteligencia es lo primero que me atrae de un hombre. Un chico súper inteligente jamás escaparía de mi atención. 

3. Cena romántica, paseo por la playa o sexo desenfrenado?
Un paseo por la playa o una charla tranquila estaría bien.

4. Entras a una habitación y hay una pareja haciendo el amor...qué les dices?
Uy, sorry.

5. Estás por llegar al clímax y suena el celular, contestas?
Qué celular?

6. Tu pareja te dice que el mejor sexo de su vida lo tuvo antes de conocerte...
Para empezar, ni siquiera estaría con una persona que tuviera el mal tino de hacer una declaración así.

7. A qué personaje te gustaría ver desnudo o desnuda en la portada de una revista?
A Jorge Luis Pila!

8. Tendrías sexo con alguien que no te gusta por un millón?
Ni por uno, ni por dos, ni por tres..Yo sé cuidar mi cuerpo.

9. Qué prefererías? Amor sin sexo, o sexo sin amor?
No he probado ninguno de los dos, pero me quedo con la primera. No tengo mucho interés por el sexo, soy más de excitarme mental y emocionalmente.

10. Si te dijeran que se acaba el mundo,  y puedes cometer un pecado sin castigo, cuál sería?
Después de lo que tengo en mente, asaltaría un banco y viajaría por algunos departamentos del Perú (si me queda tiempo, a todos!)

Bueno, llegó el turno de pasársela a alguien...4 nombres circulan por mi cabeza, a ver, a ver, ya, se lo doy a Eduardo :)

U2 - With Or Without You


sábado, 29 de diciembre de 2012

Carta al blog

Querida Patydrómeda:

Siento haberte dejado desatendida todo este tiempo, pero te he extrañado, he extrañado mis antiguos hábitos de leer los post's de mis amigos bloggers, extraño el tiempo que tenía para ti.

Sabes que nunca me ha gustado decir: "No tengo tiempo por el estudio, por el trabajo", no es mi estilo, porque siento que es una ofensa indirecta para aquellas personas que sí se dan tiempo para hacer esas cosas, las cosas que más le gustan. Acaso ellos también no trabajan? Acaso ellos también no estudian? Todos tenemos 24 horas, la diferencia radica en cómo las administramos y en qué decidimos invertirlas. Y definitivamente estoy administrando mal mi tiempo. Pero ya estoy haciendo algo al respecto, así que volveré.

Novedades? Es muy largo como para escribirlo todo en un post, y no soy muy buena dando resúmenes, así que a lo mejor te lo cuento de a poquitos y ya.

Ésta es una canción que me encanta y que he descubierto durante este tiempo en la que no he escrito nada en ti. Se llama "Goodbye". Es un poco irónico respecto al contenido de esta carta, pero me gusta y qué más da:

Air Supply - Goodbye

jueves, 1 de noviembre de 2012

Más bueno que el crocante de lúcuma

Estoy recostada sobre mi cama, con la mirada fija sobre el techo y las manos detrás de mi cabeza. Esta noche estoy "antojada", así que pongo a Fernando Colunga en acción. Algunas veces ha sido Jorge Aravena, otras aquél actor que vi en televisión, y en muchas otras un NN de características físicas ideales recreadas en mi mente. A veces es la escena de la doctora y el paciente, otras la del gasfitero, y de vez en cuando el chico de la cita a ciegas. Pero esta vez le toca a "la costurera y el cliente". Es la hora de tomarle las medidas, el chico guapo (Fernando Colunga o quien quiera) se saca el suéter que lleva puesto, pero la costurera le pide que se saque la camisa también, para que las medidas sean "más exactas". El hombre (que está más bueno que el crocante de lúcuma) obedece la solicitud. De arriba hacia abajo se va desabrochando los botones y sólo hasta el tercero éste deja al descubierto unos bien ejercitados pectorales. Siento un repentino calor por el cuello y se aceleran los latidos de mi corazón. No pierdo el control de la escena, y pongo a la costurera frente a él. Ella lo ayuda con el último botón, y le saca la prenda, así es como nosotras (no se olviden de mí) podemos ver sus fuertes y musculosos brazos.

Cierro el telón. Ahora le toca el turno a "el profesor de baile".


*El texto forma parte de la cadena de memes "10 líneas" que me pasó Marcelo . Para escribirlo me remonté a mis pensamientos de cuando tenía 7 años :P 



Reglas:
1. Contar una historia de sexo en 10 reglones.
2. Utilizar una fotografía ilustrativa al final de los 10 reglones.
3. Estilo libre, poesía, narrativa, noticia, la creatividad es lo mejor.
4. Debe ser algo que aplique a su vida.
5. Entenderse como sexo lo primero que se venga a la cabeza.
6. Nominar a 3 personas a contarnos sus 10 líneas sobre sexo.

En respuesta a la regla 6 paso el meme a : Edch, Bellarte y Maxwell

Whatever - Oasis

viernes, 19 de octubre de 2012

Conversaciones a la distancia con Víctor Nishio

Son las 12:39am, y muero de sueño. Pero me hice la promesa de que no me iría a dormir sin antes publicar una entrada. Han pasado más de 5 semanas sin decir ni "ah" y no quiero alargar más este silencio.

Mientras preparo el post del "meme de 10 líneas" ordenado por Marcelo (que sale en unos días) les dejo con el link de una conversación que tuve hace unos meses con un buen amigo virtual, Víctor Nishio. Hablamos de poesía, discriminación, entre otras cosas. 

Conversaciones a la distancia: Parte 1, Parte 2.

Amor Clandestino - Maná



domingo, 9 de septiembre de 2012

Una canción para ti

No, no, no es suficiente el mensaje que te envié. En verdad, personas como tú se merecen mucho, mucho más, así que pensando en algo, se me ocurrió lo que mejor sé hacer: Cantar. (okey, eso fue sarcasmo ^_^  )

Disculpen los problemas de respiración, de grabación, y de muchas otras cosas más. En verdad no sé cantar! Pero claro, no hubiera tenido gracia elegir la melodía, ponerle letra, y después dedicarla así, sin cantarla...así que aquí vamos. (la canté bajito porque son las 2:05am y ya todos están durmiendo aquí)


"Linfocito"

Music: Mika Nakashima
Lyrics: Paty

-Presentación al estilo Mijaíl-

Son las ocho en mi reloj
aunque allá deben ser las dos
intentaré cantarte algo
que te alegre el corazón :)

Las calles de Arequipa
y una máquina de Pump it
hasta un pequeño gatito
me recuerdan mucho a ti  (o.O?)

Para mí tu amistad es lo mejor
lo que tengo, todo te lo doy
toma mi mano, en ti yo confiaré
en donde quiera que tu estés
contigo estaré!

Cada día que pasa paso recordándote
has dejado una huella en mí
es tu humor el que me hace reír
y la gratitud la que me hace cantar

Quisiera dedicarte más que una canción
porque fuiste el que me hizo mejor
Tu esencia ha llenado
mi ser.


Dicen que una no elige las personas que llegarán a tu vida, pero en cambio, sí elegimos quiénes se quedarán. Quédate tú en la mía, please.

Sí, me refiero a ti :)

viernes, 31 de agosto de 2012

Mis impresiones del BlogDay 2012

Varios de mis amigos bloggers hicieron un post al respecto: Maxwell del Espejo, Mijail de 160, Emil de También lo soy, y  bueno, yo, por no redundar, me limitaré sólo a dejar aquí mis propias impresiones. #revisar la entrada de Mijail, que está bien detallada.

Es mi primera vez en un BlogDay, así que todo lo que vi y viví, fue emocionante, para mí. Llegué al local de Fundación Telefónica a las 5:35pm, había quedado con Maxwell así que lo llamé y a los tres minutos apareció de una esquina pasándome la voz. Mientras hacíamos cola para entrar, apareció Damián. Como no lo conocía, Maxwell me lo presentó y nos quedamos conversando los tres, hasta que se acercó Kevin, de Clases de Periodismo, quien era conocido a su vez, de Damián. Así es como conocí al conocido, del conocido de mi conocido. Curiosamente, la página donde escribe Kevin estaría entre la terna de agasajados de la noche, así como Henry Spencer, a quien vimos también en la entrada. Creo que les dimos suerte con sólo verlos :D

Como éramos casi los primeros en ingresar, el auditorio estaba casi vacío, así que Maxwell aprovechó para tomar fotos, y me tomó ésta a mí:

Mijaíl me llamó al rato, comentándome que su jefa le había dejado un trabajo y que estaba a media hora el evento. Ya estábamos preparados y le habíamos reservado un espacio a él y por si acaso a uno más. A lo lejos, vi a Arturo Goga, quise tomarme una foto con él. Pero pensándolo bien, mejor no. Ni siquiera sigo su web.  De pronto,  apareció Damián diciendo que Mijaíl ya había llegado. Me emocioné al verlo, realmente quería conocerlo. Instantáneamente me cayó bien, y encontré armonía entre el tipazo que escribe en el blog, y con el que tenía frente mío. 

Pasó LaLinares al costado nuestro....ves? a otra persona que le dimos suerte! :D

Salimos afuera, hacia la alfombra roja. Los fotógrafos se peleaban por captar una instantánea nuestra (okey, en realidad no, tuvimos que rogar y esperar para que nos tomaran esta foto, que por cierto, salió genial)

Regresamos, y después de conversar un poco los 4, se nos ocurrió leer cada uno de los nombres escritos en la butaca de los nominados. En eso me di cuenta que al costado del asiento de la silla de LaLinares, estaba sentado un gordito, y fue en ese momento que se me ocurrió que a lo mejor la escritora de La Soltera Codiciada era...un hombre. No sería inusual. El guión y la idea de Sex and the City también vienen de un hombre. 

Conocimos a #dibujoboy (Emil). Es una cosita bien curiosa, provoca ternura XD Hace poco que he empezado a leer su blog, y la idea que me he formado de él es de un chico dulce y buena gente. Me cae súper. Vino a sentarse con nosotros, y se tomó la molestia de tomarnos una foto, aquí con Lucho, a quien reconocí de lejos y me acerqué a saludarlo.

Okey. Ahora vayamos al grano. 


1. Ganó LaLinares. No estuve de acuerdo con su nominación y mucho menos con su primer lugar. Desde mi punto de vista, no lo merecía, hasta ella misma lo admitió. Mi pregunta es: por qué postuló? Ya da igual, ya pasó.


2. La Soltera Codiciada quedó como el blog más votado. Era de experarse, creo. Tiene un estilo fresco y súper creativo, y creo que es atractivo de leer....para la mayoría. Personalmente no me gusta mucho la temática, así que no es el tipo de blog que yo seguiría por mi propia iniciativa. Va quedando claro que soy bien contreras! :P

3. En la categoría página de Facebook, ganó San Marcos! Ni siquiera sabía que estaba nominado, jeje (en realidad, egocéntrica como soy, sólo me había preocupado en saber quiénes estaban nominados en mi categoría) así que fue toda una sorpresa ver que mencionaban a mi universidad. Y cuando oí que ganó, estallé de alegría junto al Tropicólogo y Mijaíl, que estaban a mi lado. Dibujoboy fue testigo de ello.

4. En la categoría Familia, ganó Yo y el Síndrome de Asperger. Fue una la premiación más emotiva de la noche, porque algunos del público ovacionaron de pie a Alejandro, el chico de 13 años y autor de ese blog. Yo no me puse de pie porque aún no lo había leído, aunque fue Mijaíl quien me lo mencionó durante las previas. Se hizo un silencio sepulcral mientras Alejandro intentaba hacer un discurso. Se le notaba emocionado. "Llegando a casa, voy a ponerme a leer su blog", me dije a mí misma. Tengo un cariño especial por los aspies, y quizá es más porque en alguna parte de mi vida me identifiqué mucho con ellos. Ese sentimiento de sentirte rara, de no encajar en ninguna parte, de decir siempre lo que piensas pero terminar discutiendo a menudo, no entender por qué la gente miente para no dejarte saber una verdad que te puede doler, cuando, pensabas, en realidad lo que duele más es la mentira mal disfrazada....todas esas cosas en su conjunto, hacían que me sintiera tan de acuerdo con su manera de pensar. (Aunque claro, la diferencia es que un asperger no puede cambiar su "formato" de pensamiento, mientras que lo mío era inmadurez social que sí se pudo cambiar...)

Pero bien, llegando a casa, entré a su blog y no me leí más de 5 posts. No me gustó. Estuve buscando de aquí a allá una entrada que me tocara el corazón, que me conmoviera, pero no lo encontré #Troll (okey, ahorita misma estoy actuando como un aspie, al decir lo que pienso sin preocuparme de acomodarlo para que no suene tan mal, o simplemente ahorrarme mi opinión). Quizá mis expectativas antes de leer el blog eran muy altas, porque había leído ya un libro escrito (supuestamente) por un adolescente asperger. "El curioso incidente del perro a medianoche" se llama. Me lo recomendó un amigo, y desde que lo empecé a leer, hasta que me lo terminé, se convirtió en uno de los tres mejores libros que he leído en lo que va mi vida. Así de genial me pareció. Cuando entré al blog de Alejandro, creo que esperaba encontrarme con algo parecido. Pero no.

Quizá en mi falta de sensibilidad no supe encontrarle el verdadero valor, no lo sé. Si alguien ha leído el blog y le pareció excelente, me encantaría que me pudieran recomendar una o algunas entradas que más le hayan impactado. Plis :)

5. Ganó Bruno Acme, en Entretenimiento. Un amigo unos días atrás me había pasado el link, vi sólo dos videos. Adivinaste. No me gustó. El tipo me cae bien, claro está, pero su página no es el tipo de humor que me haga reír. Qué me hace reír? El humor sarcástico de Bellarte, el estilo tranquilo y puntual de Ludobit, los comentarios ocurrentes de Lucho y Marcelo, la ternura de Marité, los chistes espontáneos y naturales de Mijaíl , Maxwell renegando, Víctor troleando mis posts XD, Edch y su uso particular de adjetivos, la cara de Emil (no, mentira!), etc, etc, es decir, reír cuando menos te lo esperas! (También me gusta The Big Bang Theory y Friends, pero ése es otro tema)

6. Conclusión: No me gustó ninguno de los blogs ganadores, ni siquiera el de San Marcos, al que sólo he visitado una vez (pero el cual celebré como si me hubiera sacado la Tinka). Y de las otras categorías, bueno, no me llamaron la atención así que no me he aventurado a conocerlos por falta de interés. Me quedo mejor con la lista que tengo en mi blogroll. (faltan agregar)

7. Mijaíl, sentado a mi izquierda, se la pasó la ceremonia escribiendo un post desde su BlackBerry, el mismo post que mencioné arriba. También le enviaba mensajes a través de twiter a Maxwell, quien estaba sentado a mi derecha XD Al rato vino El Tropicólogo, casi a mitad de la ceremonia. Me preguntó por la cinta (el ticket-pulsera que sirve de entrada libre al AfterParty) y le di la mía, porque yo no iba a ir. En retrospectiva, me arrepiento de no haberle dado la otra también a Mijaíl (pues sí, me dieron dos!), haber sabido lo que le iba a ocurrir después....(Valentín, no te conozco, pero me caes mal! #OkNo)

8. Algo que me pareció curioso, es que todos los ganadores, o la mayoría de ellos, estaban siempre sentados en los lados extremos. Supongo que los organizadores tratan de disponerlos de esa manera por una cuestión de comodidad, para que se les haga más sencillo salir a la hora de recibir el premio. Si se fijan bien, LaLinares, Alejandro, el chico de la silla de ruedas(lo siento por llamarlo así, pero no me acuerdo el nombre) y varios estaban estratégicamente situados en los asientos de los extremos. Y supongo que si el ganador es una mujer, con mayor razón, pues para recoger el premio hay que ponerse de pie y empezar a pedir permiso para salir, y te expones a que te miren el poto. Es un curioso detalle a considerar para la próxima premiación.

Y fin. Me retiré a tres cuartos de la premiación. Nueve de la noche. Moría de ganas por quedarme más tiempo, pero sólo me habían dado permiso hasta las 10:15pm, y no podía arriesgarme a llegar tarde porque sino ya no me daban permiso para una siguiente vez, y no, no me sale a cuenta.

Me despedí del grupo, y ya cuando estaba en el bus, a una tres cuartos de hora de mi casa, me llama Mijaíl: "Paty, todavía estás por aquí?". Me llamaba para ofrecerse a acompañarme, pues me había visto irme sola. Qué caballerosidad de su parte! Sinceramente, el detalle me hizo sonreír por minutos y me dejó pensando en lo amable que es él.

Llegué al paradero de mi casa a las 10:05pm. Me fui a comprar hamburguesas cerca de allí. Llegué a la casa a las 10:17pm. Le di una hamburguesa a mi tía y le comenté lo genial que la pasé en BlogDay. Le mandé un mensaje a Mijaíl diciéndole que había llegado bien. Luego me fui derechito a la laptop con mi hamburguesa y un vaso de coca cola (típica escena americana) y entré al Facebook toda foreveralone a ver qué comentaban acerca del AfterParty. Revisé el Twiter de Mijaíl buscando saber más novedades, y de hecho, me enteraría de algunos detalles al leer su post, que salió calientito.

Y ahí se terminó mi día. No quiero terminar esta entrada sin antes agradecer por la mención que le hizo Lucho a este blog. Thanks Luchito! También, por supuesto, a Marité. Y claro, mientras escribo esta entrada, veo que acaba de publicar Edch. Gracias también! Espero reunirnos un día del 2012. No sé cuándo, cómo ni con qué pretextos #Benedetti pero reunirnos! Los grandes ausentes para este BlogDay sin duda fueron (por orden alfabético): Bellarte (podremos hacerlo vía Skype?) Edch, Ludobit, Marcelo, Marité, Mimy, Oki, Rubén, Víctor...(péguenme si me olvido de alguno!)

Por último, quiero terminar compartiendo con ustedes la canción más pegajosa del invierno, escrito y cantado por el buen Mijaíl. (Espero me disculpe por publicar sin previa autorización!)

3108 Day Party-Mijaíl


Fuente: 3108 DayParty.

#Actualización 01:05am : Okey, he visto un par de videos de Bruno. No está tan mal, y hasta me ha hecho sonreír un par de veces. #blog pan con mango: dices una cosa y luego otra.

Post Post: Terminé con 13 votos! Cada uno de esos votos tiene un nombre propio: Gracias Bellarte, Ludobit, Candy, Estrella, Jeannet, Richi....y a los otros 7 que botaron y no me enteré! Gracias, en verdad. Para el próximo año voy con más fuerza! :D

martes, 28 de agosto de 2012

Al fondo de la escena, suena una canción

*El siguiente relato es un experimento, mi objetivo es escribir un texto con cierta carga de erotismo, vamos a ver qué sale.

Me tomas de los brazos y me empujas contra la pared (escena típica, pero necesito algo con qué empezar), me besas mientras desabrochas el primer botón de mi blusa (también típico, pero estoy calentando…) te empujo a la cama con violencia, me abalanzo sobre ti, y, arrodillada sobre la cama, contigo entre mis piernas, me dirijo hacia tu boca para darte un beso que apenas toca tus labios. Rozo tu nariz con mi boca y poco a poco avanzo hacia tu frente con besos en clave morse. Resuelvo de un tirón la correa de tu pantalón y desabotono con avidez la camisa que te cubre. Beso tu ombligo y me dirijo en línea recta hasta tu boca, y a cada centímetro, voy sintiendo las marcaciones de mi corazón. Me abrazas y giras, y ahora estás sobre mí, dispuesto a hacer lo tuyo, y yo, dispuesta a hacerme tuya.

Desabrochas con cuidado cada botón de mi blusa hasta deshacerte de ella, y yo colaboro contigo despojándome del brasier. Ambos con el torso desnudo, nos besamos con ternura, mientras al fondo de la escena, suena una canción. No, no hay radios ni equipos de sonido. Es la canción que suena en mi cabeza mientras hacemos el amor.

Acaricias mis senos, me provocas cosquillas. Besas con ternura mi pezón. El olor a esencia de papaya de mi piel, se mezcla con tu aroma a té verde. La mezcla me excita hasta la locura. Me regalas otro beso con tu aliento de menta. Las sábanas me envidian.

Aroma papaya!


Maxwell, la colonia de té verde sí existe!


Un giro y estoy nuevamente sobre ti. Me acaricias el rostro. Te miro a los ojos. Me miras. Te sonrío. Una pregunta sale de mi boca:

-Me amas?
-No
-Yo tampoco

Río de mi mentira.

Te levantas. Te posicionas detrás de mí. Me besas el cuello. Aprietas con delicadeza mis senos. Entrelazas tus manos a las mías. Me besas al oído. Acaricias mi cintura. Me erizas la piel.

Desnudos sobre la cama. Abrazados y con las piernas entrelazadas. Tu sexo contra el mío. A punto de hacernos uno...

Espera. No sería interesante escribir dos finales alternativos, como las películas?

Final Uno

Desnudos sobre la cama, a punto de hacernos uno. Nuestras prendas regadas por el suelo. La ventanas empapadas por la lluvia. Nuestros cuerpos empapados de sudor. Cien orgasmos en una noche. Quinientas calorías menos. Las velas se apagan, y tú y yo continuamos a oscuras, hasta el amanecer....Wait a second. En qué momento prendieron las velas?

Final Dos 

Desnudos sobre la cama. A punto de hacernos uno. El momento de la verdad ha llegado.

-Vida, es mi primera vez, hazlo despacio, sí?
-Qué??!!

Te levantas de un salto de la cama, coges tus cosas, y te vas. Llueve. Una a una soplo las velas.

Si tú eres mi hombre-La India

jueves, 16 de agosto de 2012

La verdad de una mentira

Hace unas semanas desapareció misteriosamente de mi cajita, una cajita que tengo en mi cuarto en el cual deposito mis monedas de 0.50 y 1 sol, una parte del sencillo que uso para mis pasajes. Me sentí extrañada y sorprendida, porque nunca me había ocurrido algo así en mi propia casa, entre mis propios parientes, así que decidí investigar por mi cuenta y deducir los posibles ‘sospechosos’. Mi tía no puede ser, mi prima tampoco, mi obá menos, mi tío no creo…y entonces me acordé de mis sobrinitas, que siempre vienen de visita y que cada vez que vienen se vacean mi mochila y mi cartera curioseando cosas. De las dos, me quedé con lo que sería “la principal y única sospechosa” (si no es ella, es un duende, me dije), a quien por una obvia razón llamaré simplemente  “P”.



No quería hacerles pasar roche ante sus papás (mis primos) y mucho menos ante la familia, así que esperé el momento en que nos encontráramos las tres solas en el cuarto y les pregunté, una a una, quién había cogido dinero de mi caja. Las dos dijeron no, y claro, a una sí le creí, pero no a mi “pequeña sospechosa”. Insistí con mi pregunta, una vez más, y nuevamente las dos dijeron que no. Hasta yo ya estaba considerando la existencia de duendes, pero decidí cambiar de estrategia, y me puse a pensar en qué era lo que a mí me habría motivado, a esa edad, sustituir una mentira por una simple verdad, como decir “sí, yo agarré, es que quería comprarme unos pingles”. Y entonces me acordé de mi primera mentira ( o la primera mentira que yo recuerdo).

Tenía 7 años, yo estaba en segundo grado y le había cogido mucho, muchísimo cariño a mi profesora de primaria. Ella era una mujer que inspiraba un aura de paciencia y comprensión, el tipo de persona que jamás te juzgaría ni te regañaría por más ser despreciable que seas. Mi profesora me hacía recordar mucho a mi madre, y ya que no vivía con mi madre tampoco, ella me proyectaba esa imagen maternal que tanto me faltaba, y que al parecer, ansiaba tanto también. Un día ella me dio su número de teléfono, y al no encontrar papel a la mano dónde anotarlo, usé la hoja final de mi cuaderno de caligrafía y al llegar a casa arranqué la hoja y la guardé debajo de mi almohada. Tenía el número de mi maestra! Ese número significaba mucho para mí, porque esa hoja tenía su número, y además lo había escrito con sus propias manos, que eran también como las manos de mi madre, así que tener esa hoja debajo de mi almohada era como tener un pedacito de mi mamá conmigo, acompañándome a dormir. 

Lo que no reparé era que M, mi tutora y quien apoyaba a mi tía en la casa, revisando mis cuadernos (que siempre revisaba para verificar si había cumplido con las tareas) vería una hoja queriendo salirse al principio de mi cuaderno. Frontal como es ella, fue directo a mí y me preguntó: Paty, tú has arrancado una hoja de tu cuaderno?. Yo, reuniendo todo el cinismo que podría ser capaz de reunir, le dije que no. Desde esa edad ya tenía la (mala?) costumbre de guardar sólo para mí las cosas que interiormente valoraba más. Nada me costaba decirle que lo había hecho para anotar para el número de mi profesora, pero preferí obviar toda la explicación, a lo mejor me seguía preguntando, y yo, que eso sí, digo una mentira pero meto la pata después, le hubiera dado la historia completa, y tal vez se ponía celosa. Y yo no quería. Una vez más, M, que desde que la conocí supe que tenía una forma de ser incorruptible, que odiaba la mentira y la injusticia, me insistió una vez más, pero esta vez ya no de forma muy amigable que digamos. Yo, que no quería dar mi brazo a torcer (porque terca sí que era) volví a decir que no, toda una falsa actriz yo. Y M por tercera vez, ya con el ceño fruncido y alzando un poco más la voz, volvió a formularme la misma pregunta. Ya había mentido dos veces, me dije, sería mucho roche decir la verdad a estas alturas del camino. Y peor, con el ánimo alterado en que la había puesto. No, yo no me rindo.

Y ese día juré y rejuré en que yo no había arrancado ninguna hoja. Por cierto, tenía 7 años y entonces no sabía que si a un cuaderno le arrancabas una hoja, inmediatamente dejabas suelta otra hoja hacia la otra mitad del cuaderno XD M nunca me creyó por supuesto, y desde entonces creo que me gané la fama de mentirosa. Nunca, tampoco, llegó a enterarse de la historia. Quizá algún día se la cuente, cuando llegue el momento. 

Pero retrocediendo a la escena en que yo le preguntaba a mis sobrinitas (que tienen 7 y 9 años) me di cuenta en ese momento en que generalmente una se calla cosas o dice una mentira no porque no quiera decir la verdad, sino porque simplemente no encuentra la comodidad, la confianza, y la(s) persona(s) adecuadas para decirlas. En un espacio donde abunda el prejuicio, la burla, la crítica, la intolerancia, la incomprensión, es realmente de valientes decir la verdad, siempre.

Olvídense del programa y de Beto Ortiz, sólo céntrense en la frase!

Así que me dirigí  especialmente a la menor de mis sobrinas, mi "sospechocita", y le expliqué con sinceridad de que creía que había sido ella la que había sustraído dinero de mi caja (obvio, no le dije "sustraído" XD) y le dije que no me iba a molestar por ello, sólo que cuando necesite algo, podría decírmelo y no habría problema. Fue entonces cuando se sinceró conmigo y me dijo:

-Sí, yo saqué Paty, pero la próxima semana te traigo 10 soles, ya?

Me lo dijo con esa ternura tan suya que me conmovió, así que le expliqué que no me preocupaba el dinero, pero lo que sí,cuando quisiera algo la próxima vez, me lo pidiera a a mí o a S (su mamá). "Las cosas ajenas no se tocan a menos que tengas permiso". Y al parecer lo entendió, porque ahí mismo me dijo que si le podía dar 2 soles para comprar un "tic tac" XD


No me devolvió el dinero, pero tampoco se ha vuelto a desaparecer sencillo de mi cajita :)

Post Post: El banner, verdad que está bonito? Muchas gracias, Mijail :) No he aprendido aún hacer diseños, pero por ahora puedo al menos dedicarte esta canción:

jueves, 9 de agosto de 2012

La música y yo

Tenía 6 años cuando las canciones de Salserín sonaban por todas las radios de Lima. Era un grupito de 4 chicos preadolescentes con un par de niños más de yapa, recuerdo que por entonces a mí me gustaba el chiquito que cantaba "Bebé salsero", según yo me iba a casar con él. Tanto me gustaban las canciones (por la melodía más que todo, porque una a esa edad no repara en la letra) que buscaba entre las camisas de mi papá una que se pareciera a la de ellos, y me la ponía y empezaba a cantar y a bailar al ritmo de “Sol a Sol”. Ellos formaron el primer grupo musical que me gustaría tanto como para memorizarme todas las letras de sus canciones.  Era el año 1996. 

Cuando me mudé a vivir con mi tía, descubrí que a ella no le gustaba la bulla y mucho menos la música que yo escuchaba, así que chau Salserín y tuve que conformarme con oír boleros (la única 'bulla' que sí toleraba) y el “nos preocupa, nos preocupaba” de un comentarista radial ya fallecido, Ramírez Lazo. Salvo por lo que escuchaba en la calle y por las novedades con que me salían mis amigos, mi vida permaneció en el más completo silencio musical hasta que, en el 2003, me regalaron mi primera radio portátil. Comencé a sintonizar “Radio A, la radio del amor”, “Radio Corazón” y “Ritmo Romántica”. Conocí a Laura Pausini, Alejandro Sanz, Ricardo Montaner, entre otros. Recuerdo que por esa época la fascinación que sentía al oír una canción era mágica, indescriptible, ideal. No sé en qué momento eso se fue perdiendo. Ahora disfruto de la música, pero en esos tiempos la vivía, me transportaba.

Desde que era una púber, como verán, me he inclinado mucho por la música romántica, por la música tranquilona en general. Como he sido siempre de temperamento tranquilo, y mi forma de pensar es recontra introspectiva, me he ido apegando a ese tipo de música porque sentía que así sonaba mi interior (jaja sonó muy ‘zen’, no?). A los 13 yo era ya una fiel oyente de baladas (principalmente en español, y también en inglés), de música clásica, instrumental y un poquito de la celta. Pero fue mi hermano quien me sacó de mi autismo musical. Durante dos, tres o cuatro años me resistí a escuchar otra música que no fuera mi música “tranquila”, pero poco a poco y gracias a él, que tenía gustos musicales “más mundanos” (já) me fui abriendo más y dejé de escuchar a Dvorák, Tchaikovsky y Chopin para pasar a escuchar a Soda Stereo, Panda, Los Prisioneros, Avril Lavigne, Coldplay, etc; en resumen, comencé a escuchar pop, rock y otros estilos musicales. Hasta que algunos me llegaron a gustar. 


Sin embargo, como no puedo ni pude abandonar mi esencia, de todos modos seguí escuchando mis baladas, y la música instrumental que tanto adoro, sólo que ahora ya no soy la tipa cerrada que era cuando adolescente. En general, mis emisoras más frecuentes, las que tengo guardadas en cada tecla de mi celular como “emisoras favoritas”, son las que siguen en orden de preferencia: Ritmo Romántica (93.1), Radio Mágica (88.3), Planeta (107.7), Oasis (100.1), Oxígeno (102.1), Studio92 (92.5), Doble Nueve (99.1), Radiomar Plus (106.3), Panamericana (101.1), Stereo Joya (93.7).

Y eso sí, sin música no puedo vivir. Soy, como dice Marcelo, una melómana por excelencia. Si me ves por ahí, sola, apuesta sobre seguro que me sorprenderás con unos audífonos puestos. Cuando voy a una zona donde la señal de radio de mi celular no alcanza, llevo mi mp4 de repuesto por si las moscas. Hasta cuando me voy al baño me voy con la radio del celular encendida!. Simplemente no puedo dejarlo. La música es mi compañía. Y es mi consuelo también. Recuerdo que cuando mi tía me gritaba o me resondraba delante de la gente, yo trataba de poner una canción alegre en mi cabeza para que no me afecte, aunque a veces eso no me resultaba e igual me ponía a llorar :( Pero la música, en general, es mi cómplice, mi compañera, mi segunda amante.

Y  para ti, qué es la música? 
Qué tipo de música te gusta?


Mi patria-Smetana

viernes, 3 de agosto de 2012

160 antes de ti

El post de hoy iba a tratar en realidad de otra cosa (déja vú?) pero ayer que entré a una cabina de internet por media hora nada más (porque en estos momentos no estoy en mi casa habitual), vi que Edch posteó en su página de Facebook acerca de un blog, que tiene por nombre el título de esta entrada. Me llamó la atención la forma en que Edch la presentó, así que entré a ese blog, y nada más hacer clic ya me sentí atrapada por la música de fondo. Estaba pensando en dónde la había oído, porque me sonaba demasiado familiar, pero fue cuando la chica de la cabina me dijo “te quedan 2 minutos”, me di cuenta que esa musiquita provenía de un drama japonés, Ichi rittoru no namida” ( una novela conmovedora que vi cuando yo tenía 20 años y estaba con toda la fiebre de las novelas coreanas-japonesas)


Pero estaba hablando de “160 antes de ti”. Bien, después de ver el gadget de presentación que encabeza el blog en la que relata la historia de la cajita y “los 160 días que le restan para abrirla”, supe que era uno de esos espacios que a mí me gusta leer y por las que me dejo atrapar. Como me ocurrió con 50y20.

Empecé a guardar apurada unas cuantas entradas en mi usb para leerlas después tranquila en mi casa. Y ahora que ya he leído las pocas entradas que pude guardar, y ahora que estoy escribiendo esta entrada (que publicaré mañana viernes) en una hoja Word, me doy cuenta que “160 antes de ti” es el tipo de página que, en mi apreciación, te toca el corazón, te inspira, te hace sacar lo mejor de ti. Aunque esto que digo lo hago pensado especialmente en esta entrada en particular (felicidad cocorocos).

Pude traerme 5 entradas a casa, y de ellas, aparte de la mencionada, recomiendo con especial énfasis Buena nota y Quien no te conoce. Me han gustado tanto que he leído hasta dos veces las partes más significativas (y viniendo de mí dice mucho, que no suelo leer cosas más de una vez). Tienen que leerlo!

Post post: Este año voy a participar por primera vez en el concurso “20 blogs peruanos”. No tenía intenciones de hacerlo, pero Maxwell con su mágico poder de convencimiento me animó (jeje mentira Maxwell!). Una de las razones por la que decidí participar es porque quería asistir al Blogday, y pensé que sería fuera de onda contestar, a quien me lo pregunte, “no, no participé en el concurso, sólo estoy de mirona”. Aunque pensándolo bien sería aún más rochoso decir “sí, quedé en el puesto 1097, con 7 votos”. Anyway. Las otras razones, claro, tienen que ver con la pequeña esperanza de quedar entre los 3, la emoción propia de estar en una competencia, y otra razón pero ya más relajada: “no pierdo nada”.

En el formulario de inscripción preguntaron “Y por qué crees tú que merece ganar?” , sólo atiné a poner dos cosas: “Porque es auténtico, y valiente”. A los seguidores anónimos y no anónimos de este blog, a los que comentan y a los que no, les dejo este link: http://20blogs.pe/votar/?id=606. Sólo es cuestión de que escriban su email, acepten y esperen el correo de confirmación (revisen correo no deseado, por si acaso). Les estaré agradecida!

[Nota: Para la elección del ganador de cada categoría no se tomará en cuenta el número de votos, sino la elección de un jurado, es decir, puedo tener un voto (el mío) y aun así ganar, pero bueno, quiero tener una participación decente, o sea, llegar al menos a los 10 votos XD) Entonces, para qué sirven los votos? Bueno, los votos cobran importancia sólo a la hora de elegir al “blog más popular”, el cual es para un solo ganador]


 Vota por mí, peeee 

jueves, 26 de julio de 2012

Hablemos de sexo

*Mayores de 18

Marcelo escribió una entrada que hizo preguntarme de pronto si los hombres son tan abiertos para hablar de sexo como lo son entre ellos. Lo que no había reparado era que Marcelo y Edch me iban a rebotar la pregunta a mí jeje. Bueno, esta entrada va más o menos en son de responderles, así que para ser un poco más interactivo esto, voy a hacerme algunas preguntas y yo solita voy a tratar de responderme.

¿Qué tan abiertas son las mujeres para hablar de sexo?

Dependiendo. Me gusta siempre enfocarme en mi entorno y en base a ello dar opiniones, porque justamente ésa es mi realidad. En mi círculo de amigas, cuando nos reunimos entre mujeres, nunca hemos hablado de sexo. Es como si fuera un tema sin importancia. Con una buena amiga en cambio, sí hemos tocado el tema, pero como un apéndice de un tema principal. Igual, la mayoría de mis amigas son un poco...reservadas, y las encuentro un poco reacias para hablar del tema, más aún, delante de los hombres, así que no sé, tendría que hacer una prueba para constatarlo. Por mi parte, como soy bastante abierta (para hablar) no tengo ningún problema a la hora de tocar éste en particular. Una buena muestra de esto podría ser este post anterior.

Sobre el resto de mujeres (fuera de mi círculo) creo que podrían abrirse lo suficiente como para exponer sus puntos de vistas, en tanto los hombres hicieran lo mismo. No sé, ésa es mi sospecha.

Por otro lado, los hombres. Tengo un grupo de compañeros en particular que me han hablado de las cosas que suelen hacer cuando son atacados por ese instinto animal-sexual. Me hablan de “lavarse la cara”, “prender la tele”, me dicen que se distraen y las ganas se le van. No mencionan la masturbación por ejemplo, y creo que no lo hacen todavía, son mis amigos y les creo (y no creo que me esté chupando el dedo). Por otro lado, mi mejor amigo y yo hemos hablado ligeramente de la pornografía, y somos incluso bastante específicos a la hora de abordarlo, pero bueno, con él no hay temas prohibidos así que la cuestión es bastante abierta. Tal vez deba dar crédito al comentario de Edch de que sí, los hombres son más abiertos que nosotras, pero hay una cuestión que creo siempre persistirá: pero qué tan transparentes serán? No imagino por ejemplo a ninguno de mis compañeros doblando el cuello para ver a una chica mientras la mira con los ojos de lobo hambriento. Pienso que no lo haría por dos cosas: porque sería maleducado hacerlo ante nosotras, y por un afán de no quedar mal. Los hombres podrán hablar todo lo que quieran, pero siempre se cuidarán de no quedar como animales en celo. Esto me lleva sin querer a la siguiente pregunta.

¿Para quién es más importante el sexo?

Esto lo respondo casi con convicción: Para los hombres! Quizá esto repose en un argumento fisiológico: La mujer cada mes “desfoga” hormonas mediante la menstruación, pero el hombre no tiene cómo, así que ante esta “problemática”, tiene que recurrir a tres cosas: hacer deporte , tener sexo, o masturbarse. En todo caso, a acostumbrarse a una cara llena de granitos. Esto podría explicar quizá por qué los caballeros la tienen más difícil que nosotras. Aunque igual, la cuestión no deja de ser relativa. Por ejemplo, algunas parejas han terminado una relación porque “en la cama, no pasa nada”, mientras que para muchas otras parejas, esto sería una situación inconcebible…dejar a la persona que aman por el simple hecho de que no les satisface sexualmente? Ni hablar. Se trata pues, de las distintas valoraciones que las personas le dan al sexo. Para algunos está por encima de los sentimientos, para otros, por debajo de ellos.

Creo también, por otro lado, que a los hombres el aspecto físico o el atractivo sexual es una condición importante a la hora de evaluar o buscar una pareja. Al parecer, para muchas mujeres esto como que les es más indiferente. O al menos en mi caso lo es. Algunos piensan por ejemplo que porque siento cierta fascinación por los pectorales masculinos mi chico ideal tiene que cumplir con ese requisito. Nada qué ver. Un chico de ejercitados pectorales estuvo interesado en mí durante buen tiempo y yo ni caso. Esto es una buena prueba de que la parte sexual (al menos en mi cerebro) puede disociarse tranquilamente de la afectiva. No sé cuán complicado lo es para los caballeros, pero tal vez por lo que no es tan común en ellos, resulta más admirable y elogiable el hecho de que existan hombres que aun con esposas parapléjicas o padeciendo algún tipo de enfermedad que les impida satisfacer a sus esposos sexualmente, ellos sigan siendo leales a ellas.

Y a las mujeres, cómo les gusta? (risas)

Bueno, eso depende de una cuestión bien simple, creo yo: Cuán sexual o emocional sea la chica. Si es altamente sexual, es claro (aunque no tan claro porque esta opinión la estoy dando medio a ciegas) que su nivel de satisfacción la basará en el alcance que tiene el pene, en cuán ilustrado seas en las lecciones del Kamasutra, cuántos orgamos en promedio por encuentro sexual logras. Si, en cambio, la chica es bastante emocional, no importará que seas un analfabeto sexual o un experto en las artes amatorias. Bastará tan sólo en la intensidad y la calidad de las emociones que le imprimas al encuentro. Cuanto más romántico, sensible y atento te muestres, más feliz harás a tu amada. Creo que esto se valida también con los varones. Tengo el presentimiento de que dos personas que se aman y que son en esencia emocionales, se entenderán bien en la cama y fuera de ella. Lo mismo aplica para los del tipo sexual. Sea como sea, estas cosas se conversan.

La virginidad, una cosa medieval

Antes, mucho antes, había una notable diferencia en el cómo la sociedad veía la virginidad. Que un hombre no haya 'tirado' a los 18 se veía como algo que dejaba mucho qué desear. Un macho que se respetaba era  pues aquél que tenía un amplio historial, un largo recorrido sexual. Estar en "cero kilómetros" era un síntoma de "algo raro pasa ahí". Para los hombres era así, incluso habían presiones en el grupo, y según me han contado, varios muchachos salieron traumados de su debut porque lo hicieron obligados por su entorno, y el resultado fue devastador. El trauma les quedó de por vida. La perspectiva cambiaba cuando se trataba de la mujer. Para las chicas, en cambio, la virginidad era algo que tenían que conservar hasta el matrimonio, según la sociedad, eso las hacía más mujer. Esto me hace recordar de pronto a este chiste machista que, me parece, fue compartido por Edch en su muro del Facebook: 

-Maestro: no entiendo por qué si un hombre tiene sexo con varias mujeres, tiene fama de campeón. Pero si una mujer tiene sexo con varios hombres, inmediatamente tiene fama de puta. ¿No es injusto eso? 
El Maestro le responde:
- Haz un esfuerzo y piensa: una llave que abre varias cerraduras, es una llave "maestra", digna de aprecio. Pero si una cerradura puede ser abierta con varias llaves diferentes..... es una mala cerradura.

Cuando leí eso me causó cierta gracia (por la originalidad del chiste) pero me puse a pensar un poco y me di cuenta que hoy ese chiste ha perdido cierta vigencia, porque por ejemplo, que alguien llegue virgen a los 27, es tan igual de "condenable" y sorprendente tanto para un hombre como para una mujer (sino, miren cómo se burlan de la pobre April Kepner en la serie Grey's Anatomy).


Y ya que estamos hablando de virginidad, cabe preguntarse qué se entiende por virginidad. Se trata simple y llanamente del rompimiento del himen y nada más, sea como sea éste se haya producido? Algunos hablan por ejemplo también de "no hubo penetración, sólo rozamiento". Desde mi perspectiva, quizá un poco conservadora y algo extremista, la virginidad se pierde sólo y exclusivamente desde el momento en que estás con alguien, con todas  las intenciones de llegar al coito, tenga o no éxito. Pero bueno, es sólo un punto de vista.

En fin.

Sólo por decir algo más respecto a la primera pregunta, cualquier persona (bueno, también dependiendo de cuán abierta sea) estará dispuesta a conversar de cualquier tema en tanto encuentre un ambiente adecuado para hacerlo.Yo por ejemplo no podría hablar tan abiertamente de este tema con mi tía, porque sé que es conservadora y hay cosas que harían que me mire como bicho raro o salga despavorida, pero conversarlo con unos buenos amigos, que escuchan con bastante tolerancia y sin juzgar, sí, y por qué no, ponerlo también en el blog.

*Según mi profesor, la frase "relaciones sexuales" está muy mal usada  porque, nos decía, conversar con el sexo opuesto, bailar, darle un besito de saludo, y todas esas cosas, en su conjunto, son relaciones sexuales. Lo otro se llama "relación coital". Bueno, el término ya está tan prostituido que en el post decidí usar los términos convencionales.

Sexo-Los Prisioneros

jueves, 19 de julio de 2012

El camino a casa

*El siguiente relato es un experimento.

Salgo de la universidad. Son las 4:30 de la tarde. Veo mi carro. Voy corriendo tras él. "Buenas tardes", les saludo a la cobradora y al chofer y yo misma me sorprendo. Nunca he saludado al subir a un bus. Claro que suelo dar las gracias cuando me bajo, pero saludar? Nunca lo había pensado. Quizá deba hacerlo siempre, no es sólo por cortesía, sino porque somos humanos y hay que tratarnos bien, y un saludo alegra el día y porque no tiene nada de malo saludar, por más que en estas circunstancias, un gesto así es raro. No pienso mucho en esto, y veo un asiento libre, allí a lado de un hombre corpulento, moreno, alto. Parece modelo. Me acomodo como puedo a lado de él. Veo a una chica de pie en el bus saludando con la mano a un tipo que debe ser su enamorado y está de pie, en el paradero. Se quedan mirándose los dos, gesticulando palabras sin sonidos que al parecer sólo ellos dos entienden. De pronto, veo al chico del paradero haciendo piruetas que provocan la sonrisa de su amada. Y mientras nuestro bus avanza, el chico le lanza adioses y corre en cámara lenta, como en las películas románticas, o en las novelas. "Este tío es un loco, y está enamorado", pienso. Si está loco, me cae bien, y si está enamorado, también me cae bien. Estoy de humor, no hay nada qué hacer. Encuentro encanto en los más "aburridos" detalles. Tendrán algo que ver el café y el bizcocho de maracuyá (que sabía a cualquier cosa menos a maracuyá) que me comí? Puede ser, la comida suele levantarle a una el humor.

Hay un desvío por la Universidad La Católica. Están restaurando las pistas. Me pregunto, será eso presupuesto de esa casa de estudios o obra de la municipalidad? Si es de la municipalidad, pienso, qué rayos les cuesta poner un semáforo en el paradero que está frente a la San Marcos, el de la Av. Venezuela? Varias veces casi me mato ahí. Hay plata para restaurar pistas (que con lo mucho que he pasado por ahí, no lucían tan mal como para una restauración) y no hay dinero para un semaforito?

El carro dobla. Leo una serie de paneles publicitarios: "Mejores tomates, mejores momentos". Es una propaganda de una salsa de tomates. Una madre y una hija sostienen cada una con la boca los extremos de un fideo. "Un wafer bañado de felicidad" reza el siguiente anuncio. Es de Sublime. He comido ese wafer, y es bueno, la que es malísima es la propaganda que sale en la tele. Malísima. Veo el siguiente anuncio. Y el siguiente. Y me doy cuenta que en todos, absolutamente todos, siempre apelan a la emoción. Las frases siempre hacen referencia a términos comunes: el amor, la amistad, la felicidad, la confianza. Los publicistas saben.

Veo las casas, las personas, las calles. Trato de ver novedades, cosas de las que no me había percatado antes. Trato de verlos con los ojos de un bebé. De qué cosas se sorprendería (y maravillaría) un bebé?... El chico simpático del paradero desvía mi atención. Qué es lo que tiene ese chico que ha llamado mi atención? No es un churro, churro, pero tiene "algo", eso no lo voy a dudar. No ha combinado bien la ropa, por cierto, porque esas zapatillas rojas no van con el pantalón. No, no es que yo me fije en eso, es mi cabeza que está concentrándose en detalles que normalmente no me fijaría. Y normalmente no me fijo en cómo se viste la gente, así que ésta podría ser la primera vez. El resto de la vestimenta combina bien, porque la mochila es marrón, la casaca es beige y la camisa crema. Ese chico es lindo, tienes que admitirlo Paty. Y daría igual si hubiera salido en pijama. La naturaleza debería fabricar más chicos guapitos como él.

Sigo mirando a la gente. El mundo es entretenido, y un viaje en bus lo es aún más. Hay quienes se entretienen tan sólo mirando la gente e imaginando sus vidas, cómo son. Me doy cuenta de que es posible de que una se aburre cuando ha gastado ya su capacidad de asombro. Nadie ni nada tiene la culpa de que estés aburrido. Sólo eres tú.

No me había dado cuenta de que había un banderín colgado en la parte delantera de nuestro bus. Dice "Te amo Perú". ¿Qué significa amar al Perú? Y qué es el Perú? He visto a mucha gente decir lo mismo como si tal cosa. Botar una cáscara de mandarina por la ventana de un bus es amar al Perú? Quedarse con el vuelto que el bodeguero te dio de más por error es amar al Perú? Colarse (o colar) a gente en la fila de una tienda es amar al Perú? Pintar las carpetas de la biblioteca de tu universidad es amar al Perú? Que alguien me lo explique, por favor.


Doblamos a una esquina por donde pululan los conjuntos habitacionales. Los condominios son el boom del momento. Me pregunto, ya que el mundo se está superpoblando, qué pasará para el año 3000?. Cómo serán las casas del futuro? El tráfico ya no será por tierra sino por cielo? Ojalá pudiera verlo.

"Bajo en la esquina!"  digo. Doy un salto y miro el reloj. Son las 5pm. Es temprano aún, pienso, y sin darle más vueltas al asunto, decido ir al mar, a verlo nomás, qué más. Es una bendición vivir a 3 cuadras del mar y pueda ir a visitarlo cuando se me antoje. Aunque no creo que diría lo mismo en caso de un tsunami, pero bueno. Hace frío, sopla el viento con fuerza. Por algo estamos invierno, tonta. Ah verdad, invierno. El mar, este mar, siempre me ha inspirado paz. Incluso cuando tiene varias franjas de colores no muy limpios: Marrón hacia las orillas, un verdoso alga por en medio, degradándose sucesivamente en más claro, más oscuro, hasta terminar en un azul oscuro. No es un mar del Caribe, pero es nuestro mar de Magdalena, y le cogido cariño. Esos edificios... es Larcomar? No, no lo creo, se ve demasiado cerca. Extraño Larcomar. Un día también iré para allá.

Hay escrito un "TE AMO CLAUDIA" con piedritas blancas en la orilla del mar. Otro loco enamorado, pienso. Volteo hacia la derecha, un montón de chiquillos hacen piruetas con sus skaters en una pista que la municipalidad ha hecho exclusivamente para ellos. Me alegra que estén allí, porque me hace sentir más segura. Si me pasa algo, hay testigos.

5:30pm. Recorro las tres cuadras que me separan de casa. Mi tía me informa que hoy no habrá pizza, porque estamos a dieta. Comeremos ensalada de fruta. Pero esto ya no debe ir aquí, porque ya no va con el título. Así que mejor lo dejo así.

Post Post: Marcelo respondió correctamente el acertijo de la entrada anterior, pero no sé si felicitarlo. Les explico: Este acertijo lo conocí por una de mis tías, que me lo mencionó cuando yo emocionada le hablaba de este tema, del pensamiento lateral. Y me contó que sólo una persona con mentalidad psicópata responde correctamente este acertijo....cuando escuché eso, como que me dio un poquito de escalofríos. Fui a internet y averigüé más acerca de la historia de este acertijo, y todos afirman algo parecido. Por la web hay otras versiones del problema, por ahí te dan un dato extra de que la chica no le llegó a pedir el número de teléfono a este chico (como verán, yo no quise ponerle muchas pistas, para que se les haga aún más difícil acertar con la respuesta...pero veo que alguien logró pensar más allá...). Una vez que sepas la respuesta, es natural que se te ocurra decir: "Yo creo que si me hubieras dado más tiempo también se me hubiera ocurrido algo igual", pero el punto es si en verdad se te hubiera ocurrido algo así. Prueben hacerlo con sus amigos, si no aciertan, quédense tranquilos, pero si les responden correctamente...corran! (XD)

Ah Marcelo, me queda una duda. Se te ocurrió la respuesta a ti solito o fuiste a internet? Igual, si se te ocurrió, tranquilo, no pasa nada, el que pienses como psicópata no quiere decir que lo seas, verdad? (VERDAD?!). Jaja, es una broma. 

Saludos a todos! (Con su permiso, me voy a borrar a Marcelo de mi lista de contactos )

Fast Car-Tracy Chapman

lunes, 16 de julio de 2012

El mundo es un rebaño de ovejas?


Le pregunté a mi hermano por qué hay tanta gente a la que le gusta Los Simpsons. Le pregunté, qué le ves tú?  y me respondió, muy escueto y fiel a su estilo:

-South Park (francamente ya estoy acostumbrada a sus comentarios y contestaciones fuera de lugar, donde dice sólo la última parte de lo que piensa)
-Ah, pero en South Park edifican tonterías y eso da risa, incluso los dibujos de por sí son graciosos. A Los Simpsons en cambio no le encuentro nada atractivo. Homero es un tonto, hasta me da cólera. 
-Tienes que ver El experimento de conformidad grupal.
-Qué es eso?

Me mandó a que viera el video en youtube, pero como insistí en que me lo contara, me relató esto:

"Someten a un chico a un experimento en la que le dan a comparar longitudes de una línea. Le muestra una línea primero, y después le ponen unas tres líneas para que elija cuál de ellas tiene que ver con la primera que se le mostró. Esa misma pregunta se la hacen a un grupo de actores, que obviamente se han puesto de acuerdo para dar la respuesta equivocada. Al inicio todos los actores dicen "3", mientras el chico dice "1". Obviamente la respuesta correcta es la 1, pero le dicen al chico que la respuesta correcta era la 3. Para la segunda prueba todos los actores siguen con el plan, y dicen "2", y entonces el chico comienza a dudar, y también dice 2....". Para los que lo quieren ver, aquí está: 

Experimento de Conformidad Grupal


(como verán, mi hermano me lo contó de otra manera)

Y bueno, al final terminamos hablando de cualquier cosa menos de Los Simpsons. Igual, me dio qué pensar muchas cosas. La primera de ellas es que es muy probable que nuestra pasión por el fútbol (y digo nuestra porque cuando juega la selección o cuando lo juego yo, es eso lo que siento, pasión) se deba a la misma idea del experimento pero aplicado a mayor escala. La prensa y la publicidad nos venden tantas emociones alrededor del fútbol, que a veces me he dicho que quizá no adoramos tanto al fútbol en sí, sino que adoramos la emoción que parece envolver a las masas, la misma de la que no queremos sentirnos ajenos. La prensa le confiere toda la atención al fútbol que ni siquiera se la presta a todos los deportes juntos, que yo a veces termino preguntándome si es acaso la prensa el reflejo de nosotros, o nosotros somos el reflejo de lo que nos vende la prensa. No sé quién influye sobre quién.

La segunda idea que me vino a la mente luego de ver del video (que quizá no tiene nada qué ver, pero igual la pondré aquí) y es que, soy yo o la gente de hoy en día no tiene personalidad? Porque al abrir mi Facebook por ejemplo, en la página de inicio no hago otra cosa que ver puros y más “compartir”, actualizaciones de estado que son copia y pegas de otros muros, frases ya dichas por otros. Está bien algunas cuantas veces, pero tooooodo el tiempo? Carajo, dónde quedaron las ideas, la creatividad, la personalidad propia? Francamente no sé quién o cuál es esa cosa que está induciendo esta alienación. Quizá sea Internet. 

Pero mejor cambiamos de tema. Antes de que ustedes se me vayan también al ejército de alienados (já, es una broma), les dejo una pregunta-acertijo: "Una mujer durante el funeral de su madre encuentra a un hombre que no conocía. Al verlo, se ve completamente atrapada en sus encantos, se enamora en ese mismo instante.  Un par de días después la mujer mata a su propia hermana. Por qué la mató?". Piénsenlo.

Hasta el jueves!

sábado, 7 de julio de 2012

Mis mejores amigos son

El post de hoy iba a tratar en realidad de otro tema, pero visto que es el primer sábado de julio, día del amigo, me sentí tentada a cambiar las cosas, así que intentaré hacer algo al respecto.

A lo largo de la vida una va adquiriendo amigos según diversos factores, entre ellos las circunstancias. Cuando eres chibola  considerarás como amigo a tu compañero de juego y travesuras. Digamos que tienes 5 años. A esta edad es probable que tu amigo (o a quien consideras como uno) sea el vecinito con el que todos los días juegas a las chapadas o escondidas. Creces, y tienes 13 años, edad de la pubertad y de las hormonas. Obviamente ya no son muñecas ni carritos los que compartes, ahora se vuelven emociones. Tu amigo puede ser ahora tu confidente, la persona con la que compartes secretos como el chico que te gusta, o aquélla con la que te puedas quejar sin reservas de lo irritable que se ha vuelto tu madre. Y sigues creciendo. Y ahora tienes 20. Probablemente estás en la universidad, y es también probable que tu mejor amigo sea tu compañero de estudios, total, con él compartes carpeta, y después de todo, pasan mucho tiempo juntos y tienen al menos intereses en común de los qué conversar. Conversar. Esto es importante, porque a partir de ahora, las amistades que forjes dependerán mucho de la conversación que haya entre ustedes. Cuánto más concentrada la conversación, más cimentada la amistad. Y tienes 30. Quizá ya te casaste, o estás en planes de hacerlo. Quizá ya tienes hijos, o están en proyecto. Muy posiblemente tu mejor pata, causa, yunta...(ayúdame Marcelo!) sea algún compañero de trabajo, quizá no. Pero ya no hablarán del chico que te gusta, ni se pondrán a jugar a las chapadas o escondidas, seguramente ahora compartirán algunos problemillas que tienen con los hijos, o discutirán de algunos problemas en particular. Pero es evidente que los temas han cambiado. Ves? Cambian por las circunstancias. En fin, te dejo el resto de la historia para ti. La mayoría de amigos (al menos eso creo yo) van de paso, verdaderamente pocos, son los que te acompañan desde el principio, y se quedan contigo hasta el momento de tu muerte.

Voy cambiar el tono ahora por uno más nostálgico. Presiono el botón Retroceder. Hoy me pondré a recordar.

Mi primer amigo fue Alejandro. Vivía a lado de mi casa. Un día una pelota suya cayó al techo de la nuestra y así empezó todo. Desde ese día, Alejandro, R (mi hermano menor) y yo nos volvimos inseparables. Yo tenía 4 años entonces. Él  tenía 8 y era obvio que era el más listillo de los tres. Pasábamos mucho más tiempo en su casa que en la nuestra, tanto que mi mamá me llevaba el quaker a su casa, y a las 10 de la noche solía irnos a recoger para que de una vez nos fuéramos a dormir. Era lindo estar en su casa. Todos los días jugábamos Monopolio, y no nos aburríamos para nada, porque Alejandro era un chico lleno de ocurrencias, y muy inteligente también. Otras veces pasábamos el rato jugando ajedrez, trompo, canicas, o a las escondidas. Juntos solíamos resolver crucigramas, jugar tutifrutis, chancar chapas para hacer chipitaps o hacer carrera de barquitos en alguna sequia cercana a la casa (aquella época donde el agua de sequia era aún algo limpia, siquiera). Fue Alejandro el que se dedicaba a poner chapas a todo el mundo. A mí me puso "Cara de poto" (por mi cara redonda, supongo). Había también otra mancha de chicos, o sea, Richard, los gemelos y Liz, con ellos solíamos jugar a chapadas, encantados, mata gente, lingo y fulbito. Fue una bonita época. Cuando mi hermano y yo nos mudamos (yo estaba a punto de cumplir 7) perdimos comunicación y todo tipo de conexión con él. Fue entonces cuando el segundo de mis hermanos se convirtió su mejor amigo, y lo siguen siendo hasta el día de hoy. Yo por mi parte me hice amiga de Alejandro por Facebook nomás, y nos hemos hablado alguna vez, por chat y en persona. La última vez que hablamos estaba terminando Gestión de no-sé-qué en la Católica. Eso fue hace tiempo.

Mi segunda mejor amiga fue Roxana. No me acuerdo cómo nos conocimos pero debe haber sido por la farmacia de mi tía. O la panadería. Resulta que cuando nos mudamos, nos fuimos a vivir con unas tías lejanas (no tenemos consanguinidad) y dos de ellas (que en esa época tenían algo más de 60 años, cada una) tenían una panadería y una farmacia, respectivamente, una a lado de la otra. Mi hermano y yo nos hicimos conocidos precisamente porque pasábamos tiempo detrás del mostrador. Nosotros vivíamos donde era la farmacia, pero para ir a la panadería no era más que abrir una puerta por detrás. Como a los dos no nos dejaban salir a la calle así nomás (del colegio a la casa, de la casa a la Iglesia, de la Iglesia a la casa) nuestra única manera de hacer amigos era por el colegio, y por los clientes. Y creo que fue así como Roxana entró a nuestras vidas. Porque era una cliente, no muy fiel que digamos, pero que venía de vez en cuando. Poco a poco empezó a venir más seguido, y no precisamente para comprar una pastilla o un curita, sino para conversar con nosotros un poco, y así nos hicimos amigos. De pronto, ya venía todos los días, y los tres nos la pasábamos jugando las mismas cosas que jugábamos con Alejandro: Monopolio, principalmente, chipytaps, encantados, tutifrutis, etc. Y precisamente, como Alejandro, era nuestra vecina. Pero a diferencia de Alejandro, era menor que yo aunque mayor que mi hermano, aún así era más perica que yo, porque solía mirarse en el espejo (uno grande que había en la farmacia), cada 10 minutos. Pasamos mucho tiempo en estos trotes, desde que yo tenía 10 años (creo) hasta los 12. Porque cuando yo tenía 11,  unos hombres "se vaciaron" toda la farmacia y sólo dejaron thimolinas, papeles higiénicos, y aguas de azahar (seguro para que mi tía controle los nervios de ver que en horas se habían robado 30 años de trabajo). Entraron una noche donde ni mi perrita ladró, forcejeando la llave de la puerta a través de la ventanita que yo un día anterior había dejado abierta. Yo tuve la culpa de ese robo. En aquél entonces me propuse que iba a reparar la pérdida que había causado (como verán, no lo consigo, y aún la veo verde). Después del asalto aquella madrugada, la farmacia se mantuvo en pie heroicamente por un año. Por aquél tiempo, 2002, las cadenas de boticas empezaban a emerger y además se habían abierto más farmacias de aquí a allá, y era difícil competir con ellas cuando la farmacia de mi tía tenía la décima parte (y hasta mucho menos) de lo que había sido antes. Mi tía echó mano a sus ahorros para revivir el negocio, pero no le alcanzó para mucho. Cada vez que un cliente venía a preguntar, "no hay" se le decía, así, hasta que se cansaron de la misma respuesta y venían cada vez menos. Hasta que casi ya no venía nadie (salvo amistades que nos visitaban, pero sólo para conversar) y la farmacia cerró oficialmente en el 2003. Y bueno, creo que me extendí mucho. El asunto fue que una vez se cerró la farmacia, al parecer también se cerró esta etapa de amistad con Roxana. Nosotros solíamos jugar encima del mostrador, así que como no había farmacia, no había mostrador, y tampoco había Roxana. Pasó un año y sólo nos saludábamos con un hola y chau, así, hasta que se hizo de otros amigos, y nosotros, pues nos quedamos como nosotros, R y yo. Tengo entendido que ella ahora estudia en Alas Peruanas, no tengo idea qué. Ya no la veo, porque yo también me mudé, esta vez, sola.

Mis siguientes amigos los hice en el cole. Principalmente mujeres, porque al menos en el turno mañana éramos más las mujeres en relación a los hombres. Incluso en primero y segundo de secundaria me tocó estudiar en un salón conformado en su totalidad por damas. Era algo aburrido, lo acepto, porque no había en quién fijarse y porque para mí era más divertido competir con un hombre, especialmente porque así una se podía alardear por dentro de que le había ganado a todos los hombres (jiji), pero en fin, aquí fue donde me hice bastante amiga de Diana, especialmente. Yo en general siempre fui algo rara , en el sentido de que mis intereses eran muy distintos al de la mayoría (o de todos) así que como no tenía con quién compartir mis inquietudes, me las guardaba por dentro (o esperaba a conversar conmigo misma en mi cuaderno-diario). En esencia era alguien solitaria (mi lema favorito era: "no estoy sola, estoy conmigo") y tampoco era que me importara quedarme sola. Toda forever alone yo. Pero siempre había alguien que se portaba muy simpática conmigo, así que yo correspondía siendo simpática también. Era lo menos que podía hacer en gratitud. Conversaba, bromeaba, reía. Aunque por dentro esto no me llenaba. De este modo me hice amiga de Carolina, Gloria e Hilda, la última sería la chica con la que empezaría a intercambiar poemas después.

En tercero de secundaria "insertaron" hombres del aula C a nuestro salón, así que ahora éramos unas 32 damas con 7 caballeros. Estos cambios no hicieron ninguna modificación en cuanto al concepto de amistad que yo tenía. Y todo continuó igual. En esta época me limité a guardarme para mí lo que consideraba importante y con lo poco que podía compartir de mí, sólo tenía para ofrecer dos cosas: ayuda académica, y escucha incondicional. La mayoría se "aprovechaba" de lo primero, evidentemente, y a mí no me causaba ninguna gracia por supuesto, pero igual los ayudaba a todos con una sonrisa en el rostro por más que yo lanzaba pucheros por dentro. De lo segundo, al contrario, sí me hacía sentir bien, porque algunas amigas-compañeras, aunque no eran muy cercanas a mí , me confiaban cosas muy personales, muy íntimas, lo que quería decir que para ellas yo era alguien confiable, y eso me hacía sentir mejor.

En secreto, toda la secundaria esperé ardientemente estar en la universidad. Estaba convencida que allí sí iba a encontrar personas con la que pudiera conversar de cualquier tema, sin temor a que me miraran mal. Eso no fue cierto del todo pero sí me sirvió de mucho: Entré a Matemática, la carrera con la que había soñado los últimos 3 años, y la que terminó siendo el punto en común por el que empezaría a hacer amistades, mucho más fuertes, mucho más duraderas. Conocí a Pablo, quien se convertiría en mi mejor amigo después, a Elena, a Jeny. Al principio nuestros temas de conversación eran cosas como rajar del profe de turno, ponernos de acuerdo en alguna exposición, consultar ejercicios que no nos habían salido. Después al por qué elegiste esta carrera, dónde vives, tienes hermanos? Poco a poco todos nos abrimos un poco más, los temas dejaron de ser académicos y empezamos a pisar terreno afectivo, y sin querer queriendo, yo, que había sido extremadamente reservada durante mi vida, comencé a develar pequeños secretos míos que durante toda mi pequeña vida siempre me había mostrado reacia a revelar. Cosas que me había guardado, por tanto, tanto tiempo, por fin habían salido de mí. Fue una sensación muy liberadora. Por eso adoré la universidad. Porque por primera vez en mi vida, había encontrado un lugar y personas (que no sea mi cuaderno-diario) donde sentía que podía ser yo misma! 

Pero no sólo en la universidad encontré amigos. También en el trabajo (aunque esto requiere ahora de más voluntad de las dos partes, porque a ellos ya no los veo) y en internet (voilá!). Me alegra haber dejado de ser aquella chiquita medio solitaria (por dentro) que era hace mucho tiempo. Me alegra tener buenos amigos en los que puedo confiar hoy. Ello no quiera decir (para nada) que no pueda confiar en mis amistades del cole (porque buenas amigas, también tuve) pero hay diferencias entre las amistades que hice en el cole, y las que tengo hoy en la universidad. Ello no quiere decir que una sea mejor que la otra, simplemente son distintas. Para una geminiana como yo, las conexiones intelectuales son el soporte de una relación. Pienso en que una amistad es aquella en la que pueden pasar años y luego de mucho tiempo, aún las puedes reactivar con facilidad, pero algo que es aún mejor, es que no necesites reactivarlas, porque siempre están en permanente actualización. 

En fin. He escrito bastante. Quise hacer un recuerdo de mis amigos (como un pequeño homenaje) y terminé siendo la tipa egocéntrica de siempre que habla más de sí! Sorry. Pero ahí está.

*Evidentemente, los nombres verdaderos fueron cambiados en la historia, para proteger la identidad de mis amigos.

Un saludo a todos mis amigos bloggers! (Marité, Bellarte, Marcelo, Ludobit, Lucho, Edch, Maxwell,  El Tropicólogo, Víctor Nishio, Víctor Falcón, Aldo, Oki, Mimy...)

Post Post: Una mención especial para Dr. Whooves que acertó con el acertijo del post anterior y tuvo el buen tino de decir la respuesta muy sutilmente para así no arruinarles la diversión a los que aún estaban buscando una respuesta. El próximo acertijo viene en la siguiente entrada.

Mis mejores amigos-Soundtrack de Pokemón

martes, 26 de junio de 2012

Efecto Mariposa

Circustancia 1.
Marco tiene 25 años y  lleva 7 dedicado al reparto motorizado de pizzas. Él sueña con hacerse rico. Alguien le ha dicho: "Tú vas a cumplir tu sueño, confío en ti.". 

Año 2040: Marco sigue repartiendo pizzas.

Circunstancia 2.
El mismo Marco del caso anterior que sueña hacerse rico. Alguien le ha dicho: "Tú repartes pizzas, y así te vas a morir. Nunca lo vas a lograr".

Año 2040: Marco hace mucho que dejó de repartir pizzas. Posee una fortuna millonaria.

***

Post Post: Hay un tema que me ha llamado mucho la atención, y lo descubrí en un libro de primero de secundaria. Se llama "Pensamiento Lateral". Trata de desarrollar habilidades de ingenio y creatividad, tratando de conducirte siempre a encontrar soluciones no habituales a ciertos problemas, por demás curiosos. Se enfoca a ejercitar también el otro hemisferio del cerebro, que no solemos usar. Esto también se logra con la "gimnasia mental" que a su vez consiste, por ejemplo, en peinarte con la mano con la que no estás acostumbrado (si eres diestro, te peinas con la izquierda), o tomar un camino distinto cuando te conduces a algún sitio, o mirar la hora a través de un reloj reflejado en un espejo. Cosas así. Pero bueno, a lo que voy es que a partir de ahora, algunas entradas las amenizaré con preguntas de este tipo (en vez de canciones como lo venía haciendo). Así que empiezo con ésta:

"Un hombre y su hijo tienen un accidente de auto. El padre muere instantáneamente y el hijo es llevado al hospital en graves condiciones. Una vez en el quirófano, quien debe operarle para salvarle la vida dice: "No puedo operar a este niño, es mi hijo!". Cómo es posible, si el padre murió en el accidente?"

Tomado del libro de Raz. Matemático de la Trilce.

Saludos! 

jueves, 21 de junio de 2012

Como el rayito de Harry Potter

[Esta entrada está inspirada en las geniales crónicas del buen Ludobit]

Desde pequeña (bueno, tampoco es que haya crecido mucho) he sido muy apegada a mi madre, al menos así fue desde que tengo uso de memoria, o sea, de los 4 años. De hecho, de todos mis hermanos, yo siempre he sido la más apegada a ella. La más mamera. Caminábamos siempre de arriba para abajo, y tanto era mi dependencia, que algunas madrugadas solía levantarme de la cama e irme a la suya sólo para constatar que seguía allí, para luego volverme a ir a dormir tranquila. Una mañana me desperté e hice lo de siempre, buscar a mi madre, me recorrí toda la casa y nunca la encontré. Entonces, uno de mis hermanos mayores, el más terrible y cuya actividad favorita era hacerme sufrir, me dijo muy suelto de huesos que mamá se había ido a Brasil, y yo, en mi mente de 5 años, sabía que Brasil era otro país, que quedaba a miles de kilómetros, y que para encontrarla tendría que irme al Aeropuerto y subir un avión, o sea, mamá estaba muy, muy lejos...y me había dejado a mí sin decirme nada. Yo era un mar de lágrimas. El muy desgraciado nunca me especificó que mi madre se había ido a la avenida Brasil y no a ningún otro país.



Como dije, yo era muy apegada a mi madre.

Tendría unos 3 años-esto es lo que me contaron, porque yo no me acuerdo- cuando iba por ahí caminando con mi mamá, como siempre. Ella que es despistada, y yo que al parecer heredé esa cualidad, no nos dimos cuenta que cerca a nosotros caminaba tambaleante un borracho con un cigarrillo en mano. Él o nosotras nos aproximamos demasiado, no lo sé, pero en una de ésas el hombre ebrio estiró la mano y shhhhhhh me estampó el cigarrillo en la cara, agarrándome de cenicero. Así fue como nació esta cicatriz como yema de dedo que tengo en el cachete derecho. Me cuentan que por esa época, cuando mi cara, obvio, era más pequeña, la marca me quedaba muy cerca al ojo. Fue una suerte que el borrachín no me dejara tuerta, porque quizá estaría escribiendo esta entrada con un solo ojo. Lo que sí me quedó, fue esta cicatriz de por vida, que mi madre trató de borrar con cremas y otra serie de menjunjes. Yo por mi parte nunca me preocupé de la cicatriz, y decidí desde entonces que no haría nada por borrarla. Hasta le encontré un atractivo, porque, después de todo, pensaba, podrían haber miles de Paty's en el mundo o personas parecidas a mí, pero nadie tendría mi cicatriz. Cuando voy de visita a mi antiguo barrio donde pasé mi niñez, aún hay gente que me reconoce por la cicatriz. Y entonces me siento como si tuviera el rayito de Harry Potter. Claro que la yema de un dedo no es tan sexy ni cool como tener un rayo, pero qué diablos.



Hace poco me enteré que el hombre ebrio que me dejó la marca había muerto.

[ Una canción, y hasta la próxima semana. Eye in the Sky - The Alan Parson Project]