jueves, 15 de diciembre de 2011

Desconectada

Escribo este breve post sólo para despedirme de todos ustedes, amigos bloggers. Voy a dejar de entrar a Blogger, Facebook y otras cuentas porque siento que necesito una temporada "off line" para encontrarme, para acomodar varias ideas, para purgar mi interior. Y como todo purgartorio, necesito hacer una dieta . Esta dieta. Quizá esto me tome 4 semanas (o 2, o 5, no sé, nunca se sabe) pero quiero que sepan que lo hago sin otro particular que esta decisión repentina e improvisada que se me ha ocurrido hace unas horas. Fue como una revelación.

Que tengan unas bonitas fiestas.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Los chicos que me gustan

Hay 4 huéspedes en mi cabeza (mejor dicho, 6), chicos que rondan por mis pensamientos últimamente, algunos más que otros claro, pero que están ahí después de todo. Chicos que me gustan.

Por ejemplo, está el chico 1, que estudia en mi facu la misma carrera que yo. Lo he mencionado implícitamente ya en algún post. Es inteligente, muy inteligente, y para mi gusto, atractivo. Me atrae mucho físicamente, y encima siempre huele rico. Me sé todos los aromas de las colonias que ha usado y tan experta me he vuelto que advierto de su presencia con sólo identificar ese olor. Por el chico 1 me he leído toda la literatura esotérica existente sobre los Aries: Independientes y audaces por naturaleza, intensos, emocionales, aventureros, hiper apasionados. Les gusta tomar siempre la iniciativa, ser los primeros en llegar, llevar las riendas de la relación. Me emocioné cuando descubrí  que mi signo era muy compatible con el suyo. “Es mi chico perfecto” pensé. Pero con las salidas, las breves conversaciones y el continuo contacto empecé a darme cuenta que somos incompatibles, que no estamos hechos el uno para el otro, que no soy yo su chica ideal :( A él le gustan las salidas y las fiestas, las emociones fuertes, los chistes en doble sentido. Yo soy una monce que ni siquiera supo darse una vueltecita decente en aquella cumbia que me sacó a bailar. Para él quizá el amor es sinónimo de sexo. Yo soy una romántica que se pasaría las horas contemplando la luna o contando estrellas tumbada en el grash. Para él un beso es un beso, para mí, sentimental en extremo, una simple tomadita de mano sería lo máximo, me haría soñar. Será un chico encantador y todo, que además ha coqueteado conmigo más de una vez (porque él es así) pero por sus insinuaciones no me puedo ilusionar. Podría probar ser otra otra persona, convertirme en su tipo de chica siendo más suelta de huesos, aprendiendo a bailar salsa, siguiéndole el hilo a sus constantes frases en doble sentido, en fin, ser otra. Pero no quiero hacerlo, sería como abandonar mi esencia, y no estoy dispuesta a hacer tal sacrificio por él, por conquistarlo, por hacer que le guste. Yo no soy su tipo de chica, él ya no es mi chico perfecto.

El chico 2 tiene una mirada serena (como los que me gustan) A veces se deja crecer la barbilla y ésta le recorre casi de oreja a oreja. Me gusta de los dos modos, crecida o afeitada, pero me encanta cuando su barba hinca mis mejías, hasta me fascina el sonido que hace al chocar con ellas. Estudia también en mi facultad aunque no la misma carrera. Casi apenas nos saludamos y la conversación más larga que hemos tenido fue la que una vez inició por Face. Me sorprendió que me hablara por su propia iniciativa, una porque él es medio timidín, y dos porque no soy una chica precisamente bonita de la que un chico guapito como él se pudiera sentir atraído físicamente. En fin, no tendrá buena ortografía, no tendrá un intelecto de la ‘ptm’, pero es súper lindo, de naturaleza tranquila, estudia en mi facu y me atrae físicamente. Puede ser.

Al chico 3 lo conocí no hace mucho pero a la vez siento que lo conozco de tiempo. Físicamente no es mi tipo, es chatín, casi de mi tamaño (y lo digo yo que soy una enana) medio gordito él, es un año menor que yo. Sin embargo, tiene una personalidad fuerte y madura. Estudia, trabaja, es independiente y brillante. Cuando lo conocí (yo tenía que entregarle una cosita) pensé que tenía 25. Con él el encanto fue rápido, casi como un clic (bueno, yo hice clic con él, no sé si él conmigo :P). Nos vimos esa vez, conversamos, me invitó a tomar un café, y después de 5 minutos ya era alguien especial (y sonaba de fondo la canción “Entra en mi vida” xD). Éramos dos perfectos desconocidos, pero ya nuestra charla fluía con naturalidad, yo me sentía comodísima con él. Viajábamos al mismo ritmo mental. Al despedirnos, “fue un gustazo”, me dijo, quedamos en que mantendríamos el contacto, pero hasta entonces no he vuelto a saber de él. No me volvió a llamar. Y lo que es peor, no tengo ningún pretexto tampoco para llamarlo sin llegar a ser insinuante: No estudiamos en la misma universidad, no trabajamos en el mismo lugar, no practicamos el mismo deporte, no tenemos amigos en común; lo único en común que tenemos es el signo zodiacal (algo que explica el por qué “viajamos al mismo ritmo mental” xD).

Por eso a veces veo mi celular y canto: ♪ Llama por favor…soy un cero a la izquierdaaa ♫   xD

Al chico 4 lo conocí en la Universiada a la que fui el año pasado. Mejor dicho lo vi, me atrajo y luego lo busqué por Face. En aquél evento ambos competíamos en ajedrez. Es algunos años mayor que yo y es de naturaleza calmada y conservadora, un típico Capricornio: Serio. Tradicional, prudente, estable.  Bueno, no lo conozco bien así que no puedo afirmarlo, pero eso es lo que me dice mi intuición femenina (que casi nunca se equivoca :P ) Físicamente me resulta atractivo y  no me sorprendería que guste secretamente a algunas chicas. Nunca hemos hablado pero siento que con él puedo hablar de cualquier tema con seriedad, sin el temor de pecar de aburrida. Tenemos intereses en común aparte del ajedrez: La filosofía, la poesía y la psicología. Con este chico 4 tengo sobradas razones para acercarme un poco más, pero por alguna razón no me animo y quizá tenga que ver con la compatibilidad. Él, reflexivo, conservador, lógico, prudente. Yo, impulsiva, rebelde, caótica, contradictoria, chiflada. Si estuviéramos juntos, bajo supuesto de que ocurriera, creo que no duraría. Él encontraría en mis disparates y metidas de patas no un motivo para sonreír o sentir ternura, sino una razón para decepcionarse cada vez más de mí. Y yo, con el tiempo, tanto conservadurismo y tradicionalidad me empezaría a caer aburrido y me moriría de hambre a falta de emoción. Creo que lo nuestro (mejor dicho, lo mío) sólo tiene lugar en el plano de lo platónico, de la ilusión y nada más.

En fin, ellos son los tipos que merodean por mi mente de vez en cuando, algunos con más intensidad y frecuencia que otros, pero que pasan por ahí de todos modos. Hay otros 2 chicos más pero no voy a mencionarlos porque este post ya está muy grande (já, pretextos, así que léase: “tengo mis razones y no me da la gana de ponerlas aquí” xD).

Como dije, estos chicos sólo me gustan, (aún) no me he enamorado de alguno de ellos. Ésa es la razón por la que no me animo a dar “el primer paso”. La única vez que di ese primer paso (prácticamente me declaré) fue porque estaba realmente enamorada (o yo me sentía así, lo cierto es que después me di cuenta que se trataba tan sólo de un espejismo) y lo volvería a hacer bajo esa condición, es decir, cuando ese gusto tienda al enamoramiento. Como eso está tranca todavía, estoy a la espera de que alguno dé esa iniciativa, cosa que también está tranca porque para eso habría que haber principalmente una atracción física, y yo no soy una chica bonita (al menos no para el común de chicos) que pueda ayudar a eso. En fin, a esperar que alguno no sea tan superficial o que esa atracción física se dé (o sea, esperar sentada o echada).

[Aquí les dejo con un video de los muchos que me han matado de la risa. Pásense por el canal de Just For Laughs Gags  yo ya me volví una viciosa.]




viernes, 2 de diciembre de 2011

Pensamientos: El chat



[Iniciar Sesión. Estado: Conectada]

Ella: Uy mira quién está ahí....^^
Él: Entró!
Ella: Le hablo o espero que me hable él?
Él: A ver, qué le digo, hola y ya?
Ella: No, que me hable él. Si le hablo a lo mejor va a pensar que estoy interesada, y lo estoy pero no se la voy a poner tan fácil...já, que me hable él.
Él: Pero la otra vez ya le hablé yo, si le hablo de nuevo de repente le pareceré acechante y la molestaría...no, mejor espero que me hable ella.
Ella: Ya pe', dime hola siquiera
Él: Que me hable, que me hable, que me hable, que me hable....

(10min después)

Ella: Está en verdecito...debe estar conversando con otra chica.... (buuuuuuu)
Él: No me habla, seguro no le gusto :'(

(5min después)

Él: No me dice nada :(  Ya me voy         [Cerrar Sesión]
Ella: Qué?? Se fue? Se fue!.....bueno, ah ya él que se lo perdió...........(waaaaaaaa)