sábado, 22 de octubre de 2011

Un cuestionario para conocernos un poquito más

 

Revisando y leyendo entradas nuevas en los blogs que sigo, me encontré con que Víctor me había ‘pasado’ un premio. Es como una cadena (creo), pero vamos, aquí voy:

1.¿Un cielo despejado o uno nublado?
Despejado, la mayor parte del tiempo (a veces me gusta nubladito también)

2.¿Qué piensas cuando ves una bandada de pájaros atravesar el cielo?
Qué suertudas xD

3.¿Te gusta tumbarte a mirar las nubes?
No, porque se ensucia la ropa :P pero sí me gusta ver el cielo, lo hago siempre que me provoca, generalmente (y esto sí no sé por qué) cuando salgo de la universidad.

4.¿Te consideras una persona "en las nubes"?
Ufffff. Varias veces llego a un sitio y me digo: “estooo, a qué vine aquí?” (aunque creo que eso es otra cosa)

5.¿Eres de los que piden un deseo cuando ven una estrella fugaz?
Dónde! Dónde! Dónde! Avísame cuando veas una, yo no he visto una todavía :( pero conociéndome romántica como soy, creo que sí pediría un deseo, y también pensaría en alguien.

6.¿Crees que hay vida en otros planetas?
No sé, pero me gusta pensar que vivimos ‘acompañados’. Si de verdad existen, sospecho que son como los pintan: más inteligentes que nosotros.

7.¿Te afecta el tiempo?
En teoría sí, en la práctica no.

8.¿Alguna canción que te sugiera ingravidez?

  "El lago de los cisnes" 


Y ésta que cada vez que la escucho me hace bailar (con pasito tun tun por aquí y tu tú por allá, como John Travolta )

"Sobreviviendo"


Qué? Ya acabó?

Ahora le paso la posta a otros blogs (como para seguir la cadena). Había varios a los que quería dar, pero veo que algunos me han ganado ya y como que no vale repetirse no? Y a Aldo, Bellarte, Eduardo, Ludobit, Marité, Maxwell, Mimy,  Tropicólogo (están en orden alfabético) ya se lo dieron, pues piña, a ellos ya no :P, en cambio sí va para Edch, Oki, Percy (no me lee pero qué importa) Tracy y Vìctor Nishio (aunque no sé si lo responda).


[Ah!, la canción "Heaven" de Bryan Adams, también me causa esa sensación de ingravidez, a veces :p]

jueves, 20 de octubre de 2011

Mi primera papeleta :(

Hace unos días, en uno de ésos días benditos en que te levantas 20min más tarde y encima la haces un poquito larga a la hora de cambiarte y tomar el desayuno y sales 5 minutitos más tarde que lo usual, en un día de ésos me encontraba yo camino al trabajo, 7:50am, hora punta y en pleno óvalo Santa Anita. Ya llevaba más de 5min parada en el mismo lugar, estaba a 7min de la empresa, pensaba con tristeza  en los 50 soles de bono que me iban a descontar y también en el doble del pago de mi jornada diaria que iba a perder si me aventuraba a llegar tarde para luego ser regresada casa después. Así que en ésas,  se me prende un foquito y se me ocurre decirle al cobrador que me bajo, que me voy caminando, que así llego más rápido. 
(felizmente no me filmaron así)

Estaba cruzando la pista y al frente me detiene un policía: “Señorita, por favor sus documentos”. Me asusto, ningún policía me ha detenido jamás, así que le contesto rápido: “No traigo mi DNI pero tengo carnet universitario”. “Está bien, saque su carnet universitario”. Desesperada empiezo a rebuscar en el bolsillo más chico de mi bolso, y no está, no está mi bendito portacarnet!! Ah, pienso,” pero si lo dejé en mi casaca amarilla”, le explico eso al poli, y el oficial amablemente me responde: “Ok, a ver, dícteme sus datos” y mientras se dispone a llenar un formulario, yo intervengo: “Eh, disculpe, pero estoy apurada (le enseño el reloj), voy a llegar tarde a mi trabajo…” “Es 5 minutos nada más, es para que escuche una charla” me dice muy  amablemente él.  Charla?!!! “Disculpe, pero en serio no tengo tiempo”, le respondo. “Ah, entonces tendré que llamar a un patrullero por no colaborar”. (Esteeee…..)  le doy mis nombres y apellidos sin más (más me vale)  mientras me muevo con el mismo nerviosismo de quien tiene ganas de ir al baño. Empiezo a dictarle también mi número de DNI, mi dirección, etc, y en ésas bajo mi vista y leo en el formulario: “Fecha de infracción”, “Lugar de infracción”. Recién empiezo a entender.  “Lo que usted acaba de cometer es una infracción”, me explica recién, (y yo me quedo callada deseando por todos los cielos que me trague la tierra) “debió haber cruzado por el puente peatonal…” continúa el encargado de hacer respetar la ley. “Pero si la pista estaba libre, podría tranquilamente haber bailado un tango en medio de la carretera y no me habría pasado nada…” me excuso yo misma por dentro, pero claro que no digo nada. “Con esta hoja se va a escuchar una charla en la Av 2 de Mayo. Como es su primera vez sólo se le mandará a escuchar esta charla, a la próxima la enviarán a hacer un trabajo comunitario”  “Ok, gracias”, le recibo el papelito (después me pregunto: por qué dije gracias?) y me voy raudamente deseando fervientemente desaparecer de ese lugar, de la vista de ese policía y de todo óvalo Santa Anita.

(no hagas eso!!)

[Comentario aparte, justo cuando estaba cruzando otra pista, ya resignada porque había llegado tarde, cruzo la pista con el semáforo en verde para el peatón, y un policía pasa en su motocicleta delante de mí. Infracción!, pienso. Pero, quién le pone papeletas al policía?.  Igualmente, en la comisaría que queda a unas cuantas cuadras de mi casa, veo con bastante frecuencia a los policías cruzando temerariamente la pista, fuera de las líneas peatonales. Y no lo digo por despecho aunque parezca, pero, quién se encarga de sancionar a los policías?]

[ Por casualidad, no se parece a alguien? xD]

lunes, 17 de octubre de 2011

Un cuento y un poema

Hace unas semanas escribí un cuento mientras me hacía la que escuchaba mi clase de Matlab. Un cuento cortito, de ésos finales inesperados y originales a los que quería llegar. La verdad no sé si logré mi objetivo, pero acá les presento el fruto de la inspiración de aquélla improvisada tarde:

El cuento

Paola subió al bus como lo hacía todos los días después del trabajo.Siempre a la 1 de la tarde. Justo el asiento que daba con la espalda del cobrador estaba libre, así que se sentó. Como siempre, el sueño a esa hora la vencía y por más que hacía esfuerzos para no caer rendida ante los brazos de Morfeo (y sobre todo para no pasarse de paradero como de hecho ya había ocurrido decenas de veces) éste siempre terminaba por ganarla.

Así fue como se quedó dormida, con la música de Fito Páez sonando en sus oídos.

Hace unas horas Paola despertó. Miró a su alrededor y la fría oscuridad que la rodeaba la hizo desesperarse. Se encontraba echada en algo muy parecido a una base de algodón aunque no estaba segura de qué.Quiso incorporarse pero de inmediato su cabeza dió con algo que parecía madera. A tientas intentó palpar lo que había alrededor de ella y la desesperación la embargó al darse cuanta que ninguna de sus extremidades tenía espacio para moverse libremente. Estaba en una caja.

Paola gritó y gritó mientras golpeaba ansiosamente esa caja en la que sin saberlo había sido metida. Los puños comenzaron a dolerle, respiraba con dificultad y el corazón había sufrido de pronto una taquicardia repentina. Cuando al fin se cansó de insistir sin tener éxito alguno, se dio cuenta que dos algodones tapaban ambos orificios de su nariz. Al fin razonó. Estaba en un ataúd. Había muerto.

[Continuará?]

El poema

Éste fue el segundo poema que publiqué en Perú Shimpo (y el último también después de que me decidiera a publicar puros relatos y comentarios nomás) y que también terminó siendo incluido en un poemario que llevé a un concurso de poesía.


[Sin título]

(no lo he puesto porque el que tenía, "Agua empozada" (con ese nombre salió en el periódico) se lo quité y lo puse a oootro poema, que está aquí)

Pero estoy buscando clavar en tu mirada mi venganza,
comprenderás que no soy nada dulce,
que no dejo besos suspendidos,
y que acostumbro a buscar lugares donde anclar el alma,
para disparar con furia lo que en ti ingresa lleno,
y vuelve a mí vacío,
como si el cansancio las cogiera de pronto en el aire
y terminara consumiéndolas en el viaje de retorno,
obligados al exilio.

Sabrás entonces que no estoy de humor,
que tengo agitadas las neuronas,
 y que me sudan las hormonas hasta el olor,
arrastrándome con violencia hacia el inevitable océano de olas negras,
 mientras una amenaza al oído anuncia alguna profecía atroz,
en mi sueño incendiado,
de esperanzas marinas,
 que aún se despiertan roncando silencios
– ya ahumados –
que se resbalan en las praderas
dejando las cenizas blancas y al blanco apretado,
que así origina los colores
que regresan  inundando vida sobre la muerte colapsando,
a pulso fugitivo y movimiento de cabeza,
marcando con tiros de angustia al cielo entristecido por el frío de bengala,
llenando las estaciones de soledades
 que no entran en habitaciones ni en el alma,
 que no bastan las palabras para dar con el silencio ,
y hacen falta muchos frascos para vaciar el corazón.

[Ehhh, a decir verdad yo tampoco me entiendo mucho =P, era bien rarita escribiendo esa poesía, me desconozco totalmente xD Bueno, a decir verdad ésa fue la Paty del 2010, mi estilo de poesía (y de escribir en general creo) ha cambiado bastante. Pero me gustan esos últimos 4 versos =D]

Ah, y ya para despedirme, les dejo esta melodía, cada vez que la escucho en el Mp4 me pongo muy 'filing'  xD



lunes, 10 de octubre de 2011

Mi amor estorba

Cuando leí el comentario anónimo en el blog de mi amibloger, Rubén, me hizo recordar un poco a mí misma. Es decir, sus palabras: "solo queria que sepa que lo quiero en secreto y si hoy me atrevi a decirlo es porque me aconsejaron que cuando uno siente algo por alguien tiene que decirlo", suena como a mí. Ah no, pero aquí viene el remate: “si me pides que no te vuelva a escrirbir entonces dejare de hacerlo pero no por eso dejare de leerte, te seguire queriendoen secreto, como antes como ahora y como siempre.

Sin querer me hizo recordar algunas anécdotas de ésas que siempre se quedan en la almohada. Por ejemplo, me acuerdo de A, el chico que me gustó un tiempo, allá por el 2003. No lo conocía ni él a mí, era sólo un chico que había visto en la tele en un conocido programa de televisión, un concurso de conocimientos. Fue algo así como un gusto platónico. Él era tan sólo un año y algo más mayor que yo, pero era muy maduro, muy inteligente, muy guapo además (el chico más guapito que me haya gustado jamás), sabía tocar el piano y era  un geniecito. Pero algo que me gustaba más era su esencia, era como tranquilo, un niño medio timidillo pero con una mente brillante.

Bueno, el punto es que me gustaba pero yo por ese tiempo ya estaba como ‘enamorada’ de alguien más,  así que A se quedó suspendido en el recuerdo y en algunos recortes de periódico, y de vez en cuando, entre alguno de mis pensamientos.

En el 2010 lo encontré en el Face (la curiosidad de saber qué fue de él), y luego de una larga espera (meses) aceptó una solicitud de amistad mía y….descubrí entonces que tenía una enamorada al cual adoraba y con quien tenía cuchucientas mil fotos…en paseos, en la universidad, en cenas románticas con velas, en la playa, en fin, todas ellas mostrándolo acaramelado de amor, más enamorado que Shakespare enamorado…Nada más miren lo que escribió en una de las fotos en la que lo mostraban a ambos abrazadísimos en una fiesta de disfraces: (noten qué pulcra ortografía la suya xD )

"Hay muchas mujeres importantes en mi vida, pero en este momento quiero homenajear a mi novia …………., pues ha sabido darle alegría a mis días, y en muchas ocasiones me ha recogido del piso en días difíciles. Tiene la capacidad innata de darle un brillo especial a las cosas que antes veía como rutina, y en un segundo puede levantar el humor de cualquiera. Es una explosión de jocosidad, ternura y cariño, y es tan fácil olvidar las horas mirándola de cerca. Siento que con ella se viven más los días, pero a la vez duran tan poco a mi gusto. Con mi madre, es la mejor mujer que conozco. Es cuando uno encuentra a una persona así que empieza a ver la vida antes de conocerla como algo extraño, insulso, incompleto. Uno se da cuenta que todos los eventos anteriores a ese encuentro fortuito e inexplicable tiene de repente todo el sentido del mundo, y es que pareciera que (por la manera tan congruente y concatenada en que se dieron todos los eventos que me llevaron a ella) el universo entero hubiera 'conspirado' para que se diera (Coelho), y acaso hubiera programado un relojito de años, días y meses para la cuenta regresiva. Estudio con ella y sé que llegaremos lejos juntos, pues no me imagino un futuro con una vida que no la tenga en ella. Definitivamente eres mi mujer maravilla... te AMO."

O sea….qué rayos podría hacer yo ahí? Nada, que viva el amor y que mi ilusión infantil se vaya a pelar habas por otro lado.

Durante mi vida he tenido gustos pasajeros, chicos a los que veía por la facultad o mi barrio y que me atraían de alguna manera, pero chicos a los cuales ni siquiera cruzaba palabra. Los mismos chicos a los que tiempo después me los cruzaba tomados de la mano con alguna fémina que no era yo.

En este año, quizá el más intenso de mi vida, he aprendido cosas, y una de ellas es que es mucho más heroico y noble desenamorarse de alguien y hacer un bien, antes que aferrarnos-más por egoísmo que por otra cosa- a una ilusión que no tiene razón de ser.

A veces en nuestra vanidad no intencionada de convertir nuestro amor en el mejor del mundo, nos cegamos tanto que a veces no llegamos a percibir que nuestros afectos joden, molestan, perturban a la persona a la que creemos amar. En otras palabras, a veces estamos tan concentrados en nuestro afán de amar bien y mejor, que no nos damos cuenta que en verdad ya hemos dejado de amar y nuestro empeño sólo pasa a traducirse en una terca ilusión.

Y a veces, en nuestra inmadura pretensión de demostrar y demostrarnos a nosotros mismos que nuestro amor es el mejor del mundo, no escatimamos en frases como: “te amo aunque no me ames y te seguiré amando aun cuando te cases” o “te amo sin importar que quieras a otra, y te seguiré amando en secreto siempre”. Ya no estás enamorado de esa persona, te acabas de enamorar de tu amor, y reconocerlo, duele.
Duele saber que  la persona a la que creíste haber amado por tanto tiempo, en realidad no la estabas amando, sólo la estabas tomando como un pretexto para sacar a relucir tu amor. Y en mi caso, me tomó tiempo, muchísimo diría yo. Pero nunca es tarde. Ahora sé que cuando mi ‘amor’ estorbe, sea inútil y  esté de más, no me cegaré en mi pretensión de dar lo mejor ni mucho menos volveré a lanzar esa frasecita huachafa que alguna vez lancé en mi inmadurez: “te seguiré amando hasta el día en que te cases y tengas tus hijitos”.

No, ya no más.

Empiezo de 0 kilómetros de corazón

[Puse este video porque me encanta, sobre todo la canción. No sé cuántas veces la voy escuchando ya. Se llama “Insa”, del grupo DBSK. Fue el OST de la novela que tiene el nombre de este video. Bellarte, no lo veas! xD]

Instantes de mi día en emoticones ;)

Sábado 08

22:00
  (carita normal, yo mirando tele)

23:00
¡”#$%&/  (are.., ajo ) yo, que tengo ‘inspiración nocturna’ como leí por ahí, me hallaba frente a la compu con mis dedos desplazándose ágilmente por el teclado, estaba escribiendo un artículo aprovechando que de noche me pongo más, no sé, creativa? Okey, eso, y en ésas mi tía me va apagando todas las luces y me manda a dormir. Yaa a dormir! Tía, por favor, un ratito más. A dormir he dicho!! Y yo renegando también por dentro, la obedezco, no sin antes de contener mis ganas de aventar la puerta del baño y romper cualquier cosa que se me cruce en el camino.

23:15 enojada. Me acabo de lavar nomás (mi tía no me dejó bañarme, así que más que nada por eso yo estaba molestísima) voy a donde había dejado mi celular cargando y ….el condenado no prende. Joder! (sorry) Machuco con ansiedad el botón rojo y naa, ¡pero si lo dejé prendido! Pienso, pero es inútil, el desgraciado no reacciona, ha muerto. Después de un y mil otros intentos infructuosos, me voy a dormir preocupada porque sin la alarma, quién me podrá despertar?

23:30 (mostrando lengua) Después de renegar y de casi ponerme a llorar sí, porque cuando reniego mayormente lloro, de pura impotencia quizá; estoy con mi música salvadora, la que siempre me compensa los días de miércoles. Así que me duermo escuchando a Jerry Rivera en alto volumen =D (muy feliz)

Domingo 09

6:00 normal. Mi tía (mi otra tía) me jala la pata (sin otra connotación por favor), y yo de un salto me voy a cambiar. Estoy 20 min atrasada.

6:20 (feliz) Con la música de Jerry Rivera de nuevo, me pongo a bailar mientras hago las tartaletas. Qué rica salsa.

7:10 camino al trabajo

8:00 (cómo se hace la carita de sueño?) Convirtiendo mensajes de voz a texto

12:00 (guiño) Salgo del trabajo y me siento relajada porque en una hora, cuando llegue a casa, entraré a una cabina de internet.

13:00 ......... (pacman) Ya estoy en la cabina haciendo de las mías jaaaaa

14:00
  (insegura) Llego a casa a ayudar a servir la comida y después a lavar los servicios (cómo se pone la carita de ‘no me gusta hacer esto’?)

16:00 (gafas de sol) Me voy de compras y regreso comiéndome un heladito

17:15
enojada. No tengo ni año con mi celular (cuido mis cosas pues) y ya se me malogró el equipo. “Ni más hago negocios con mi amigo”, pienso. Jum!

18:00 (contenta) Leyendo los post que me descargué de internet, comiendo maní confitado. Del tropicólogo, de Edch y de Eduardo. Esta última me fue especial, me puso muy emotiva, hasta casi lloro creo, je. Taba sensible. Gracias Eduardo, por esas palabras, me quedaron grande.

19:55  Terminando de escribir este post y el otro.

(voy a escribir algo para el periódico, llevo tres semanas y mi columna anda desactualizada. Después de esto recién me vendrá el remordimiento de consciencia y me pondré a estudiar. Tengo una práctica mañana y no sé ni michi, y cuando digo michi es michi, o sea…michi. Ahora me pregunto en qué he perdido el tiempo estas cinco semanas….)

[Se me acabó el maní confitado ]

lunes, 3 de octubre de 2011

Discovery Pornographic

[Advertencia: El siguiente texto es sólo apto para mayores de 18 (o mejor dicho, personas que tengan la madurez que supuestamente debería tener una persona de 18). Varias líneas del post pueden afectar la susceptibilidad de varias personas así que por si acaso nomás, les aviso. Aunque no sé por qué he dicho esto si lo prohibido jala y al final esta advertencia será inútil e igual lo terminarás por leer porque ya estás involucrado, pero bueno, yo ya te avisé así que no te quejes después.]

Debo empezar diciendo que preparo esta entrada desde una cabina privadísima de internet. No pondré ninguna imagen porque este blog suelo revisarlo en las cabinas de mi facu así que lo mínimo que puedo hacer es ‘guardar respeto’ y no colocar nada inapropiado, hay varios compañeros que ingresan a esa sala y no me sentiría bien mostrando un tipo en una foto con los pectorales al aire…no quiero caritas de :O Entonces, para tal efecto, he tratado de no poner imágenes ni videos sugerentes, tal vez sólo uno que otro link.

Lo que voy a escribir a continuación es bien distinto a lo que he venido escribiendo. Mucha gente probablemente se sorprenderá, y hasta tengo elmal presentimiento que algunos no van a ver con buenos ojos lo que he escrito, pero lo que más me interesa es que quien lea esto lo haga con la mente abierta, naturalidad y buen humor (y sus comentarios también).

Ok, empiezo ahora mismo. Debo confesar que desde que tengo uso de memoria, recuerdo haber sentido esta precoz fascinación por unos bien proporcionados y formados pectorales masculinos. Tengo una imagen en mi cabeza ahora mismo: Yo chiquita, cinco años más o menos, frente a la TV de la casa, a oscuras, algo de la medianoche, todos en la casa ya durmiendo, y yo viendo uno de esos tantos episodios de los ‘Expedientes X’. En ésas veo una escena: el protagonista de la serie (que para mis ojos de niña de 5 años me parecía atractivo) se saca la camisa lentamente dejando su bien formados pectorales al descubierto: Mi corazón boom-boom-boom.

Creo que fue mi primera experiencia de excitación sexual. Es decir, sentir un hormigueo, la taquicardia repentina, cierto nerviosismo, qué sé yo. Me gustó y fue por eso que al día siguiente seguí la serie esperando que el chico vuelva a mostrar su torso desnudo como lo hizo el día anterior. 

Aunque la palabra ‘pornografía’ aún no se había instalado siquiera en mi vocabulario mental , ya había visto mi primera peli porno. Fue cuando, justamente buscando un sexy streepteese masculino, me encontré con la escena de una chica montada sobre un caballero atado a una cama en cuyos pectorales (bien ejercitados, agrego) dejaba caer gotas de cera de vela mientras hacía unos movientos saltarines extraños gritando cosas igual de extrañas (para mi mente de 5 años). Lo que vi  me pareció instintivamente malo, pero me quedé viendo sólo porque el chico era guapo a mi gusto y tenía unos pectorales bien formados =P

(Aún quieren seguir leyendo?)

Cuando tenía 6 años pasaban una novela en el canal 4, “María la del Barrio”, cómo olvidarlo. Y qué creen, ver a Fernando Colunga era algo sensacional. Mis ojos de niña de 6 lo veían como alguien súper sexy. La escena en la que el muy desvergonzado se le acerca a María la del Barrio casi calato me pareció además de cómica, muy pero muy…buena :) Fue así que de pronto Fernando Colunga se convirtió en el hombre de mis pensamientos sexuales (ver la definición de la palabra sexual). Porque sí, a esa edad, ya había echado a volar mi imaginación y había empezado a recrear mis propias fantasías sexuales en la que (aunque yo nunca aparecía en ella) Fernando era mi personaje favorito. A veces era la escena de la enfermera y el paciente, en otras era el policía, o la costurera y el cliente, y etcétera etcétera. Aunque claro, todas mis escenas acababan pronto porque mi atención siempre fueron los pectorales, así que no me tomaba la molestia de sacarle el pantalón y todo lo demás. Una vez que el tipo se sacaba la camisa o el polo (estamos hablando de lo que ocurría en mi cabeza) el acto acababa. Lo hacía demasiado romántico, la verdad.  

Ya cuando iba a cumplir 7 mis padres me dejaron a cargo de una de mis tías lejanas. Mi tía sin embargo no vio con buenos ojos que una chiquita de mi edad se pusiera a ver novelas y fue así que no terminé de ver “María la del Barrio”. Sin ambargo, mi mente ya tenía recursos para seguir inventando historias y más escenas, y creando mi propio prototipo de chico, por las noches cuando no podía conciliar sueño con facilidad (sí, porque me mandaban a dormir a la misma hora de Timoteo ) armaba una escena, un streepteese mental. O sea, tenía noches muy entretenidas. 

Debo confesar que a veces intuía que lo que estaba haciendo (mejor dicho, pensando) era malo, y malo  sobre todo por mi edad. Que yo no era normal, que en vez de estar pensando en la cocinita o en la muñecas como todas las demás chicas de mi edad, echaba a volar mi imaginación con pensamientos de adultos…así que al mismo tiempo me sentía mal por lo que hacía y le pedía a Diosito que me ayude , que cambie mis deseos por uno más normales y me conviertan en una niña más niña para ya no ser como era, porque como era, me asustaba un poco a mí misma. Fueron muchas las noches en la que trataba de hacer abstinencia, a veces lo lograba, otras no. Cuando no me resistía a mis deseos de tener esos pensamientos de vuelta me volvía a sentir mal, me hallaba a mí misma como un fenómeno, y me ponía a llorar. A veces me decía a mí misma que ya no iba a pensar más en ‘esas cosas malas’ pero a la noche siguiente ya había roto esa promesa por enésima vez. 

A veces, también, pensaba que mi mamá se había equivocado o me había mentido, y yo en verdad tenía más edad de lo que supuestamente me decían que tenía. 

Pasó el tiempo, y como les decía, mi tía no me dejaba ver novelas, me mandaba a dormir antes de las 9 de la noche y  había un solo televisor en la casa, no tenía opciones.

Cuando tenía 12 años (o 14?) empecé a ver en secreto, valga la redundancia, “Secreto de amor”. Lo hice porque el protagonista, Jorge Aravena, por todos los cielos, había salido con su cuerpazo de adonis en una propaganda. La novela justo la pasaban cuando mi tía hacía su siesta después del almuerzo, y es ahí a donde yo aprovechaba para prender la tv (que para colmo hacía un ruidito al encenderse) con mucho cuidado y lo apagaba cuando sentía los pasos de alguien aproximándose. Cada episodio de la novela implicaba diez corridas, veinte prendidos y pagados de tv, cien taquicardias en el corazón y los cinco sentidos alertas. Fue la novela con más emoción que había visto en mi vida xD. Jorge Aravena era el prototipo de hombre ideal para mis fantasías sexuales. (para mi gusto de ese entonces). Quiero decir, tenía  cara de niño bueno, los pectorales en forma y un rostro atractivo, muy varonil. 

Sin embargo pasó más tiempo y yo seguía satisfaciendo  mi apetitos por ver buenos pectorales sólo con mi imaginación. Hasta que cumplí los 18 y oficialmente ya era una chica mayor que podría atribuirse el derecho de ver películas para adultos y alguna pornográfica, tal vez. Sin embargo mi interés no era la pornografía, sino los strepteese. En las películas porno van directo al coito, pero a mí me parecía más excitante y romántico en cambio los juegos y rodeos que se dan antes de sacarle la camisa o el polo al caballero en cuestión.  Ver cómo se van desabrochando uno por uno los botones de una camisa mientras se va dejando al descubierto unos bien formados pechos masculinos, definitivamente es hablar de otra dimensión. 

Pero bueno, en la TV no pasan muchos strepteese, lo que es más común en cambio son las películas porno a medianoche. Y si una está con los deseos a flor de piel de ver algo que sacie las ganas…pues va a lo que encuentra a la mano. Y así empecé a conformarme con ver eso. Lo malo de la pornografía por ejemplo, es que a veces no encuentro lo que busco. Los actores la mayoría de veces no tienen el rostro que a mí me gusta, o sea me refiero a ser simpáticos, guapos. Por lo general se contentan con un buen cuerpo y ya (aunque a veces ni eso). En otras los hay con tatuajes…(sin comentarios) y en otras el chico tiene el pelo largo….(puáj). Si quiero poner contenta a mis ganas, mínimo un caballero bien afeitado y depilado, con un rostro a lo, a lo…ahí está, Jorge Luis Pila o éste otro que acabo de ver...en fin  con cara de niños buenos, no con la cara de pervertidos sexuales que por ahí suelen poner. 

Otro punto es que al parecer los camarógrafos,  guionistas y directores de estas pelis son varones en su mayoría y le prestan más atención al cuerpo de ella, quien se roba prácticamente todo el show. Y yo me aso de ver tanta teta en una misma película. Ya! Que ponchen al caballero, por favor!! Es en vano, están  tan concentrados en enfocar a la chica que la vista del hombre es sólo un segundo plano. 

En fin. Lo otro es el coito. O sea, está bien, es porno y no hay por qué ser romántico y preocuparse por desvestir suave y lentamente, ok, podemos ir directo al grano, es decir, coito y nada más, y te puedo pasar esto de ver a una chica que le está besando los genitales al otro o en viceversa, o que ya, el sexo (que realmente no se llama así) sea por atrás, ya, pasable, pero…que entre un tercero??? Tres personas en un acto es sólo de dos?? Muero. 

Y aquí viene lo peor (y es cuando cambio de canal), dos chicas….haciéndolo? Eso sí me parece repugnante.
En fin, son cosas que pasan dentro de una película pornográfica, por eso es que yo prefiero los strepteese que sí encuentro en Youtube generalmente subido por chicas que van a Nighclubes “sólo para mujeres” o Despedidas de Solteras. 

Sin embargo, a veces no puedo ver ni descargar estos videos ya sea por el corto tiempo que estoy en una cabina, por la falta de privacidad de ésta (a mí me da roche mirar estos videos a vista y paciencia de tutilimundi, uno por respeto y lo otro porque en el fondo me importa el qué dirán) y entonces tengo que buscar cómo mirar algo en la casa, y la única opción que me queda es tener la esperanza que mi tía se vaya a dormir temprano y me deje hasta la medianoche de un sábado o un domingo viendo la tele, cosa que sucede muy esporádicamente y con mucho esfuerzo. Porque, vamos, tampoco es que yo vaya muy campante y le diga: “Tía un favor, voy a quedarme hasta poco más de la 1 de la mañana porque tengo que ver alguna película pornográfica para deleitar mis sentidos que me piden ver unos buenos pectorales masculinos”. Noo, no manches. 

Post post 1: Ok pero tampoco es que sea una monce que se conforme con la quitada de camisa y ya. Con el tiempo no te contentas sólo con eso, luego esperas ver la cosa que hay debajo del pantalón, y después qué hay debajo del calzoncillo…y así sucesivamente =P Debo confesar que, no sé si por curiosidad o porque ya me estoy convirtiendo en una mañosita, me gustaría ver en ropa de Adán al tipo, sin que censuren esa parte del desnudo =S

Post post 2: Mientras escribía esto me acordé de algo,  de un interesante diálogo de “Los ojos de mi princesa”. Creo que tiene algo que ver con este post:

-Mamá, yo no soy un pervertido, pero…lo que acabo de descubrir …no entiendo por qué me atrae tanto. Aunque sé que está mal, me gustaría ver más…¿es normal?

-Sí-se llevó una mano a la barbilla para acariciarse el mentón con gesto de profunda pena. Luego agregó- Alguna vez leí que los adolescentes son como náufragos con sed.

-¿Cómo?

-Imagina que los sobrevivientes de un naufragio se quedan a la deriva. Después de muchas horas, el agua del mar les parece apetitosa. Quienes la beben, en vez de mitigar su sed, la aumentan, al grado de casi enloquecer, y mueren más rápido. La pornografía, el alcohol, la droga y el libertinaje sexual son como el agua del mar. Si quieres destruir tu vida, bébela…

-No quiero destruir mi vida. ¡Pero tengo sed!
 -Encuentra agua pura.
-¿Dónde?
-Pide que llueva.
.¿Cómo?
-Busca el amor.

 [Ésta canción no tiene mucho que ver con el post pero me encanta,  la tengo siempre en mi lista de canciones del Mp4.]


(este post tiene relación con algo que ya escribí antes: http://patyna127.blogspot.com/2010/04/travesuras-hormonales.html )