jueves, 30 de junio de 2011

Mis torpes mensajes de texto

Hace unos días estaba bajoneada, no algo tan importante de lo que habría qué preocuparse, pero media bajoneada al fin. Si bien soy de tener los ánimos bien en alto, a veces, cosas que pasan, me pongo de un humor medio triste que se me pasa rápido pero que me hace también cometer torpezas.

Estaba con una mezcla de impotencia y tristeza por un hecho que había sucedido hace unos cuantos minutos.  Eran algo más de las diez de la noche, y necesitaba que alguien me dijera algo nuevo de lo que me decía mi cabeza. Mi tía suele juzgarme en demasía, y mi hermano casi siempre es indiferente. Además, ambos estaban involucrados en el hecho. Pues yo quería a alguien, en ese momento lo quería, y ese alguien no debía juzgarme y tendría que ver mi caso no como algo insulso y sin importancia, aunque tal vez lo sea, no, yo quería ese alguien que aprecie mi problema y me comprenda.


Mandé un mensaje a la primera persona que se me vino a la cabeza (y recordé lo que oí una vez: “Amigo es la primera persona que viene a tu mente en los golpes de la vida”. Bueno, éste era sólo un golpecito, pero el hecho que haya aparecido primero, pues puede decir algo). En fin, le envié el mensaje a esa persona y a otras cinco más de mi lista de contactos. Algunos tal vez no serán mis amigos, pero yo los consideraba como tales. 
Los mensajes empezaron a desfilar, como la timbrada de los misios también. Alguno me hizo un chiste, y otro trató de alentarme, pero la mayoría no me entendió del todo. Los comprendo. Tampoco yo he ayudado mucho a que me comprendan. Les pedía mi ayuda sin contarles todo. Guardándome el secreto. El asunto es que después del desfile de mensajes se me ocurrió cómo podría solucionar el problema, y al día siguiente, ante la pregunta de algunos, pensé en que fue mala idea lo de los mensajes.  A veces meto la pata.

(…)

A veces desearía poder confiar en alguien, confesarle con toda la confianza que cabe en mí cada una de mis cosas, también de mis secretos, pero cuando sientes que la encontraste, te das con la sorpresa que ella no está ahí para ti, simplemente no lo está, o no lo quiere estar. Y al otro lado, también, tienes a un grupo de personas que están ahí dispuestas a ayudarte, pero tú no les abres tu corazón, porque simplemente tampoco quieres. Y no me quejo, por cierto, porque sé que ni uno ni los otros tienen la culpa. Nadie tiene la culpa.

Las cosas simplemente son así.

¿Cómo me levantaré temprano?

Quizá no saben que uno de mis defectos es que yo soy una (fea) durmiente. Duermo a mares y cuando duermo, nadie me levanta: Ni la alarma del celular, ni las timbradas del teléfono, ni el despertador, ni un temblor, a menos, claro, un grito de mi tía o una masaqueada de mi hermano. Pero como mi tía no es partidaria de levantar a la gente (le quitas responsabilidad, dice) ella opta por justamente eso: No despertar a nadie, y dejarte así, que duermas hasta la hora que se te apetezca.  Así que haciendo gala de eso yo he sabido quedarme dormida hasta las 3pm.

Mi sueño, creo, es bien profundo. Me acuesto a las 11: 30 pm después de un baño con agua fría, y a veces, de agua caliente. Cuando voy a dormir ya ni rezo (sinceramente, me da flojera, y pienso: Mientras sea buena chica, todo bien, no Diosito?) y me persigno y pum! me echo, y suácate, ya estoy, literalmente, muerta. Seca. Así, hasta el día siguiente en que suelo abrir los ojos, qué hora es? 8:15 am, generalmente (que es cuando R. me despierta) o sino 8:45 am, a veces, 9am, otro a veces, 10am, y así, llegando a veces a despertarme a las 2pm, derechito a almorzar. Qué roche.

Por esa cuestión es que la mayoría de veces (por no decir todas) me he perdido las clases de las mañanas en la universidad, y varios exámenes. Obviamente que no comento esto con gente ‘normal’ (porque, vamos, es evidente la reprimenda o cadena de cuestionamientos que voy a recibir) así que estoy viendo cómo lidiar con ese problemita sola. Alguna vez algún amigo de mi universidad me ha hecho el favor de llamarme a las 5:30 am para levantarme, y llamarme y llamarme hasta que despierte. Desperté. El detalle es que a mi tía no le gusta que el aparato suene y suene mientras yo permanezco inmutable y ella ya no puede dormir más porque el bendito ruido ya la despertó (lo increíble es que mi tía no oye bien pero en la madrugada sus oídos lo escuchan todo) y bueno, cualquier cosa que tenga que ver con bulla, queda descartado.

La otra opción, el camino que quiero tomar, tiene que ver con la actitud, el querer, de a veritas, levantarme temprano. Mis tías siempre me han hablado de su reloj ‘biológico’. Pero para mí reloj biológico está programado para las ocho y tanto. Alguna vez una psicóloga me dijo que me repita esta frase: “Me voy a levantar a las seis, me voy a levantar a las seis, me voy a levantar a las seis...” y así, como por arte de magia, se levantaba a las seis. Creéme, ya lo he intentado, nada. Un orador, esos de Superación personal, me decía en unas charlas de trabajo: Si quieres hacerlo, haz esto: “Levántate temprano por primera vez. Ahora, levántate temprano por segunda vez. Después, levántate temprano por tercera vez….” Bueno, creo que se entiende la idea. Hay que tener continuidad. Pero naa, me sigo levantando tarde.

Creo que, como cree mi tía, la palabra es responsabilidad, pero yo veo la vida desde una perspectiva tan relajada que no veo el apuro e inconscientemente, dejo de que mi cuerpo se ciña a esa filosofía de vida. O sea, mi mente se relaja, mi cuerpo también.

Entonces la única idea que se me ocurre es convencerme a mí misma de las ventajas de levantarme temprano, o sea, guiarme por mi propia lógica, tranquila, relajada, que lo más provechoso sería levantarme temprano. Lo único malo es que me gustaría levantarme temprano para hacer algo que me gusta hacer, pero de pronto veo las tartaletas en la mesa, y la perspectiva de levantarme temprano para hacer las labores domésticas me desalienta. Jaja, que no lea esto mi tía.

Bueno, tengo esta parte consciente en mi cabeza que quiere levantarse temprano para ayudar a mi tía (que no me gusta, pero es lo que se debe de hacer) y esta otra parte que le llega altamente y hace lo que quiere, que es la parte inconsciente de mí, la parte a la que por cierto, yo no quiero hacerle caso.

Ya mañana es otro día. Veamos cómo me va.

miércoles, 29 de junio de 2011

Los ojos de mi princesa II

Terminé de leer la obra y me siento enamorada de José Carlos! Jaja, bueno, reafirmo lo que dije ayer, es una excelentísima obra que retrata el amor de un adolescente (y que además, me parece, tiene bastantes rasgos autobiográficos). Si fuera profesora de Lenguaje recomendaría esta obra a alumnos de Secundaria, junto con “Mi planta de Naranja Lima”. No entiendo qué diantres pensaban mis profesores de Comunicación cuando nos obligaban a leer la Divina Comedia (mi divina tragedia)o “El quijote de la Mancha”, habiendo, santo cielo, tantas obras buenas, frescas, agradables. En fin.

El fin, por cierto, fue inesperado y quizá por eso la voy a considerar una de las mejores novelas que he leído hasta hoy. “Templado”, de Jorge Eslava, también es fresca, de lectura liviana y casual, pero los “Ojos de mi princesa” lo supera porque he aprendido mucho de esta obra. Es decir, no sólo me entretuve, de hecho, también he aprendido varias cositas de las que voy a sacar provecho en algunos post’s que seguro publicaré después.

Me siento apetecida a escribir. Quiero escribir un cuento o una novela. Sé que ese trabajo sería mi único trabajo en cuanto a otro género que no sea poesía, porque mi aspiración no es ser escritora, pero me gustaría mucho publicar una historia, una historia de amor. Supongo que me he quedado media picona al notar que en todas las historias de amor que he leído, las más conocidas, las destinadas a ser leyenda, siempre es el chico el héroe, nunca la chica. Por qué pues. He notado que es la chica la sufrida, la que soporta, la que al final, muere. Por qué pues. No puede haber una historia en la que él se enamora de la chica fuerte, optimista, de la chica sana y feliz? Por qué siempre el sufrimiento o la enfermedad? Y por qué tiene que ser él el que ame más, el que sea capaz de escalar mil montañas…por qué no al revés? Las mujeres también amamos (y tal vez lo digo por mí) y amamos a corazón abierto, y amamos incluso también a quienes no nos aman…

Voy a escribir una historia donde ella sea la protagonista y es su amor el objeto central de esta historia. La presentaré en un concurso, y si gana, chévere, y si no, bueno, la presentaré en otra. Y así…y si no pasa nada, pues me la guardaré y si las leeré a mis nietos jaja. Bueno, ya tengo esa intención, seguro que la terminaré de escribir a los veintiocho o veintinueve pero no me importa, la cosa es que la quiero escribir.

Ah, y volviendo a la obra, también, me ha gustado mucho porque es en el personaje de José Carlos en la que también he visto a X. Y no puedo evitar sonreír. Cuando José Carlos habla o cuenta, lo veo, nítidamente, a él. Así que me la pasé toda la obra pensando en X, como si lo que pienso a diario no fuera ya suficiente. Extraño a X.

Me enamoraría de alguien que se parezca a José Carlos. No sé si me enamoraría por el hecho de que se parece a X, o porque simplemente me gustan ese tipo de chicos. Pero si me tropezara de nuevo con un José Carlos, quizá, y sólo quizá, me enamoraría otra vez.

martes, 28 de junio de 2011

Los ojos de mi princesa

Tomándome el dichoso Red Bull me propuse leer la obra que me regalaron J. y E. Mi primera impresión respecto a las doscientas cuarenta y tantas páginas que voy: La mejor novela romántica que he leído. Bueno, entre las tres que voy: “El diario de Noah” de Sparks es buena, pero creo que le falta esa esencia especial…a ver, cómo me explico. Tal vez sea que yo le tengo un prejuicio a los (norte)americanos, pero me parece que ellos son demasiado sexuales y ponen demasiado énfasis en los detalles físicos…como digo, tal vez son clichés míos. “Un paseo para recordar” es una variante del diario de Noah (y mira que es el mismo autor) y la verdad me deprime tan poca creatividad, de las tres sería la menos mejor. “Los ojos de mi princesa”, en cambio, tiene una trama distinta y más entretenida que me han mantenido enganchada desde un principio. El autor es mexicano, y de nuevo, otro cliché mío: Los mexicanos y los peruanos poseen una particularidad en su voz (en ese dejo característico) que les da un toque romántico. No es determinante, pero ayuda. Ponte: Escuchar un “te amo” suena mejor (para mí) en la voz de un peruano o un mexicano que en la de un argentino o colombiano. Simplemente es más romántico. Y si nos vamos a Asia, Corea es mejor. Nada que ver con China o Japón.

Ok, ya me fui por las ramas. Hablaba de la novela y no sé de dónde me salí con Corea. Decía que “Los ojos de mi princesa” es una buena novela. Mañana la termino de leer sí o sí. Ahora estoy esperando a que venga la enamorada de un amigo quien nos va a venir a grabar. Todavía no sé qué voy a decir. Ya algo se me ocurrirá.

Mi obá y la feria


Acabo de venir de visitar a obá (mi abuela). Me encontré de sorpresa con mi tía (otra tía de entre las millones que tengo) Conversé por una hora con ellas y he venido a la universidad. Pasé por la Facultad de Derecho en dirección a la Feria de Libro y en eso me detiene una de mis amigas de ajedrez y me da una buena noticia. Voy alegre a la feria y entre libros y escuchando a Alejandro Sanz en la 93.1 me pongo a pensar un poco. Estoy dando pasos rápidos como si estuviera en el Súpermercado. Veo muchos libros de Historia, revistas, libros de segunda mano. Me detengo en la sección de poesía, estoy tentada a comprarme uno, pero pienso “Siempre compras libros y casi nunca los lees”. Aprieto los bolsillos. Cuando tengo plata en los bolsillos siempre tengo el impulso de gastarlo. Soy una despilfarradora empedernida. Pero me contengo. “No voy a comprar nada”, me decido. No he tocado ningún libro. He visto muchos títulos atrayentes, pero no he tocado ni un libro. Siempre que toco uno me siento en el compromiso de comprar. Sigo paseándome sólo para tener ‘inspiración’. Ver libros y repasar sus autores me estimula, me antoja a escribir uno bajo la secreta esperanza de que un día, mi obra aparezca camuflada entre ellas. Dejo de soñar.

Son las 2pm. No he almorzado aún y tengo clases ya.

Red Bull NO me da alas

Ayer, como a quien le sobra la plata y no tiene nada qué hacer (jaja, ya quisiera) me compré una latita de Red Bull. No sé, ya que estaba en la tienda comprándome las golosinas de la semana se me antojó probar un poco para ver qué pasaba. Sólo por curiosidad. Y lo que pasa es que llegué a mi casa y le di el primer sorbo. Sabía a Guaraná. No estaba mal. Bebí otro más. Y otro. En cuestión de minutos dejé la lata vacía. Como para darme el gusto hice el cliché americano de apretujar la latita y aventarla al tacho. Esperé a qué hora empezaría el efecto. A qué hora me saldrían las alas. Saqué mi cuenta: Lo tomé alrededor de las seis. Vi el reloj: Eran las siete. Nada. Continué leyendo el libro que luego comentaré. Son las ocho. Nada. Pasó a las nueve, diez, once...y yo seguía siendo yo, quiero decir, no se me prendió nada, no me pude fosforita, no me salió ni una pluma. Me fui a dormir y es cuando ya bien acomodadita en mi cama, empiezo a sentir mi corazón palpitando fuertemente hasta sentirlo por las sienes. Mi corazón hacía tuk-tuk-tuk... Asu mare, por un momento creí que tenía dos carozones en el pecho palpitando cada uno a su propio ritmo. Me repetí que no lo volvería a tomar.

A menos que quiera dos corazones palpitándome en las sienes.

lunes, 27 de junio de 2011

Un paseo para recordar

Ayer mismo , comiéndome más Chocman’s (viva la dieta) terminé de leer “Un paseo para recordar”. El lenguaje de quien lo relata es bien sencillo y si hay algo que desde mi (humilde) crítica tenga que decir, pues eso sería el hecho de que a veces se notaba que hacía algunas símiles forzados como “Impedir que Eric dejara de trastabillar era como querer impedir que la lluvia cesara…”, bueno, algo así, cosas sin sentido. Y más allá de eso, la historia se hacía predecible a veces. Y es además una historia bastante análoga al de la peli’ “Dulce Noviembre” o al drama coreano “Autumn in my heart” o incluso, tiene más parecido con el japonés, “Ichi rittoru no namida” (Un litro de lágrimas), o su casi homólogo “Sekai no chushin de, ai wo sakebu” (la verdad no sé bien qué significa, pero creo que es algo como “En el centro del mundo, gritando por amor”) Y como se parecen a tantas historias que ya conocía, como que ya no me impresionó. Pero buéh, como para pasar el rato estaba bien.

La historia se divide en trece capítulos y es recién en la última parte del noveno cuando Landon revela estar enamorado de Jamie, esa chica que por las características que le dan parece coincidir con las de mi tía. Igualiiiiiita, excepto que mi tía no lleva todo el día ni es hija de un ministro, pero después, todito es de ella.



“La tomé de la mano y la miré, moviéndome sólo un un poco y pensaba que había hecho la cosa equivocada y me debatí sin llegar más lejos. Me detuve y sonreí, y me dispuse a inclinar mi cabeza, y la próxima cosa que pasó fue que había cerrado sus ojos y estaba inclinapoquito más cerca. Ella no se hizo para atrás, pero sus ojos se abrieron sólo un poquito, y por sólo un momento, parpadeé ndo su cabeza también, y que nuestras caras se estaban moviendo acercándose más.

No había pasado mucho tiempo, y no era esa clase de besos que ustedes ven en las películas en estos días, pero era estupendo en cierta manera, y todo lo que puedo acordarme de aquel momento es cuando nuestros labios se tocaron por primera vez, sabía que ese recuerdo duraría para siempre.”

domingo, 26 de junio de 2011

Un sueño feliz!


Hoy, como todos los domingos, ayudé a mi tía a cocinar. Sólo ayudo, y esto, ya que no soy de mucha ayuda que digamos. Ya tengo veintiuno y no sé cocinar. Incluso hoy quemé el aceite y de pasadita el pescado. Felizmente mi tía tiene una paciencia y tolerancia única a sus setenta y tantos años que de un breve y merecido resondrito no pasó a más. Mi tía S. debe ser un ángel.


Bueno, al final de esta batalla campal con la sartén al menos salió algo que parecía comida. Tampoco el escabeche estuvo tan mal que digamos. Ya quedó claro que a mi chico lo conquistaría por cualquier cosa, pero menos por el estómago.

Por cierto, hablando de chico, hoy en la madrugada (o en la mañana?) tuve un sueño maravilloso, demasiado bueno, un sueño que me hizo feliz. En el sueño lo era completamente. Y ahora, que estoy recordando algunas escenas del sueño, no evito sonreír por dentro. Soñé con él….con él!!! ¿Cuándo fue la última vez que había soñado con él? Fue hace mucho, hace unos seis o siete meses atrás. Yo no sueño mucho. O bueno, dicen que todos soñamos, lo que pasa es que nos acordamos de los sueños que sucedieron antes de despertarnos. En todo caso, yo casi nunca me acuerdo de lo que sueño. Pero hoy, luego de mucho tiempo, he vuelto a soñar….y qué suerte la mía que haya sido con él. No voy a contar los detalles, que incluso no todos los escribí en mi diario, pero déjenme decir que fue un sueño feliz, un sueño, que lástima que sea así, tal vez no se haga realidad.

Pero qué más da. Tan lindo estuvo eso que desearía ponerme un chip o algo en mi cabeza que me permita grabarlo y reproducirlo nuevamente para cuando me entren las ganas y vuelva a estar tan feliz, otra vez. Es cierto que lo que sentí fue una felicidad muy corta, pero fue breve y apasionado, lo sentí muy hondo. Y eso hace que por poco que sea, valió la pena.

El color de mi personalidad

Y ahora que estaba pensando en Van Gogh, se me ocurrió preguntarme: Y si tuviera que definir mi personalidad con un color…qué color sería??

Pensé en el rojo, pero inmediatamente asocié el rojo a un carácter fuerte, dominante, radical. Yo no tengo carácter fuerte, al contrario, soy una tipa más tolerante, más blanda,  más dócil, que no busca dominar ni ser dominada. Claro que eso no implica que sea de carácter débil, porque de eso tampoco lo soy, pero en definitiva, el rojo no es mi color.

El negro? No, el negro me parece muy tétrico. Claro que está el hecho que el negro combina con todos, no se hace problemas, y yo, por naturaleza, caigo bien con casi todos, pero no, el negro es un color (demasiado) neutro, y yo en particular, no aprecio la neutralidad. El negro, el color del glamour, lo formal y la elegancia, no cae bien conmigo. El negro, además, es un color oscuro, y a mí me gustan más los claros (hey, no te confundas con el racismo) No sé por qué, pero yo soy de usar colores claros. Me gusta la claridad.

El blanco. Mmm, podría ser, pero el blanco es también neutro, y ya dije que conmigo no va la neutralidad. Soy un signo muy movible, muy variable, de tendencia a lo muy muy y tan tan, nunca al medio. Nunca estable.

El marrón es un color que antes, cuando tenía trece o catorce, me agradaba por el toque taciturno, de tristeza, de madera que inspiraba. El marrón, para mí, es el color de la melancolía. Pero yo no soy melancólica, o bueno, lo pretendo ser a veces, pero por regla general no lo soy. Yo soy alegre y  ruidosa, o sea, antimelancólica.

El rosado..a ver, el rosado…sí, pero el rosado es muy niña, y yo ya dejé de serlo, por más que algunos de mis conocidos me llamen así. Yo ya no soy una niña, yo ya he madurado. Es cierto que a veces pienso y actúo como una niña, pero yo ya no lo soy. El rosado, también, es el color de lo cursi y femenino. Yo soy cursi a veces pero no quiero serlo. Y femenina, bueno, tampoco lo soy. Yo soy media tosca, media chusca.

El amarillo…ahí tá, podría, pero no un amarillo chillón, sino como un mostaza, un amarillo mostaza. De hecho, el color del blog tiene mucho de mostaza, es un color claro, pero a la vez, tiene algo de oscuro, como que de marrón. O sea, como que de negro y rojo. Me gusta el mostaza del blog. Ese mostaza de las hojas de los árboles del mural de este blog. Un mostaza de otoño. Un mostaza que suene también a melancolía.

El azul,..mira, me cae bien el azul, ya sea el claro o el oscuro. De todos modos invita a recordar al mar o al cielo. Y el mar y el cielo son frescos, de esa frescura que a mí me gusta. El azul también es un color muy poético, vaya una a decir. Pero el cielo y el mar son algo también fríos, y fría, tampoco soy. Me gusta el frío, sí, pero yo soy una mujer caliente (tranquilos, mal pensados), soy una mujer de naturaleza cálida, con marcada tendencia a andar alegre.

Entonces ya, busco algún color que mezcle lo fresco del azul y la calidez de un amarillo, y ahí tenemos al verde, al verde claro por ejemplo. Y vaya coincidencia, el verde es mi color favorito. Pero ahora también, creo que describe mejor mi personalidad. Esa combinación de alegre amarillo, y fresco azul. Porque eso es lo que creo que soy: Alegre y fresca.

sábado, 25 de junio de 2011

Las obras que me faltan

Gracias a P., quien me dio una serie de títulos hace unas semanas de acuerdo a mis gustos (obras con un toque de misterio o algo interesante, y las románticas) ahora tengo una serie de libros qué leer, las anoto aquí para no olvidarme:

Memoria de mis putas tristes -Gabo
No me esperes en Abril- Alfredo Bryce Echenique
Travesuras de la Niña Mala- MVLL
Morirás Mañana-Jaimito Bayli
Los treintiséis hombres justos-Son Bourne
Un paseo para recordar- Nicholas Sparks
La insoportable levedad del ser- Milán Kundera
La inmortalidad -otra vez, Kundera
El libro de los amores ridículos-una vez más, Kundera
La vida está en otra parte-seee, adivinaron, Milán Kundera.

Por recomendación de distintos amigos:

El símbolo perdido-Dan Brown
El túnel- Ernesto Sábato
El amor en los tiempos de cólera- Gabo

Tengo lectura para rato.

Por ciero, la parte más linda del día aconteció mientras leía "Un paseo para recordar" comiéndome un Chocman...(viva la dieta). Recién estoy en la página 40 y al parecer, la historia promete.

Los colores del alma

De todos los locos geniales que conozco (ojo que no se trata de cualquier loco, son locos geniales), al que le guardo cariño es a Van Gogh. Ni Dalí, ni Einstein, ni Nietzsche, ... No sé por qué, pero siempre he sentido simpatía con Van Gogh. Y eso que yo no sé apreciar pinturas ni nada de esas cosas. Pero ahí está, siento una irremediable atracción a sus pinturas, esas que él mismo decía, estaban pintadas con los 'colores de su alma'. Serán tal vez los colores que usa, su inconfundible estilo de 'pincelar', o tal vez sea un poco de su locura contenida la que se expresa a través de sus trabajos lo que me hace identificarme con él. Recuerdo, por cierto, haber leído por ahí que el artista de la oreja mutilada era en extremo triste y melancólico, y tal vez eso me hace sentir una cierta compasión hacia él. Qué sé yo. No lo sé. Pero veo a Van Gogh y veo algo de mí en él.



Una pequeña Galería de Van Gogh:




viernes, 24 de junio de 2011

Gente feliz

Pensando y pensansdo sobre lo que quiero sobre mí (por estos días estoy en una etapa de introspección) he ideado un modelo (mejor dicho modelos) a seguir. Quiero ser ese tipo de persona libre, apasionada por la vida, la que hace las cosas con un brillo especial. En este sentido, he pensado más o menos las personas que aparentemente tienen estas características y lo que se me han ocurrido, así de golpe, son:


Gian Marco, aparte del harto carisma que transmite el pelao, cada entrevista que he escuchado de él siempre me ha dejado la sensación de plenitud, o sea, él transmite la convicción de que lleva una vida feliz. Así que en quien primero pensé fue en Marquito. Y tal vez muchos están de acuerdo conmigo.

Cecilia Barraza, la cantante y conductora de TV, siempre me ha dejado la impresión de estar alegre dentro y fuera de cámaras. O sea, su alegría no es como la de Magaly Medina o Gisela Valcárcel que parece ser una alegría fabricada para la TV, porque al fin y al cabo, de eso vives, para eso te pagan, pues, no, la suya parece ser más bien una alegría genuina, se nota que ella disfruta lo que hace y de allí la pasión que le pone a su canto.

Gastón Acurio, parece un hombre muy feliz cocinando (o sea, yo necesito uno así =P) y bueno, se le nota muy de lejos que ama lo que hace. Hay un entusiasmo genuino en él. Verlo, inspira.

Dani Violi, pues a ella la acabo de conocer en una entrevista que le hicieron vía Skype en salgalú.tv y es de admirar esa pasión con la que habla, esa energía, esa alegría que le imprime a las palabras. Definitivamente sería mi modelo apasionado a seguir. Quiero ver la matemática con la misma intensidad y pasión con que ella hace lo suyo (que es, déjame ver...comunicadora, coordinadora editorial, tallerista (trabaja con niños), caricaturista, etc, etc) en fin, yo también quiero que me brillen los ojos por lo que hago.

Willy, el que escribe en El Camino del Amor, me pareció feliz no tanto por sus post's, sino por la dedicación y el amor que le imprime a los comentarios (él responde a todos, y siempre lo hace de forma especial, pero más importante, son el contenido y la esencia de sus comentarios). 

  

No me importa lo guapo, inteligente o rico que una persona pueda a llegar a ser. Lo que importa es la capacidad de las personas para ser felices, sea con lo poco o mucho que tengan. Por ello admiro a la gente que es feliz y plena, la que vive satisfecha de lo que hace y lo que es. Son mi modelo a imitar.

En fin, quiero llegar a tener como ellos esa convicción por lo que hacen, ese destello de luz en los ojos que saltan cuando hacen lo que aman, lo que hacen porque les gusta y no por obligación o imposición. Quiero una vida así, amando lo que hago y morirme por ello, rajarme por ello. Sé que de allí todo será más fácil y la satisfacción me inundará toda hasta alcanzar un estado de plenitud. Creo que puedo hacerlo. Siento que puedo hacerlo.



TOC-TOC

Las gotas
               caen
                        caen
                                caen

                                                    La lluvia mojó mis ojos.

                                                    Y no supe qué hacer.

jueves, 23 de junio de 2011

Empezó el invierno

Ya desde anteayer prácticamente es que comenzó el invierno limeño. A abrigarse un poco más 

 

a comer más chocolate,


a escuchar más baladas,


a hacer más ejercicio,


a escribir más seguido (sobre todo poesía),  


 y sacar de adentro toda la calidez que llevamos para compensar el frío propio de esta estación.

Por cierto, para quien quiera un toque de belleza e inspiración para su día, puede darse una vuelta por la Av. Gregorio Escobedo (referencia, el Centro Cultural Peruano-Japonés) y ver cómo ha comenzado a florecer ya los árboles de sakura (está bien dicho?) de esa avenida. Me enteré ayer por Perú Shimpo que ha comenzado a verse todo precioso. Me iré uno de estos días.


Sobre mí (II)

 


Frases que odio-no me gustan-detesto decir (y por tanto, las evito):

-"No puedo"
-"Estoy cansada"
-"No tengo tiempo"
-"Me duele"

Frases que amo-me gustan-adoro decir (y por tanto, en las medidas de mis posibilidades, las repito todo el tiempo)

-"Claro que se puede"
-"Está bien"
-"No te preocupes"
-"Feliz"
-"Está rico"
-"Muy bueno", "genial", "excelente", "me gusta".

miércoles, 22 de junio de 2011

.........

El papá de una persona muy íntima a mí ha fallecido. Ella es como mi madre, mi amiga, la persona a la que tengo más confianza.

Y no tengo nada qué decir.

martes, 21 de junio de 2011

Paty vs.' Anand'

Luego de mi examen (de mis divagaciones mentales) fui al club a jugar la tercera ronda del selectivo de ajedrez. Esta vez me tocó ser rival de un chico que me parecía simpático pero ahora que lo he mirado de cerca ,ya no tanto (=P) Por cierto, tiene un parecido con el ajedrecista Anand, o incluso, con Raj de The Big Bang Theory, me parece, no sé, que debe tener ascendencia india. Bueno, pero me estoy desviando.

El asunto es que le jugué y perdí, pero bien, aprendí mucho. Ésta es la partida:

1.e4-e5 2.Ac4-Cf6 3.d3-d6 4.Cc3-c6 5.Ag5-Ae7 6.a4-a5 7.Ce2-0-0 8.Axe7-Dxe7 10.f4-Ag5 11.h3-Axe2 12.Cxe2-Cf6 13.Cg3-g6 14. Df3-Cd3 15.f5-Dg7 16.De3-d5 17.Aa7-d4 18.Dg5-h6 19.Dh4-g5 20. Ch5+- Cxg5 21. Dxg5-Cf6 22.De2-Tc8 23.Tf3-Th8 24.Taf1-h5 25.Tg3-Rh6 26.Dd2-.... 27.h5-Ch7 28.f6-Dd6 29. Axf7- y abandoné ante lo inevitable.


Jugar ajedrez siempre me divierte, y sin duda, ésta no fue la excepción.

En Punta Sal!

Ayer me hicieron una propuesta inesperada de viaje en el trabajo que yo acepté sin mayores titubeos. Mi tía me dio (increíblemente) el permiso, y ya!, empaqué mis cosas y me fui....en avión!!

He llegado a Tumbes.Nos acabamos de instalar en el hotel, y al momento en que lean esto yo ya debo estar chapoteando en  Punta Sal ... es lo bueno de este trabajo... Les pongo las fotos que acabo de tomar como para que se mueran de la envidia =P






(....)


Bueno, en realidad estoy en mi examen de Geo y no tengo la menor idea de lo que me dice este examen de 1-formas. Mejor intento hacer algo de la conjetura de Collatz.

lunes, 20 de junio de 2011

Mi día

Hoy no fui a la universidad y eso generalmente me sale muy caro, especialmente porque implica quedarme en casa haciendo esas labores domésticas que no me agradan. Y sí, terminé por ejemplo yendo a la panadería. No es que me encante ir a la panadería, pero el deber a veces obliga. Así que aplicar por enésima vez la filosofía tolstoiana (“la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere, sino en querer lo que se hace”). No me pregunten por qué odio a Tolstoi.

En fin, cosas qué comentar, se me ocurre el incidente de la señora (pobre señora):

-Señorita, ya salió el pan? Me decía ella que debía tener una edad que cruzaba los setenta.
-No señito, le respondía yo, todavía son las cuatro, el pan sale a eso de las cuatro y veinte.
-Ay, volveré entonces.

En eso se me acerca mi tía S. (una entre las millones que tengo) y me dice:

-Esa señora es media machigai*, me da pena. Ah, y sabes qué, también es ‘malagüera’, así me dijo tu tía C. (esa otra que hay entre las millones que tengo ^^) Tu tía le atendió a ella primero y ese día no se vendió el pan, sobraron varias canastas…
-Ah ya, entonces para cuando venga me hago la loca, le digo yo como quien le sigue la corriente.
-Ajá.

En fin, viniendo de mi tía que no vende sal en la tarde o en la noche porque causa un mal negocio, o entre esas decenas de cosas supersticiosas que he oído de su boca, pues una declaración como ésa ya no me sorprende.

Son las cuatro y veinte y la gente ya se ha abarrotado en el mostrador y la señora no aparece, sino hasta diez minutos después en que es mi tía misma quien le atiende. Yo sólo la veo y me digo “pobre señora”.

(………)

Y para no perder la buena costumbre de mencionar el momento más feliz, más rico, más bonito, más chévere del día, pues…a ver,…a ver….cuál es? Creo que va a suceder dentro de poquito, cuando, después de una bañito bien rico, me meta entre mis sábanas que huelen a esa mezcla ya familiar de olores Anúa (el shampoo que uso)-Dove(el jabón con que me baño)-Rexona (mi desodorante) y Downie (el líquido que sirve de enjuague para mis sábanas) Ahhhh lo máximo.

*Machigai significa loca, desquiciada, alguien a quien ya se le están cruzando los chicotes, claro, esto en dialecto uchinanchu ,que es como el quechua japonés.

domingo, 19 de junio de 2011

Yo? Chae Rim?

Ahora que estaba escuchando algunas canciones de novelas coreanas (recordar es volver a vivir), me crucé con mi canción favorita de uno de los dramas más entrañables (y favoritas también) , Todo sobre Eva. Y me acordé que antes varias personas me comentaron que yo tenía un aire, un parecido a la actriz que hace de protagonista en la novela, o sea, Chae Rim. Jajajaja, yo? Ya, está bien que tengas rasgos orientales, que cuando me río se me ponen los ojos chinitos, pero...compararme con la linda Chae Rim? Jaja, la idea aún me causa una sonrisa interminable. Agradezco mucho la ceguera, pero vamos, no sólo tendría que subir centímetros y bajar muchos kilos, sino que me haría falta más refinamiento, ser más femenina, más todo. O sea, ni de lejos.

Pero en fin, así me veían estos miopes que alguna vez se atrevieron a hacer tan abismal comparación y hacerme creer que en serio, me parecía a ella.

Bueno, hoy me acordé de eso y aunque me la quiero creer no tengo la suficiente imaginación como para alucinarlo. Así que mejor me río nomás.

[Post Post: Casi pongo una foto mía a lado de la señorita Rim para hacer un versus, pero no, todavía no me quiero bajar la moral =D ]






sábado, 18 de junio de 2011

La manzana dulce y el extraño vecino

No tengo mucho qué contar, o ya, por decir algo, en mi carro de regreso coincidí con el chico que fue a la Universiada con nosotros, el mismo que apareció en las fotos oficiales a nuestro lado sin ni siquiera pertenecer a nuestra selección. Creo que él era el delegado de la selección de básquet, pero en fin, la cuestión es que vi una cara conocida sin querer queriendo mientras yo me quedé sentada durante la hora y media de viaje en la que él permaneció parado a lado mío. Esperé a que bajara en un paradero antes que yo, pero mira tú, nunca se bajó y se bajó conmigo. O sea, hasta éramos vecinos! 


Lo perseguí (glum, digo,lo seguí con la mirada) para ver por dónde diantres era que vivía el niño, y cómo así, de tantos años de viaje, nunca me había cruzado con él. En eso me cruzo con un payaso que vendía manzanas dulces (y algo pasadas, para variar) que me decía en una voz graciosita: “para su príncipe, señorita”. Yo no tengo príncipe le iba a decir pero para librarme de una vez y perseguir al otro chico le dije “ y cuánto cuesta?”  como para abreviar el trámite y sacar mis monedas de una buena vez. “Agarre primero”, me dijo el payaso, y yo me reí (ahora me doy cuenta que me río con facilidad) y bueno, le pagué el sol que me dijo que costaba esa manzana mientras me miraba la cara (me sentí estafada: la manzana era chiquitísima y tenía aspecto de guardada) y bueno, cogí mi manzana mientras yo buscaba con la mirada al vecino que acababa de descubrir.

Caminé, caminé y caminé comiéndome la manzana encaramelada pasada hasta que no sé cómo y lo perdí de vista. Ya fue, pensé.

No, no, no es que quiera algo con él, sólo lo seguía por pura curiosidad. Digo, por siaca'.

El momento más feliz de hoy transcurrió casi durante todo el día. Fue un día de ensimismamiento, o sea, todo el día estaba concentrada en mí misma. Estuve sola, como que me aislé del mundo, de mis amigos, de la realidad. Un amigo me llamó para jugar ping-pong y le dije no. La verdad, es que quería estar sola, y la pasé bien conmigo misma. Creo que soy solitaria por naturaleza. Mi yo profundo me lo pide. Quiero más días como hoy.

Juegos de lógica

Un amigo me planteó un par de problemas lógicos  y vamos a ver qué tal les va a ustedes:

Problema 1
Es viernes, y un profesor les dice a sus alumnos:
-La próxima semana les voy a tomar una "prueba sorpresa".
Pregunta: Cuándo les tomará dicha prueba?
Nota: La semana se inicia con el día Lunes.

Problema 2
Eres un acusado, debes decidir tu suerte eligiendo entre dos puertas, una que da a la libertad, y la otra, a la cárcel. Resulta que las dos puertas están custodiadas por un guardia, uno es mentiroso, el otro dice siempre la verdad.
Tienes la chance de hacer sólo una pregunta a uno de los guardias. Cuál sería esta pregunta? (Obviamente que tú quieres tu libertad)

Ya, a manera de motivación, mientras piensan, acá les doy un cuentito:

Érase un juez, un acusado(que es inocente) y un abogado(acusador). El abogado (como muchos que los hay en esta profesión) era rico pero corrupto y compró al juez (otro desgraciado corrupto) y juntos tramaron un artificio para acusar a este chico inocente. Escribieron en un par de papelitos "culpable" y le dijeron al chico que escoja entre ambos escritos. Si le salía "inocente" (entre nos sabemos que nunca le iba a salir eso) entonces era libre. El chico, que ya se las olía, obedeció y agarró un papel y de inmediato se lo tragó. Cuando el juez y el abogado saltaron inquietos, y le reclamaron el cómo ahora ellos sabrían lo que había salido, entonces el chico les dijo: Abran el otro papelito y sabrán del que me tragué.

Jaja, qué vivo.

Si serás, si serás

Ayer iba de regreso de almorzar con un par de amigos (ellos dos son enamorados, y yo, bueno, no actúo ni me siento como la violinista pero las circunstancias hacen que lo pareciera) y J. (el hombre) hace un comentario sobre el guardia de la puerta de la universidad:

-Oye, se parece a Marcelo Oxcenford
-Marcelo Oxcenford? Já, debes tener los ojos deformados-dije yo, expresándome muy mal por cierto, porque lo que quise decir era que sus ojos lo veían todo deforme.
-Buuuuuu- dijo entonces mi amiga E.
-Por qué?, le dije yo, quien, bruta como soy, no di cuenta de las implicancias de mi comentario.
-Porque con estos ojos (deformes) yo me fijé en ella...- me aclaró J.-
-Ah, verdad no? Ups! (no soy buena varajándola, así que no dije nada)


Siempre meto la pata.



La nueva web en construcción

Listo!, ya tengo tema (el amor) y también un entorno (Wordpress). Sólo a esperar que las cosas sucedan (desde luego que yo provocaré que sucedan) y bueno, ver cómo esta idea llega a florecer. Estoy entusiasmada por esto.

Lo chévere es que yo seré la administradora, así que, ñaca ñaca, yo pongo las reglas del juego. 

Y cómo me encanta poner las reglas y jugar mi propio juego.

viernes, 17 de junio de 2011

Hoy fui a la universidad a hacer pura vida social

Fue un día muy improductivo, yo me sentí improductiva. Así que fui a la universidad a gastar plata y hacer vida social.

Estoy en esos momentos en las que me siento flotar o en las que no estoy segura del rumbo al que debo dirigir mi vida, es decir, estoy a la deriva, dejando que las cosas fluyan y se den de la manera más afortunada posible (no sé por qué, pero aunque no haga mucho para merecerlo, siempre espero lo mejor) y bueno, aquí estoy yo aguardando la ola perfecta que me dicte o me haga ver el sentido de mi existencia.

El momento más alegre del día fue cuando conversamos con J., alias “Enfermo”, y los momentos más especiales ocurrieron cuando nos encontramos con R. primero, saliendo del almuerzo, y con el siguiente R.,el Tuno, por la tarde. Los encontramos de buen tiempo (hablo en plural porque todo el día anduve acompañada) y me alegró mucho verlos.

Cómo hacer dinero en internet

Hoy Perú Shimpo publicó una nota sobre la conferencia que realizó Arturo Goga en el Centro Cultural Peruano Japonés. Yo no asistí (aunque me quedé con las ganas) pero voy a resumir puntualmente lo que dice la nota, que no es muy distinto por cierto a lo que ya se podría intuir.

Tips para conseguir tráfico (más visitas) en tu blog:

1.Postear a diario y con mucha frecuencia, obviamente, contenidos originales (él por ejemplo hace cuatro post diarios en promedio)
2.Registrarse en Perú Blogs (en el caso nuestro) y Bitácoras.com
3.Publicitar nuestra página.

Y ya, así de simple. El resto es cuestión de esperar. Otra cosa, el tema del blog tiene que ser algo que te apasione, ya sea hobby o algo al que le puedas dedicar un buen tiempo diario.

¿Se puede vivir de Internet? Sí, y Arturo es una prueba viva de ello.

Sobre límites y enamorados secretos

Recuerdo la vez en que mi profesor hizo una analogía, a manera de ilustrar el concepto de límite en matemáticas (en el análisis real) que el límite era como el enamorado secreto, que se aproxima bastante a l chica pero sin llegar a tocarla. Bueno, menciono esto porque hace unas semanas ya que he vuelto a recibir una solicitud de amistad del Face de este chico, que, digo yo, parece seguir enamorado (o en todo caso, atraído) por mí.

Fue mi compañero del cole en mis dos últimos grados de la primaria, y en los tres últimos años de la secundaria y en fin, con el que me he vuelto a cruzarme también alguna vez. Era sabido por todos que yo le gustaba, es más, alguna vez el muy memerto hasta no tuvo reparos en insinuarlo públicamente. Bueno, la nota es que soy de las que trata de poner un STOP y no dar más vueltas, siempre siendo franca y puntual. Obviamente, muy a mi estilo =P, desde siempre he sido bastante directa con él, al punto que seguramente habré sido también muy cruel.

Hace meses me envió una solicitud de amistad a través del Face que yo rechacé excusándome con un mensaje algo así como:

Hola F. 
Siento no aceptar tu solicitud de amistad, pero tengo mis (engreídas y egocéntricas) razones.
Un saludo =)

Él respondió de inmediato con un “Ok, no hay problema”.

Y bueno, la razón por la que no acepté es que siempre he creído que, un modo o ayuda para que alguien se des-enamore de ti es haciendo que esta persona sepa lo menos posible de ti. Tengo la sensación de que, si alguien ya se siente atraído por mí, pues es muy probable que, a medida que me conozca, en vez de desencantarse con mi irresponsabilidad, frivolidad y por otros tantos defectos que me llegue a descubrir, al contrario, quedará más enamorado todavía de mí. Jaja, sí, lo sé, son vanidades mías, pero así las pienso.

Entonces ya, desde que empecé este blog quise que sea en los más estrictos secretos, sin que nadie se entere, sin que nadie me descubra, sin que nadie de mi círculo de conocidos lo sepa. Pero como lo diría Guille, me escondo muy mal, y yo solita he abierto el camino (o elaborado el mapa) para que cualquiera que sepa mi nombre y apellido, me encuentre. O sea, el tipo ya me encontró, ya me descubrió, ya sabe cada cosa de mí, está leyendo esto en estos momentos. No me lo ha dicho, nadie me lo ha contado, pero es algo que se deduce. Mi intuición femenina y mis cálculos matemáticos casi nunca fallan.

Así pues F, tú que me estás leyendo, ya sabes entonces la razón por la que he vuelto a rechazar la solicitud que me enviaste hace poco. Decir que dejes de leerme, que te des-enamores de mí, sería pues provocarte. No lo haré. Abre los ojos tú solo, y date cuenta.

Problemas en Blogger

Nunca me había pasado que, escribiendo mis entradas y publicándolas, éstas no aparecen en la Página Principal, pero sí están en el Escritorio o aparecen entre los archivos del mes. Entonces fue que mil ideas de índole paranoico revolotearon por mi mente, pensando que acaso habían congelado mi blog, o qué sé yo. El problema justo se presenta cuando acabo de rechazar un trabajo en el que me iban a pagar por escribir diez post diarios (relacionado con belleza, moda, etc) durante todos los días para cinco páginas webs, y quién sabe, por mi egocéntrica mentecita se me ocurrió pensar que se habían apoderado de mi página (porque es una empresa que compra webs). Pero no, claro que no. Busqué ayuda en Internet y bueno, nadie me dio razón, en cambio me topé con un par de bloggeros con la misma inquietud que yo.

En fin, para quien está interesado en saber cómo se solucionó el problema, pues todo fue cuestión de esperar unas cuantas horas, porque ahora que acabo de entrar, ya todo ha vuelto a la normalidad. Mis archivos están ahí, tranquilitos, y yo por fin, estoy también, aliviada.

jueves, 16 de junio de 2011

Entre Álgebra Lineal y música

Hoy me levanté (tarde de nuevo, para variar) y fui derechito a ayudar a mi hermano con las empanadas. Luego, me puse a resolver los ejercicios que un compañero del cole me encargó (unas sobre transformaciones lineales, independencia lineal , espacios vectoriales y esas cosas), y bueno, llegó justo poco después para enseñarle. Estuvimos poco más de tres horas hasta que me llegó la hora del almuerzo, y al fin, lo mandé a casa. Digo al fin porque yo me moría de hambre y a él lo veía demasiado entusiasmado. Encima no me pagó, o sea, me hizo recordar toda mi época escolar cuando venían a mi casa y enseñaba gratis =P. Bueno, ya fue. Después de eso me senté frente a la computadora a escribir algo, y después volví a la tanda de ejercicios que mi amigo del cole me dejó, así, hasta las 10pm.

Mañana tengo un examen en un curso del que hace tiempo que no ingreso a clases (y del que no tengo la más mínima idea sobre lo que haré, y supongo que me pondré, como siempre, a divagar intentando resolver la conjetura de Collatz como lo hago siempre en este tipo de casos) Para el sábado en la mañana se viene una exposición para el que (adivinaron) tengo que empezar desde cero. Caballera, a ponerse a elaborar las diapositivas. Pero eso ya será mañana en la noche jaja.


La parte más feliz del día transcurrió cuando, mientras resolvía aquellos ejercicios, empezó a sonar Jandy Feliz en el mp4. Subí el volumen a 20 y me puse a bailar en la cocina (sitio estratégico para no ser descubierta) al ritmo de “Amor narcótico”, “Ciguapa”, “Cariñosa”, “Tócame” y “Procura” (mi favorita de Jandy). La mejor manera para entrar en calor en este otoño.

El hombre perfecto

Alguna vez las mujeres soñamos con un hombre que tenga la inteligencia de:

 Albert Einstein

que sea a su vez tan sexy como:

Brad Pitt

Que tenga la paciencia de:

 Mahatma Gandhi


... la  bondad de:

 Juan Pablo II

... la ternura de:

Park Yong Ha

... la elegancia de:

 Colin Firth

...la voz de:

Alejandro Sanz

...con el sentido del humor de: 

Jim Carrey
Ah! ...y para rematar...millonario como:

 Bill Gates

Pero la realidad supera ampliamente la fantasía y terminamos con un:

[Inserte foto aquí]


Es que el amor lo puede todo.