viernes, 19 de agosto de 2011

Una Messi femenina

 

Ahora que hacen ya semanas desde que Japón campeonó en fútbol femenino (y de algún modo le sirvió de consuelo a este país azotado por las desgracias de la naturaleza) recuerdo mi experiencia con la pelota, recuerdo que a mí me gustaba el fútbol y me gustaba tanto que quería ser, contra todo pronóstico, futbolista, una futbolista profesional.

Recuerdo que a los diez u once mi hermano y yo íbamos al pampón trasero, y ahí, entre ‘escombros’ y tierra muerta él y yo hacíamos un espacio para hacer un improvisado campo de juego, testigo de nuestras batallas futboleras. Los dos solos siempre pateábamos penales o jugábamos al ‘quita quita’, y era muy feliz. Una pelota mal inflada o recontra dura me daba igual, terminábamos hechos mugre pero todo tenía sentido porque jugar generaba una pasión, un sentimiento basto y suficiente como para dejar todos los otros juegos atrás. 

Recuerdo que también cuando las ganas no aguantaban, cogíamos las cajitas de los jarabes y Ricardo (mi hermano) y yo improvisábamos una pichanguita de fútbol en la sala de la casa o hacíamos ‘dominaditas’ que a mí me encantaban mucho más que las muñecas. Pero casi a diario, siempre esperaba la noche, las nueve de la noche era mi horario favorito, a las nueve jugábamos en el patio, donde hacíamos de un par de javas de fruta o cajones vacíos nuestros mini arcos de fútbol que defenderíamos a como dé lugar. Más de una vez mandábamos la pelota en el techo o volábamos el fluorescente (mi hermano siempre en su afán de hacerme ‘sombreritos’) pero nada nos detenía, el fútbol lo valía.


Me gustaba tanto el fútbol y era tanta mi emoción viendo partidos que me veía vistiendo los colores nacionales con el ‘9’ detrás de mi camiseta. No sé qué hubiera sido de mí si me hubiera lanzado a cumplir mi deseo de entonces, de jugar por el seleccionado femenino del Perú, pero a veces me gusta desvariar un poco y pensar que tal vez –tomando en cuenta mi corta estatura-tendríamos hoy a la versión femenina de Messi.

Me gusta el fútbol porque es belleza. Me gusta el sentimiento de satisfacción que te da hacer un bonito gol, una ‘huachita’ o una ‘llevadita’. Me emociona el fútbol cuando los goles se hacen con chanfle o de chalaca, cuando hay una bicicleta o una huacha, cuando se juega con taquicardia en el pecho. Me gusta el fútbol con fuertes descargas de adrenalina, cuando juega Perú, cuando grito gol y siento que la vida ha cobrado por arte de magia todo el sentido del mundo. Me gusta el fútbol como lo jugó Zidanne en ese memorable  partido con Brasil, me gusta con los chispazos de Ronaldinho, o sea, me gusta el fútbol cuando es jugado con inteligencia y la frialdad de un ajedrecista, y con la magia como la de quien compone una pieza de arte. Me gusta el fútbol por ser arte.

10 comentarios:

  1. Que Interesante, saber que a una mujer le apasiona un deporte que muchas veces se convierte en causal de peleas para las parejas jajaja. Tu (futuro) enamorado estará feliz con eso.
    Por mi parte el futbol me aburre, es más siempre uso esa frase "más aburrido que partido de fútbol del descentralizado peruano". Cuando he decidido ver algún partido, siento que he perdido 90 minutos de mi vida viendo un deporte que sólo generó 3 ó 4 situaciones claras de gol (como dicen los relatores). El resto del tiempo se jugó en la mitad de la cancha, se tiraron al piso, se "foulearon", botaron la pelota a la tribuna, se quisieron pelear, etc.
    Y ojo no es que sea un anti-deportista, por el contrario, he jugado futbol, incluso por la selección de mi facultad (hasta que me metieron dos goles, me echaron la culpa y me desconvocaron).
    Por eso prefiero el basquet, es un deporte de ida y vuelta. La intensidad se vive cada segundo. Soy de los que no se pierde ni un partido de la NBA (hablo de los play off). Y también juego con un grupo de amigos, muy esporádicamente.
    De ahí prefiero ver el voley, que al igual que el basquet, es de ida y vuelta. Más adrenalina.
    Bueno, cada quien con su rollo y con lo que le apasiona. Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. De niña nunca fue muy deportista que digamos... pero me encantaba observar a mis hermanos jugar al futbol, correr detrás de la pelotita y caerse mil veces y levantarse otras mil :).
    Hoy en día no puedo decir que soy una super fanática, pero lo disfruto, me gusta ver los partidos y los grandes campeonatos.
    Me hubiera gustado decir que conozco a la Messi peruana...pero quizás la conozco, aunque ahora esté en otras canchas, sigue metiendo goles y sudando al camiseta ;).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Paty tu cuando no sorprendiéndome, yo siempre le digo a mi chica "el día que me quieras ver jugar, vas a tener que pagar" jaja en mis tiempos jugaba mucho, me considero un jugador intermedio, pero al igual que tú, tener una pelota a mi lado era un sentimiento indescriptible.

    Si un día programaran una reunión blogger, yo propondría ir a Chosica para probar tus habilidades. Quiero verte al menos hacer 6 dominaditas jaja.

    Un abrazo chiquita.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante n__n. Pero en la primera parte hablas como si fuera pasado, como si ya no te gustara, pero luego retomas el presente. Pues, es muy bueno que te guste un deporte, deberías practicarlo, estoy seguro que debe haber al menos una academia o como se diga de fútbol para mujeres. Saludos y éxitos.

    ResponderEliminar
  5. Eduardo: Jajaj ahora ya sé por qué quisiste ser futbolista. Bueno, cada quien con su rollo como dices. Pero tiene mucho sentido lo que has escrito.

    "Más aburrido que partido de fútbol del descentralizado peruano" jaja qué buena

    ResponderEliminar
  6. Mimy: Gracias Mimy, qué lindo de tu parte, me gusta tu metáfora, tú también sudándola en la Medicina, eso es mucho más noble que lo que yo hago. Tu comentario me arranca una sonrisa sabes, gracias por eso.

    ResponderEliminar
  7. Rubén: Jajaja ok ok, después no te quejes cuando te haga una huacha o te meta un gol, me estás provocando eh jaja.

    Voy a ponerme en forma desde ahora entonces, en mis 'mejores tiempos' llegaba hacer veinte dominaditas jeje.

    Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  8. Víctor F: Bueno siempre soñé con meterme a un club o algo, pero supngo que no era algo muy fuerte en mí ya que no llegué a entrar a ninguno. Si lo hubiera querido en verdad tal vez hasta hubiera podido entrar a la selección, quién sabe, todo era cuestión de querer. Ahora sólo lo tengo como un pasatiempo, y eso, ahora ya no juego. En fin.

    Gracias por desearme éxitos siempre, aquí estamos, tratando siempre =)

    ResponderEliminar
  9. Ya pues!!! 20 dominaditas, jaaaa! ver para creer pequeña ver para creer!

    ResponderEliminar
  10. ....aqui esta lo que quería leer de ti =)

    ResponderEliminar