sábado, 6 de agosto de 2011

A la basura

Al fin, hace unos días, boté mis cuadernos. Los boté sin más, simplemente agarré y pum!, los dejé en el tacho porque si me quedaba viéndolos por más tiempo seguro que no botaba ninguno de pura pena y porque tarde o temprano les encontraría algo bueno que justificara mi decisión de salvarlo de la basura. Hubo alguno en lo que no me aguanté y le di una revisada a la volada, y en algún apunte me encontré sorprendida de mí misma por la madurez y la prosa tan fluida con que solía escribir incluso a los catorce años.

Bueno, en fin, ya más tarde se irán con el camión de Benavides. Esos diarios hablan mucho de mí. Uno de esos cuadernos, por ejemplo, hablaba mucho del chico del colegio que por entonces me gustaba y que, casualidades de la vida, ingresó a la misma universidad que yo el año pasado. Están también muchas de esas reflexiones filosóficas que entre el 2003 y 2006 solía meterme yo. Me impresioné por ejemplo con una pregunta que me hacía por ahí: ¿En qué momento –técnicamente-empezamos a pensar? Después está el otro cuaderno en la que escribía sólo poemas, cientos de poemas, y que casi ninguno me gusta hoy. También está éste otro de cuentos, otros con notas diarias y otro también con más poemas que dedicaría a otro chico que ya fue, en fin, ahí están más apuntes sobre mi vida cotidiana y un montón de cositas regadas de aquí a allá en cuadernos y más cuadernos que ahora ya no estarán más.

Viéndolo así de lejos, la verdad que escribía tan o casi igual como escribo hoy. No he cambiado mucho con respecto a esos años, y salvo el salto que di del papel a las hojas Word, digamos que he conservado casi intacto al estilo. Claro que para entonces era mucho más egocéntrica, recontra egocéntrica, no sólo por las cosas que escribía, sino por cómo escribía párrafos gigantes que amenazaban con nunca parar y que ahora no muestro así nomás. Pero sí, como siempre, escribía a menudo, casi todos los días.

Me dio cierta penita botarlo sin asco y sin reparar en más, pero me siento, no sabes, tan bien a la vez…Me he dado cuenta que cuanto menos cosas tenga, más feliz soy…es como si me sintiera más liviana, más fresca, más…más feliz pues. Ahora me ha dado ganas de botar todo jajaj, sí, creo que con menos cosas viviría mejor, así que voy a empezar a deshacerme de cosas y quedarme sólo con lo esencial. Ahora mismo creo que la idea de la casa ya fue, lo que quiero ahora es una casa chiquitita sin piscina y que sea fácil de limpiar jajaja, siento que soy el tipo de persona que puede ser feliz con poco o sin necesidad de mucho.

En fin, me he quedado sin cuadernos y sin más pasado que me ate, así que estoy feliz. Ya quiero empezar a botar más.

5 comentarios:

  1. me da curiosidad algo: vas a empezar nuevos cuadernos, o ahora solo escribes en documentos de word? y si es en word, de aca a algunos años, los borrarias tambien? o como en mi caso, que muchos de mis apuntes en word se van al olvido en cada formateada de disco duro jeje. un abrazo, paty.

    ResponderEliminar
  2. No,ahora sólo pienso escribir en Word, aunque claro, tovía escribo pequeños apuntes en una libretita cuando las ganas no aguantan ^^ pero bueno, tampoco es que quieras borrarlos, lo hago porque me estorban físicamente, mis archivos de Word fácil que los puedo guardar en correo, aunque si no me sirven de nada ahí quedaN y se van al igual que los tuyos...son dejar rastro alguno jaja. Abrazo a ti.

    ResponderEliminar
  3. Sabes, yo no puedo escribir sobre papel, cada vez que intento, escribo una línea y de ahí no paso, no se por qué pero qué bueno tu sí tengas ese don de escribir y escribi sin parar, como una pasión.

    Saludos querida Paty.

    ResponderEliminar
  4. De repente tengas una relación más afín con el teclado porque seguramente piensas "si lo escribo primero en papel después tendré que tipearlo de todos modos para poderlo compartir...qué flojera" y por eso prefieres hacerlo de frente nomás. Pero no importa donde escribas (en la mente también puede ser) creo que la intención de escribir siempre estará ahí, de cuaalquier modo me parece bien.

    Saludos mi estimado 'todavía anónimo' jaja.

    ResponderEliminar
  5. EXCELENTE. UNA NUEVA ETAPA SALE DE CERRAR UNA. LA BASURA ES EL MEJOR LUGAR PARA EMPEZAR ALGO DISTINTO.

    ResponderEliminar