sábado, 9 de julio de 2011

Tengo ganas de hacer el amor

Antes que la frase dé lugar a otras interpretaciones (primero posteo algo como "Quiero un hijo!" y luego esto...pues da qué pensar), voy a explicarme mejor:

Sé que para muchos (incluyéndome) la frase trae como primera impresión al acto sexual, quizá la imagen de dos personas sobre la cama tratándose con ardiente pasión. Me he preguntado, por cierto, qué diantres significa hacer el amor. Cuenta el acto coital sin que en éste medie el amor? Acaso vale también cuando dos personas se quieren demasiado y sin embargo no llegan a tocarse, jamás? Cuenta el hecho cuando dos personas se aman, se acarician, se besan, se hacen de todo, pero sin llegar a la escena del coito, donde, poéticamente, se hacen un solo ser? Dime, ¿qué rayos significa hacer el amor? Qué es lo que se entiende por hacer el amor?

Cuauhtémoc decía, en la voz del personaje José Carlos , que el amor no puede definirse porque definir es limitar y el amor no tiene límites. Lo apoyo diciendo que para mí, el amor tampoco podría reducirse a un acto, porque ya sabemos, reducir el amor a un verbo es limitar, y al limitar nos contradecimos por antonomasia. Así que a lo mejor sólo podríamos aspirar a practicarlo. O sea, podemos practicar el amor….pero, hacer el amor…¿acaso el amor ya no está hecho? Qué ganas de volver a hacerlo?

Ahora, vamos a suponer que se puede hacer el amor, o mejor dicho, vamos a tomar la frase y la vamos a interpretar como el hecho de ‘practicar el amor’. ¿Por qué practicar el amor se monopoliza en nuestras mentes sólo como el amor de dos personas? Qué hay del amor que siento por la vida? Qué hay del amor por la música? Qué hay de mi amor por la poesía? Qué hay del amor en todas las demás formas?

Bueno, tampoco es que esté mal el hacer el amor como se hacen en las novelas (cómo se hace en las novelas? Ya pues, no seas oye) Seguramente algún otro día yo también sienta las ganas de hacerlo de esa manera. Pero hoy no. Hoy me rebelo con la frase. Hoy quiero hacer el amor a mi manera. Tengo unas jodidas ganas de hacerlo. Quiero hacer el amor como lo hace un poeta con su poesía. Un cantante con su música. El danzante con su baile. Hacer el amor como lo haría un artista. Ardientemente, apasionadamente, locamente, inconteniblemente. Tengo ganas de hacer el amor de esa manera, la que te deja con el alma despeinada y con ganas de más. Hacer el amor con fuego, con uñas, con todo el alma. Quiero hacer el amor y quiero que éste me deje jadeante y transpirada, pero hartamente satisfecha.

Hacer el amor con el arte, con la ciencia, con la verdad, con ganas.

2 comentarios:

  1. "HACER EL AMOR" NO EXISTE, ES UNA FRASE TORCIDA COMO CASI TODOS LOS ESTEREOTIPOS QUE REDUNDAN EN NUESTRAS MENTES COMO PARTE DE LA MALAHERENCIA QUE HEMOS RECIBIDO.

    AMAR NO ES "HACER EL AMOR". HAY QUE QUITAR ESA FRASE DE LA MENTE PARA ENTENDER LO QUE ES EL AMOR PORQUE ESA FRASE ES UN ESTEREOTIPO VACÍO.

    COMO HE ESCRITO ANTES, EL AMOR ES DAR SIN ESPERAR. PUEDE TENER MUCHAS DEFINICIONES SEGÚN BAGAJE, SEGÚN CULTURA O SEGÚN CONVENIENCIA, PERO EL AMOR VERDADERO ES UNO SOLO PARA TODO EL UNIVERSO QUE, JUSTO, ESTÁ HECHO DE AMOR…

    Y NO DEL AMOR CURSI DEL QUE TODOS SE AVERGÚENZAN DE MENCIONAR EN PÚBLICO O QUE RELACIONAN AL SEXO SINO DE UNA ENERGÍA ETERNA, INFINITA Y PERFECTA (MUY LEJOS DE LA HUMANIDAD, CLARO).

    ENTONCES, LA DISCUSIÓN HUMANA SOBRE "HACER EL AMOR" DISTA MUCHO DE LA VERDAD POR TANTO, PUEDE TENER LAS DEFINICIONES QUE QUIERAN -Y ASÍ LO HAN HECHO MUCHOS POR CENTURIAS-. SÓLO HAY QUE SABER NO HACERLES CASO.

    ResponderEliminar
  2. Justo ahora que estoy leyendo "Travesuras de la Niña mala" y se menciona varias veces el hacer el amor. Un ejemplo de cuánto se ha tipificado la frase.

    ResponderEliminar