jueves, 28 de julio de 2011

Mi primera experiencia en el Metropolitano

El sábado mi hermano y yo abordamos el metro en la estación central ubicada en el ‘sótano’ del parque los Próceres de la Plaza Grau. Me he quedado con una buena impresión, será por lo nuevo de la flota o qué sé yo, pero estoy tan gratamente complacida del servicio que ya quisiera que se construya el mismo sistema que conecte Chosica-Lima. Cuando viajaba me sentía como la vez aquella en que me subí por primera vez a un tren allá por el 2006 en mi viaje de promoción. Remover el deja vú quizá refuerza esta amable impresión que me ha dejado, pero no es ése el punto, el punto es que el sonido es tan tenue que pareciera que el bus levita, ya no se escucha el clásico traca traca de los buses convencionales (como el del Covida, por ejemplo) y no será como viajar en primera clase, pero al menos no me ponen la música que no me gusta (así me dejen escuchar con tranquilidad la mía) y no hay cobradores que te estén despertando a cada rato para preguntarte por enésima vez si ya has pagado tu pasaje y dónde está tu boleto, señorita. El otro punto es que sólo se detienen en los paraderos y no cada diez metros como lo hacen los demás, y hay una tarifa única y fija que te ahorra la molestia de oír peleas cobrador-pasajero. O sea, todo muy tranquilo y pacífico, un viaje muy agradable, si es que vas sentado, claro. Porque los que viajan parados y apachurrados no creo que compartan mi punto de vista.

Datos: Para los que quizá en un futuro usen el metro en algún momento, les comento que el proceso para obtener una tarjeta es mucho más rápido y sencillo que sacar una tarjeta en el Cineplanet. Van a cualquier estación (ya sea la de la Av. Matellini o la de Av. Grau, bueno, ésas son las únicas a las que fui) y haces el trámite desde las máquinas automáticas de color amarillo que están en las estaciones. No necesitas DNI ni nada por el estilo. El costo por la tarjeta es s/3, ah, por si acaso la máquina no te da vuelto (está escrito bien grande) El trámite es bien sencillo, introduces la plata y pi pin pin unos cuantos botones y ya la máquina te está expulsando tu tarjetita recargable a la que le puedes meter todo el saldo que quieras. Por otro lado, la tarifa es única, es decir, pagas s/1.50 y con eso si quieres te paseas por todas las estaciones siempre y cuando, claro, no salgas y vuelvas a entrar. Para mayores señas tienes a unos orientadores de chalecos amarillos que atenderán tus preguntas. Ah, otras de las cositas bonitas es que en la estación de Grau se ha hecho una especie de zona comercial donde hay comida rápida, farmacias, heladerías, cafés, librerías, o sea, cosas para pasar el rato.

Bueno, escribo todo esto porque el sábado por la mañana estaba buscando información por internet de cómo sacar mi tarjeta y no había datos de esto, tuve que llamar por las puras a mi hermano para que me traiga mi DNI, y eso, hasta estuve tentada de pedirle también que me traiga un recibo de luz o agua jaja. Así que si hay alguien nuevo ahí, ya sabe. Lo único que hay que guardarse bien es la tarjeta, porque te la roban y no hay modo de cómo reclamar ni mucho menos garantizar que haya sido tuya. Lo otro que tampoco es color de rosa, es la cantidad de gente que pelea por entrar en ‘horas punta’, bueno, por algo se llama también ‘hora punta’. Por lo demás me pareció bien.

3 comentarios:

  1. DESEEMOS QUE EL PERÚ ENTERO, NO SÓLO LIMA, SE SIGA ORDENANDO Y PROGRESANDO DE ESTA FORMA. ASÍ, LA EXPERIENCIA DEL PERUANO COMO NACIÓN SE ENRIQUECERÁ.

    OTRAS NACIONES TIENEN ESTOS SISTEMAS INTERCONECTADOS DE BUSES Y TAMBIÉN DE SUBTERRÁNEOS.

    DESEEMOS PARA QUE LA EXPERIENCIA DE VIDA EN NUESTRO PAÍS NO SE ESTANQUE, CREZCA Y AVANCEMOS COMO UN PAÍS HACIA LA UNIDAD (PORQUE AHORITA ESTAMOS DIVIDIDOS COMO UNA NARANJA MAL CORTADA, CHORREADA Y HONGUEADA POR FUERA... NADIE LA QUIERE NI LA MISMA NARANJA).

    ResponderEliminar
  2. Sí, ojalá, pero por mientras cada uno de nosotros pongamos de nuestra parte nomás, qué queda?

    Pero cómo que estamos divididos? La verdad que yo no lo veo como una naranja podrida, quizá políticamente hayamos estado divididos, pero creo que hemos vuelto a la unidad.

    ResponderEliminar
  3. EL PAÍS ESTÁ DIVIDIDO POR EL ARTIFICIO DE LA POLÍTICA. HAY UNA MITAD DEL PERÚ QUE TIENE MIEDO PORQUE NOS PODEMOS CONVERTIR EN UNA VENEZUELA CHAVISTA, LA OTRA MITAD ESTÁ LLENA DE ODIO Y RENCOR PORQUE NUNCA HA TENIDO LO QUE EL CAPITALISMO CONSUMISTA LES OFRECE PERO QUE NO LES DA.

    SON LOS QUE PUEDEN COMPRAR COSAS Y LOS QUE SIEMPRE LAS HAN DESEADO PERO NUNCA HAN TENIDO. HAY MUCHOS MATICES PERO LA POLARIZACIÓN SOCIAL SE HIZO TANGIBLE A TRAVÉS DE LA MENTIRA DE LA POLÍTICA.

    EN POCO TIEMPO ESTARÁN MOSTRANDO SUS GARRAS AMBOS LADOS Y POR ELLO, LOS QUE NO TENEMOS QUE VER NI CON UNO NI CON OTRO BANDO, DEBEMOS MANTENER UNA CALMA INTERIOR MUY FUERTE Y UNA INDIFERENCIA ANTE TODO LO NEGATIVO QUE SE NOS VIENE ENCIMA.

    ESPEREMOS ESTO CON PACIENCIA, SIN EXPECTATIVA Y SIGUIENDO NUESTRAS VIDAS CON CALMA, PASIÓN POR LO QUE NOS GUSTA Y CON BUENA INTENCIÓN EN TODO, SOBRETODO COMPARTIR.

    ResponderEliminar