martes, 26 de julio de 2011

Carta a X

Hola X.


Sabes? Es martes y son las nueve y veinte de la noche. Supuestamente tengo que estudiar para mi examen de la próxima semana, pero ya me conoces, en cambio estoy aquí muy tranquila escuchando Antología y sintiendo que puedo hacer de esta vida lo que me da la gana. Jajaj, tú sabes, no aprendo todavía.
Sé que me había prometido que empezaría a des-enamorarme de ti de ahora en adelante, y de hecho, no he roto esa promesa; pero sabes seguro que me estoy tomando las cosas con mucha calma y espero que todo se aligere naturalmente así que si bien algo de mí me dijo que no lo volviera a hacer, mis manos empezaron a escribir solitas jaja. Qué curioso, ahora mismo el reproductor está tocando “What a Wonderful World”. Oye, sabes, tenía muchas ganas de enviarte un mensaje de texto, pero me quedé allí, con el celular en la mano y sin saber qué decir, de pronto toda la cabeza se me llenó de ideas y terminé por escribir nada. Seguramente ahora debes estar aprovechando las vacas , cada vez que te pienso te imagino saliendo con tus amigos, y también de tus amigas.

Yo estoy un poco cansada de la rutina, estar más de un día dentro de casa me abruma y ya tengo ganas de salir a donde sea, tal vez es por eso que me gusta tanto la música que no puedo vivir sin ella, la música para mí es como un túnel secreto que me conecta con todo aquello de la que estoy deseosa a vivir, otra realidad, sabes?

Me gustaría mucho saber nuevamente de ti. No me escribes, sé que las veces que me has escrito es justamente en respuesta a lo que yo te he escrito, pero, digo, me gustaría volver a saber de ti de forma espontánea. Sería lindo que lo hicieras, y tal vez sólo así tendría otra semana sin parar de sonreír. Jajaj, está bien, no te estoy recriminando nada, porque, qué derecho acaso tendría yo? Ninguno pues. Pero la verdad que sería el mejor regalo en estas fiestas.

Hey, te quiero sabes? Todavía no dejo de pensar en ti cada día, y te reconozco en muchas cosas que veo y vivo, sólo espero que esta fiebre se me pase con los años, tal vez en dos o tres, pero que se me pase y ya. Sé que va a sonar a cliché lo que diré ahora, pero deseo con el corazón que las cosas vayan bien para ti. Te volveré a escribir pronto, seguro. Porque seguro que terminaré de escribir esto y tendré ganas de volver a escribirte otra vez. Acostúmbrate por ahora.

Te mando un abrazo porque un beso (aunque muero de ganas) no te puedo enviar.
Abrígate mucho que hace frío.
Por el momento, tuya,

Paty

4 comentarios:

  1. Qué haces Paty!!!!!!!!!!!!! Dónde queda tu 'desenamoranmiento'.

    No digas por el momento tuya!!!! Paty si tienes nextel debes dármelo o alertarme: 621*3273.

    ResponderEliminar
  2. TIENE GRACIA... ES COMO UN PROCESO DE LUTO.

    TODO SE ALIGERARÁ EN SU MOMENTO, PACIENCIA Y SIN JUZGAR, TODO LLEGA AL ORDEN TOTAL, BALANCE.

    ¿POR QUÉ NO MANDARLE UN BESO? TODO ESTÁ EN LO QUE SIENTAS NO EN PREJUICIOS O COSAS QUE SE PUEDEN O NO HACER.

    ResponderEliminar
  3. Jaja, es una de las tantas cosas que hice sin pensar, sólo sintiendo que tenía ganas de hacerlo. Pensándolo bien esto es parte de mi des-enamoramiento, que consiste en expulsar todo lo que se siente en vez de mantenerlo en secreto, como lo estuve haciendo por años. Compartirlo con otros hace que de algún modo u otro, yo me desencante.

    "Por el momento tuya" es sólo una frase, no hay que tomarlo muy a pecho =P

    No tengo Néxtel =(, pero dejaré mi correo en la página "Paty" para cualquier cosita.

    ResponderEliminar
  4. Hola Víctor, exacto, eso mismo. Bueno, no le mandé un beso por un prejuicio, pero creo que tienes razón, no debo tener prejuicios que me aten. Para la próxima 'me despeino' más.

    ResponderEliminar