lunes, 27 de junio de 2011

Un paseo para recordar

Ayer mismo , comiéndome más Chocman’s (viva la dieta) terminé de leer “Un paseo para recordar”. El lenguaje de quien lo relata es bien sencillo y si hay algo que desde mi (humilde) crítica tenga que decir, pues eso sería el hecho de que a veces se notaba que hacía algunas símiles forzados como “Impedir que Eric dejara de trastabillar era como querer impedir que la lluvia cesara…”, bueno, algo así, cosas sin sentido. Y más allá de eso, la historia se hacía predecible a veces. Y es además una historia bastante análoga al de la peli’ “Dulce Noviembre” o al drama coreano “Autumn in my heart” o incluso, tiene más parecido con el japonés, “Ichi rittoru no namida” (Un litro de lágrimas), o su casi homólogo “Sekai no chushin de, ai wo sakebu” (la verdad no sé bien qué significa, pero creo que es algo como “En el centro del mundo, gritando por amor”) Y como se parecen a tantas historias que ya conocía, como que ya no me impresionó. Pero buéh, como para pasar el rato estaba bien.

La historia se divide en trece capítulos y es recién en la última parte del noveno cuando Landon revela estar enamorado de Jamie, esa chica que por las características que le dan parece coincidir con las de mi tía. Igualiiiiiita, excepto que mi tía no lleva todo el día ni es hija de un ministro, pero después, todito es de ella.



“La tomé de la mano y la miré, moviéndome sólo un un poco y pensaba que había hecho la cosa equivocada y me debatí sin llegar más lejos. Me detuve y sonreí, y me dispuse a inclinar mi cabeza, y la próxima cosa que pasó fue que había cerrado sus ojos y estaba inclinapoquito más cerca. Ella no se hizo para atrás, pero sus ojos se abrieron sólo un poquito, y por sólo un momento, parpadeé ndo su cabeza también, y que nuestras caras se estaban moviendo acercándose más.

No había pasado mucho tiempo, y no era esa clase de besos que ustedes ven en las películas en estos días, pero era estupendo en cierta manera, y todo lo que puedo acordarme de aquel momento es cuando nuestros labios se tocaron por primera vez, sabía que ese recuerdo duraría para siempre.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario