domingo, 26 de junio de 2011

El color de mi personalidad

Y ahora que estaba pensando en Van Gogh, se me ocurrió preguntarme: Y si tuviera que definir mi personalidad con un color…qué color sería??

Pensé en el rojo, pero inmediatamente asocié el rojo a un carácter fuerte, dominante, radical. Yo no tengo carácter fuerte, al contrario, soy una tipa más tolerante, más blanda,  más dócil, que no busca dominar ni ser dominada. Claro que eso no implica que sea de carácter débil, porque de eso tampoco lo soy, pero en definitiva, el rojo no es mi color.

El negro? No, el negro me parece muy tétrico. Claro que está el hecho que el negro combina con todos, no se hace problemas, y yo, por naturaleza, caigo bien con casi todos, pero no, el negro es un color (demasiado) neutro, y yo en particular, no aprecio la neutralidad. El negro, el color del glamour, lo formal y la elegancia, no cae bien conmigo. El negro, además, es un color oscuro, y a mí me gustan más los claros (hey, no te confundas con el racismo) No sé por qué, pero yo soy de usar colores claros. Me gusta la claridad.

El blanco. Mmm, podría ser, pero el blanco es también neutro, y ya dije que conmigo no va la neutralidad. Soy un signo muy movible, muy variable, de tendencia a lo muy muy y tan tan, nunca al medio. Nunca estable.

El marrón es un color que antes, cuando tenía trece o catorce, me agradaba por el toque taciturno, de tristeza, de madera que inspiraba. El marrón, para mí, es el color de la melancolía. Pero yo no soy melancólica, o bueno, lo pretendo ser a veces, pero por regla general no lo soy. Yo soy alegre y  ruidosa, o sea, antimelancólica.

El rosado..a ver, el rosado…sí, pero el rosado es muy niña, y yo ya dejé de serlo, por más que algunos de mis conocidos me llamen así. Yo ya no soy una niña, yo ya he madurado. Es cierto que a veces pienso y actúo como una niña, pero yo ya no lo soy. El rosado, también, es el color de lo cursi y femenino. Yo soy cursi a veces pero no quiero serlo. Y femenina, bueno, tampoco lo soy. Yo soy media tosca, media chusca.

El amarillo…ahí tá, podría, pero no un amarillo chillón, sino como un mostaza, un amarillo mostaza. De hecho, el color del blog tiene mucho de mostaza, es un color claro, pero a la vez, tiene algo de oscuro, como que de marrón. O sea, como que de negro y rojo. Me gusta el mostaza del blog. Ese mostaza de las hojas de los árboles del mural de este blog. Un mostaza de otoño. Un mostaza que suene también a melancolía.

El azul,..mira, me cae bien el azul, ya sea el claro o el oscuro. De todos modos invita a recordar al mar o al cielo. Y el mar y el cielo son frescos, de esa frescura que a mí me gusta. El azul también es un color muy poético, vaya una a decir. Pero el cielo y el mar son algo también fríos, y fría, tampoco soy. Me gusta el frío, sí, pero yo soy una mujer caliente (tranquilos, mal pensados), soy una mujer de naturaleza cálida, con marcada tendencia a andar alegre.

Entonces ya, busco algún color que mezcle lo fresco del azul y la calidez de un amarillo, y ahí tenemos al verde, al verde claro por ejemplo. Y vaya coincidencia, el verde es mi color favorito. Pero ahora también, creo que describe mejor mi personalidad. Esa combinación de alegre amarillo, y fresco azul. Porque eso es lo que creo que soy: Alegre y fresca.

2 comentarios:

  1. BUENO, PODRÍA SER... ES COMO UNA DISQUISICIÓN INTRASCENDENTE DE LO QUE QUIERES SER Y DE LO QUE CREES SER PERO TODO ESO QUE UNO CREE RESULTA QUE NO ES.
    LA CLASIFICACIÓN DE LA HUMANIDAD POR COLORES, POR CARACTERES, POR PREFERENCIAS, POR MARCAS Y PERTENENCIAS DE ALGUNA CLASE, RESULTAN MENTIRAS YA QUE NO HACEN SINO RECALCAR EL EGO.
    Y EL EGO ES LO QUE NOS HACE SUFRIR TODOS LOS DÍAS.
    NO EXPRESO QUE TU ARTÍCULO SEA EGOTISTA SINO QUE ESAS SON COSAS DE LA VIDA QUE NO TIENEN IMPORTANCIA YA QUE NO TIENEN VERDAD; SÓLO SON COSAS PASAJERAS EXCEPTUANDO AL BLANCO: LUZ.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, es verdad que es bastante intrascendente (y vaya que mucha cosas de las que escribo también lo son) pero bueno, lo hago porque me nace y ya que se me ocurrió, pues lo escribo.

    Este espacio está lleno de cosillas pasajeras, pero trato de disfrurarlas de lleno.

    ResponderEliminar