domingo, 5 de junio de 2011

El chico del chicharrón

Este chico guapito se acerca a lado de quien debe ser su tío o su papá. Los saludo a ambos, me piden siete panes franceses. El señor (tío o papá) me pide chicharrón de prensa y hace un comentario acerca de mi tía, y yo le replico rápidamente y el chico lindo se ríe de la ocurrencia.  Me voy a la máquina para filetear el chicharrón, pero con el rabillo del ojo advierto que el sobrino-hijo me está mirando. Me está mirando el muy descarado. Trato de concentrarme en mi chicharrón, pero es inútil, el chico lindo me mira y yo no logro concentrarme. Ciertamente me incomoda que me mire, pero a la vez se siente rico. Entonces ya, termino, le doy su paquete rápido, recibo el dinero, les doy el cambio y les agradezco la compra. Ellos hacen lo suyo y se van, caminan unos pasos y el muchacho guapo se voltea, y me dice, cuál es tu nombre?, yo digo Paty, casi por inercia, entonces se despide “chau Paty” y me regala una sonrisa, y yo sonrío también, por inercia.

Es una de las pocas cosas buenas de atender en la panadería.

4 comentarios:

  1. Bonito y gracioso, mejor que cuando escribes de "tu ya sabes quién", pero no te vayas a filetear un dedo...

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, sí, de eso sí me cuidaré =P

    ResponderEliminar
  3. Si era guapo ademas del nombre no hubiera estado mal darle el telefono.

    ResponderEliminar
  4. Con una guiñadita de ojo?

    No doy mi número si no me lo piden...

    Para la próxima tal vez me anime a dar la iniciativa =P

    ResponderEliminar