viernes, 1 de abril de 2011

De vuelta a la universidad

Hoy ha sido mi primer día de clases, he vuelto a ver mis escaleras, los mismos árboles que no cambian de lugar (qué esperaba?), la sala de computadoras que aún conserva las mismas seis máquinas (qué decepción) y he vuelto a ver con alivio que ningún otro muro se ha venido abajo (gracias a Dios). He visto a los trabajadores de siempre, he escuchado la bulla y la alegría propia de cachimbos, he sonreído de la timidez de algunos; y por supuesto, he vuelto a ver a mis amigos.

Aproveché que no tuve clases en la mañana (suele pasar en los primeros días) para ir a leer poesía en la Biblioteca Central como ya es mi costumbre. Almorcé con mis amigos (mi plato dieta) y terminamos jugando ping pong y billas; es mi primera vez , pero aún así creo que aprendí rápido y la pasé genial (sobre todo en el ping pong que es recontra dinámico y divertido) . De ley, esta salida tiene que repetirse, sí o sí. 

Por cierto, hoy tengo celular nuevo(he convivido por cuatro meses con uno que tenía la luna rota-qué roche ^^ ) y al menos éste sirve para algo más de lo que está hecho: Tiene radio xD

Cierro mi día sin más qué contar, creo. Pero ojalá que no acabe ya.

(Hoy una chica me hizo conversación mientras esperaba mi chosicano en el Paradero, y a sabes? Algo me hace suponer de ella (de ella, tú sabes); e indirectamente, sin proponérmelo, te recuerdo a ti. Hasta cuándo me durará?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario