miércoles, 16 de marzo de 2011

Se abre el telón: Primer Acto

Tomando quizá el consejo del buen Víctor, he decidido empezar a contar- mientras se me apetezca- algunas de las cosas que hice por aquel muchacho ^^ que no me correspondió. En todo caso no publicaré poemas porque prefiero guardármelos para presentarlos en concursos de poesía, o en todo caso, para algún futuro poemario.

Recuerdo haber guardado por unos días el recorte de periódico con el que conocí a mi niño. Lo guardaba con el mismo esmero con que cuidaría un tesoro secreto, pero, cosas del destino, mi hermano tuvo el atrevimiento, el descaro, de usarlo para filtrar la pichi de mi perrita (risitas). “Es sólo periódico” sería su triste excusa. No pude contener el llanto y la cólera, y simplemente me dejé llorar. Mi hermano sabía-o sospechaba- del sentimiento extraño que empezaba a aflorar en mí, pero desde ese entonces sus celos-que yo sospecho- por aquel chico a quien yo empezaba a querer sin saber a ciencia cierta cómo y por qué, empezaron a aflorar.

Viendo su imagen a través del líquido canino, me entraron unas locas ganas de tomar la página y conservarlo-qué importa con úrea y todo- como mi recuerdo, el primer recuerdo que tenía de él. Pero no, aún era lo suficientemente sensata como para cometer una locura así. Me contuve, y a pesar que la cólera que tenía con mi hermano se disipó ese mismo día, la añoranza por volver a tener en mis manos ese recorte no se esfumó jamás. Me prometí que un día lo tendría de nuevo.

Con el transcurrir de los años, X aparecía de nuevo y esporádicamente. Y ahora sí guardaría bien aquellos recortes. Recuerdo también que un par de notas sobre él fueron publicadas justo en dos fechas que también son importantes para mí: el 25 de mayo, mi cumpleaños, y el 14 de diciembre, el día en que comienza una historia que no contaré, por ahora. Esto fue suficiente para ilusionarme y pensar ingenuamente que tanta casualidad no era por las puras, de algún modo, nuestros caminos estaban enlazados.

El anteaño pasado empecé la travesía, tenía que conseguirlo. Tras escribir numerosos correos insistentemente (catorce, creo, qué pesada soy) por fin un día de marzo del 2010 recibí mi querida respuesta. Seguí las indicaciones y fui hasta la sede de El Comercio, por allá, en Jr. Lampa. Hablé con todos los que tenía que hablar, estuve en la hemeroteca virtual diciéndole al chico: no, no, más aquí, no, no, más allá (es una vaina esa vieja maquinita que almacena todos los ejemplares scaneados del periódico) y al fin, sí, te encontré allí, la crónica sobre ti.

No me importó haber pagado los s/15.79 (que al final fueron s/10) para la simple hojita de tamaño A3 que fue donde imprimieron (en blanco y negro) aquel relato sobre ti (lástima que no se tiene acceso a los archivos originales). No me importó caminar las nueve cuadras por las peligrosas calles de la Av. Abancay para finalmente llegar a la vieja casona de El Comercio, por allá, entre Lampa y Miroquesada. No me importó todas las peripecias que pasé sólo para conseguirme una copia del primer recuerdo que tuve de ti. Valió la pena.

Y esto es lo bonito del amor: El amor te ciega, no te das cuenta de todo el tiempo que inviertes ni te inmutas de toda la plata que gastas, eres capaz de tolerar los resondrones de tu tía a causa de tus extraños comportamientos, le eres indiferente a los comentarios de tu hermano cuando señala que eres una tonta y mucho menos te haces caso cuando piensas en el modo cursi e infantil en que te comportas. Cuando el amor está en tu corazón, eres una fuente incansable de energía, todo esfuerzo aunque parezca inútil es ya en sí satisfactorio, y lo es, porque estás enamorada. Y cuando estás enamorada todo lo que haces lo haces sencillamente por amor, y por eso, no tienes nada qué reprochar.

Aún en la caja (que ya pasé a bolsa) puede leerse en la etiqueta:

“Es sólo periódico, pero es importante para mí”.

10 comentarios:

  1. Gracias por pasarte por mi blog y comentar, yo te diría que el amor idealizado y platónico,cuando no conoces bien a alguien crees que es el ser más maravilloso sobre la capa de la tierra,pero en realidad es como las demás personas,pero la ilusión y la pasión por alguien que no se conoce se convierte en alguien que sin el no merece la pena vivir,pero se puede vivir igual que se vivía antes de conocerlo.
    Por eso hay que ver si el amor nos ciega o nos ilumina ,cuando nos ciega no nos deja ver la realidad,cuando nos ilumina solo nos hace sacar lo mejor de nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Miguel por el comentario =). Sí, es verdad, pero felizmente en este caso debo decir que, si bien lo quiero demasiado, casi casi lo adoro y es mi amor platónico, pues tampoco creo que sea el mejor de la tierra. Puedo vivir sin él. No es todo mi mundo, y en su ausencia, todavía la vida tiene mucho sentido para mí. Bueno, a él no le gusta que muestre tanta seguridad sin dejar lugar a la duda, pero, debo aceptar que aún con sus defectos (de los cuales conozco algunos y muchos más están por conocer) lo quiero más por las cualidades que conforman su esencia: Lo amo por que esa mente genial, por su corazón bueno y por otras cosas más, y esto es suficiente para quererlo incluso por encima de sus defectos y su gran indiferencia y frialdad que ha solido mostrar algunas veces conmigo.

    Sé que no es un chico perfecto, pero lo triste es que lo quiero a pesar de eso: Tal cual, sin saber quizá mucho de él, pero sabiendo, sí, que lo querría igual a pesar de todo lo que sea y resulte ser: Mientras la esencia persista, todo bien.

    Quizá por esto el cariño que siento no me ha causado dolor. Una cierta sensación de tristeza o melancolía, mmm puede ser, pero más fuerte ha sido la alegría. Por decir algo, sonrío con sólo pensar que, por ejemplo, ahora mismo estás viviendo en la misma zona horaria que él ^^ Sí, él ahora está lejos, pero hasta una ingenua latita de Coca Cola, nuevamente lo trae a mis pensamientos.

    Por todo esto entonces (y aunque suene a contradictorio con el post) debo concluir que sí, es el tipo de amor que ilumina.

    ResponderEliminar
  3. Gran decisión escribir sobre lo que tienes dentro. Es una liberación que ayuda mucho, no a descargar el peso que se siente sobre el mismo tema sino a tomar otras actitudes en situaciones que se vendrán a lo largo de la vida.

    Es grácil el que tomes esta obsesión amorosa (si puedo llamarla así) como algo que ilumina... si aprendes de todo esto, entonces, es correcto, está bien, es buena decisión porque se convierte en experiencia.

    ResponderEliminar
  4. "Obsesión amorosa" ^^ bueno, puede ser, aunque yo no lo sienta así, claro.

    He aprendido, he aprendido...ya se verá en alguna próxima entrada...la estoy escribiendo en mi cabeza, mientras.

    ResponderEliminar
  5. jajaja nunca faltan las ocuerrencias de tu hermano siempre me hacen reir,deberias hacer una entrada sobre tu hermano me da curiosidad que hables mas de el(no no soy gay xD) ,soy un fiel seguidor tuyo pero como no tengo blog jeje ,me gusta leer lo que escribes siempre me sube los animos .

    saludos
    Marquitos

    ResponderEliminar
  6. Jajaj hola Marquitos!, disculpa, pero, nos conocemos de alguna parte? En todo caso mucho gusto. Bueno, mi hermano es un hombre de pocas palabras (y muchos gestos) que sólo abre la boca para decir algo inteligente(todo lo contrario a mí) o con sentido del humor. Recurro a veces a él para preguntarle si voy bien vestida o si este adorno va con la ocasión. A pesar de lo escueto de su hablar es muy sensato así que siempre le consulto ciertas cosas o le pido su opinión. Somos casi casi opuestos, la mayor parte del tiempo nos odiamos (yo más =P) pero ahí estamos los dos, qué se hace pues =D

    ResponderEliminar
  7. pues lamentablemente no, no nos conocemos paty pero en cualquier momento ire a santa clara a la "panaderia la central" a probar una de tus empanadas yo vivo lejos(barranco),mmmm me imaginaba a tu hermano distinto como el tipico hermano molestoso jeje y porque se odian? si le cuentas cosas como estas del chico que te gusta y le consultas si estas bien vestida yo creo que le tienes confianza eh porque yo jamas le contaria mis "cosas" a mi hermana, Y el a ti tambien te cuenta ese tipo de cosas? asi de escueto y de pocas palabras como lo describes tambien debe tener su lado "felling"(su corazoncito) :)

    MARQUITOS

    ResponderEliminar
  8. Jaja, no, la verdad que yo soy la que se abre más entre los dos y aunque digo odiarlo creo que en el fondo no es verdad (o como dice Vallejo, hay un odio con ternura ^^) pues le tengo bastante confianza. Él es más reservado, mucho más reservado, así que yo le saco las cosas con cucharita,él siempre contesta con gesto más que con palabras así que es un vacilón conversar con él de cualquier cosa. Supongo que yo no seré su mejor confidente pero sabe que puede contar conmigo.

    Sería paja que un día te aparezcas por la panadería, serías la primera persona que conozco en persona vía blog jajaj ah, y gracias por pasarte siempre por aquí, me gustó la parte que escribiste sobre que te levanta los ánimos leer lo que escribo, nunca pensé en esa posibilidad así que me alegra un montón ;)

    ResponderEliminar
  9. Denada paty escribes muy bonito,no me he perdido niguna entrada tuya.Me parece genial que se lleven tan bien(asi lo veo yo) jeje pues yo le saco las cosas a mi hermana con tenedor en mi caso es todo lo contrario, yo soy el que mas se abre y mi hermana es la reservada jaja pero me doy cuenta altoque cuando le pasa algo a mi hermana puedo notarlo facilmente aunque no me cuente nada lo mismo te debe pasar a ti con tu hermano y viceversa no? bueno segun los datos que escribes de tu hermano es celoso asi que creo que oculta algo(lo digo porque no habla mucho sobre estas cosas aunque dudo mucho que nunca te halla contado algo de su "vida sentimental" si es que la tiene)
    aqui en tu blog me olvido de mi rutina y mis labores, me la paso genial, no dejes de escribir paty!

    Marquitos

    ResponderEliminar
  10. Thanks Marquitos!, todo un gustazo el que tengo cuando pasas por aquí. Las puertas de este blog siempre estarán abiertas para ti. Un abrazo!

    ResponderEliminar