sábado, 26 de marzo de 2011

Mis metas 2011

A principios de año el buen Isaac Higa escribió un artículo sobre “Proponernos Metas” y pensando un poco en ello me di cuenta que yo, en general, no me propongo metas; simplemente voy por la vida así, viendo a ver qué me sale. Todo lo que he conseguido hasta hoy es en parte producto del azar, la buena suerte, una mezcla de improvisación y deseo. No me lo he buscado, simplemente me lo encuentro en el camino y ya, lo tomo.

Pero reflexionando me he dado cuenta que no hay como fijarse un plan y seguirlo hasta el final, que ya se evaluará y se hará un balance. Por eso, aquí voy con lo mío (acepto que algunos son metas en verdad, lo demás va entre sueños y deseos solamente)

1.Mi primera meta (no en este orden pero es lo primero que se me ocurre) es bajar de peso . Sí, para diciembre de este año quiero llegar y decir: “vaya!, bajé ocho kilos, qué bien!”. Para mi 1.48m. , 58Kg. es demasiado. Para conseguirlo, tengo dos cosas: Me sacrifico y aprieto los dientes toda vez que se me antoje embutirme un heladito, que un beso de moza, me tomo una inca kolita, qué te parece un pollito?, o, dos, frecuento un gimnasio, me inscribo para clases de baile o yo misma me pongo a hacer mis abdominales. Creo que la segunda opción es la más obvia.

2. Este año quiero conseguir mi puntaje ELO (ránking de ajedrez). No importa salir por debajo de 1500 (pipipi), anyway, la tengo que hacer sí o sí. Sólo necesito más torneos IRT en Lima.

3.Mi primer poemario! Este año quiero publicar mi primer libro. Otra vez, dos opciones: Me consigo un buen padrino y una editorial (mejor si es San Marcos) o me esperanzo en la idea de ganar algún concurso de poesía. Bueno, lo del concurso ya lo he intentado como tres o cuatro veces y la tentativa siempre me ha sido esquiva. Para este año, tal vez? Ojalá.

4.Apruebo mis cursos. Apruebo mis cursos (todos y no a medias como lo voy haciendo) y saco tema para mi tesis.

5.Trabajo. Ya no quiero cachuelarme dictando clases particulares, ahora sí quiero trabajo en serio. Mi horario de estudios, por ahora, corre a mi favor.

6. Nuevo Blog. Hace no mucho que tenía pensado crear una web, o un blog propiamente dicho. El tema? Pues sí, estoy pensando hacer uno sobre un tema específico, y creo que me quedo con el de poesía. Espero no dejarlo a medio hacer como la web de la Panadería que mencioné en un post anterior.

Listo! Lo haré? Ya me enteraré el 31 de diciembre del 2011. Allí está la última palabra.

12 comentarios:

  1. claro que harás...
    conseguirás todo lo que te propongas...

    con muchas ganas de leerr la poesía que te gusta

    un beso desde acá...

    ResponderEliminar
  2. Suerte con tus objetivos, Paty!!! ¿Por qué no? Yo soy de las que piensan que los límites sólo los ponemos nosotros y que si piensas en positivo y crees en ti, puedes conseguir cualquier cosa que te propongas. Así que... ADELANTE!!!! Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Roberto por el optimismo que me inyectas!

    Por lo pronto, ya he dado un paso en el cumplimiento de la meta 6: La poesía que me gusta

    Allá voy!

    ResponderEliminar
  4. Y Elena, thanks por tu aliento! Tal vez esto es lo lindo de un blog: Te permite compartir un poco de tus intereses y deseos con el exterior, y fortalecer tu autocompromiso con el cumplimiento de tus sueños.

    Ya con lo que me han dicho, no tengo el derecho de desanimarme. No señor!

    Un caluroso abrazo! (aunque por allá ya empezó el calor, no?)

    ResponderEliminar
  5. Para bajar de peso lo mejor es regularse en la comida; lo comento por experiencia. Nunca me han gustado las dietas; he mejorado mi apariencia eliminando una buena cantidad de chatarra empaquetada y reduciendo las comidas rápidas, pero de dietas, ninguna. Uno come por costumbre, los gustos que uno tiene son aprendidos por tanto, puedes volver a aprender si tienes voluntad y fuerza suficiente para re-educar a tu cerebro, que se estimula con tanto azúcar.

    Aprobar cursos… bueno, es una meta en esta etapa de tu vida pero no tiene valor para el resto de la misma. Aprender, es totalmente distinto. ¿Qué estudias?

    ResponderEliminar
  6. Trabajo es experiencia, pero no es todo en la vida. No vayas a estancarte como todos, con horarios y jefes insoportables que sólo te llevará a la frustración después de décadas y, justo después de todo ese tiempo, te darás cuenta de que pudiste haber hecho las cosas diferente pero, te darás cuenta, también, de que no te atreviste… y todo se resumía al miedo. Este es un comportamiento común y por tanto mal-heredado por millones de humanos que creen que es normal frustrarse.

    ResponderEliminar
  7. ¿Otro blog? El de la panadería me suena muy interesante. El pan es importante para casi todas las sociedades del planeta. Si lo haces en 2 idiomas vas a tener más lectores especializados. Poco a poco escribirás mejor, te leerán más panaderos, reposteros y los amantes de los carbohidratos.

    Y sobre tu primer párrafo: hoy, veo la Vida como algo que viene porque así debe ser -dejar fluir- en vez de intentar programarla para controlarla (esos intentos de controlar todo son, finalmente, soberbia).

    ResponderEliminar
  8. No refiero a dejarla al azar (porque no existe) sino tomar lo bueno, potenciarlo, extenderlo y seguir adelante porque si dejas fluir nunca, nunca, te faltará algo… pero ese algo no trata de lo material, o sea, no tendrás millones de billetes como todos quieren, hasta muchos de los que dicen estar con Dios (Estoy con Dios y por eso nunca me faltará… repiten esto a pesar de desear, en silencio, lo material que tienen los que están a su alrededor).

    ResponderEliminar
  9. El que nada te falte significa que te dejarás llevar por el Universo, Dios o la Vida, lo mismo, y aprenderás de lo que te ponga en frente. ¿Por qué? Porque este planeta es un salón de clases, literalmente, para avanzar en nuestra evolución (no material, no darwiniana).

    ResponderEliminar
  10. Escribí sobre esto hace mucho tiempo: marzo 2010 en Perú Shimpo.

    http://victornishioyasuokablog.wordpress.com/2009/10/26/humanidad-1er-grado/

    ResponderEliminar
  11. Por tanto, tus metas deben ser: aprender (en singular). El aprendizaje no se remite a la universidad sino es una actitud para toda la vida, y no sólo de intelecto trata sino de emociones y espíritu. Cada uno elige y cada uno recibe la vejez que sembró.

    (Debo publicar tantos comentarios porque no me permite muchos caracteres)

    ResponderEliminar
  12. ^^ Thanks Víctor por los comments (me preocupa también lo de la cantidad de caracteres en los comentarios, voy a ver cómo arreglar eso)

    Sobre la dieta,buéh, tampoco lo veo con muy buenos ojos, prefiero comer todo lo que se antoje y hacer deporte para mantenerme en forma...Educar mi cerebro...mmm, lo veo bravo ah.

    Leí el artículo (antes de que lo coloques aquí ^^) y me gustó mucho y lo comenté en tu blog. Y sí, ya voy entendiendo mejor tus ideas =)

    ResponderEliminar