martes, 26 de octubre de 2010

'A lo Hardy'

Hoy es lunes para mí, martes para ustedes. Al momento de leer esto, yo estaré ya sentadita en el bus acompañada por mi tía (y la única manganzona de 20 -con estatura de 10- que viaja con alguien para ser cuidada ^^ Hasta el chaparro que conocí hace poco viajó a Turquía solo, hasta un par de chicos menores de edad están saliendo con Carta Notarial y todo, y yo, aquí,como una pollita con mamá Pata....)

En fin, decía que escribo esto hoy lunes a las 11:47 horas y programaré esta entrada para que aparezca mañana a las 15:00.

Recuerdo ahora que hace cuatro años, cuando me fui al viaje de Promoción, dejé escrito cartas de 'supuestas despedidas' a cada una de las personas que apreciaba: A la familia, a mis papás, a mi tía, a 'My', a mis amigos y otras personitas especiales en mi vida; lo hice pensando-psicoseada quizá por la película 'Destino Final'-en la pesimista posibilidad de un accidente de bus...Hasta dejé indicaciones sobre lo que quería que hicieran con mis diarios, los recortes de periódico que colecciono y otras cosillas por el estilo...por si acaso... xD

Hoy no he dejado ningún testamento, pero quiero asegurar mi buen regreso al estilo de Hardy, quien antes de cada viaje de tren (por el que se sentía 'aterrado') dejaba escrito:

He probado la Conjetura de Riemann
-G.H.Hardy-

Y así, Dios tendría que protegerlo para que pudiera regresar y probar la conjetura, de lo contrario, habría muerto dejando la incertidumbre en la comunidad matemática sobre si lo probó o no, y si lo hizo, dónde coño habrá dejado la demostración...Sería una anécdota para la posteridad, tal como sucedió con Fermat, quien afirmó tener "una prueba maravillosa, pero este margen es muy estrecho para contenerla" Los matemáticos se la pasaron buscando durante tres siglos la dichosa y supuesta prueba de Fermat, y fue finalmente en 1994, cuando Willes dio por terminada la búsqueda dando una solución en más de cien páginas, haciendo uso de herramientas matemáticas de avanzada del que Fermat jamás hubiera podido acceder. Hoy se le conoce por eso, como el 'Teorema Fermat-Willes' (el primero por conjeturarlo, el segundo por probarlo)



Así que yo también voy a remedar a Hardy:

"He resuelto la Conjetura de Goldbach,
así que cuando regrese de Arequipa,
a ver si me animo a mostrarles mi prueba"

[Fuente Imagen: Hardy ]

lunes, 25 de octubre de 2010

Lidiando por la autoestima

Hay una cosa que me fastidia muy a menudo y de la que siento necesidad de decirlo aquí. Y es que, creo que no tengo amor propio. Si tuviera amor propio, no mostraría esta maniática costumbre de calcular ‘al ojo’ cuántos centímetros mide el tipo o la tía de allá. No interesa quién seas, siempre estoy comparando mi estatura: ‘Que le llego al hombro’, ‘que le alcanzo hasta el oído’, ‘que le rozo el mentón’, ‘ah, seguro debe tener 1.75m’,…Ando por el mundo así, sintiéndome un poco mal por ser chata, deseando silenciosamente contar con un 1.65m siquiera, para al menos soñar con ser actriz o no llegarle tan baja a los chicos que me gustan….(qué inmadura ^^)

Y está éste otro detalle que también me acosa: Mi cara. No tengo nada en contra de ella, pero mis pobladas cejas y mis cachetes que dan un perfil ‘no-sé-cómo-definirlo’, me hacen sentir incomodidad. Y por ejemplo, opto por no usar los anteojos incluso cuando me es necesario usarlos, porque sencillamente me parece que ‘acentúan mi fealdad’ (qué terrible). Aunque exista mucha gente a mi alrededor que suele insinuarme lo contrario, o cuando yo misma no me encuentre del todo tan mal, no puedo negar que a pesar de mis recurrentes esfuerzos todavía muestro indicios de chica superficial y frívola a la que le interesa mucho la apariencia, la cara exterior. A diario, lidio contra mi imagen en el espejo buscando sacar mi verdadera naturaleza interior. Es decir, me esfuerzo para mostrar por fuera la chica que soy adentro: Alegre, espontánea, fresca, juvenil. Pero todo lo que aparece por fuera es seriedad, un aire de adultez. Tal vez contar estos detalles innecesarios dé una muestra de mi egocentrismo, pero aún no lo he llegado a evitar. A donde quiera que vaya, ella está allí, acechándome, recordándome estos detalles inútiles e innecesarios.

Y ella me juega malas pasadas. Si voy caminando por la calle y cruzo con un grupo de chicos en una conversa y en plena burla, ya estoy pensando que se trata de mí (seguro que a veces acierto, pero igual). Si oigo de casualidad un comentario sugerente respecto a un tercero, ya sospecho que el motivo del raje ‘asolapado’ soy yo. Y aun cuando mis presentimientos sean los acertados, no debería importarme, pero me importa. Por más que inhiba o module mi inquietud, el detalle ya me afecta.

Ante una persona atractiva, no puedo evitar sentirme igual. Algo dentro mío se activa, y mi estado no es el mismo. Me advierto una diferencia que yo misma reprimo y trato de ignorar. Pero el esfuerzo es vano. Me siento insegura.

Tal vez esta debilidad venga del hecho que, muy en el fondo y sin que yo me percate de ello, juzgo a los demás por las apariencias. Quizá sea ésta la manera en la que mi frivolidad tiene su campo de acción y me recuerde a diario que de uno u otro modo estamos enganchados irremediablemente a nuestros rasgos físicos. Quizá el pensar que ‘lo que inspiras por fuera es lo que eres por dentro’ dictamine las pautas de mis juicios sobre mí misma y los demás. Quizá es que yo no esté contenta conmigo misma, y busque suplir esa falta de cariño tratando de ‘recolectar’ el aprecio de los demás. Como una niñita engreída que necesita atención y algo de popularidad. Y que desearía ser una chica bonita de la que alguien se pudiera enamorar sin esfuerzo mayor. Pero no.

Y ocurre que todo esto tal vez se deba a la mala manía de estar comparándome con tal o cual. Porque el sentirse así o asá tiene que ver indirectamente a la comparación. Si tan sólo fuera más simple, y me quisiera por encima ‘del bien y del mal’, no tendría por qué estar ‘mendigando la aprobación de los demás’. Sentirme bien conmigo misma sería suficiente para que las opiniones y apreciaciones de los demás me valga madre. Y a eso yo llamaría libertad.

Y aunque sabiendo bien que cuando te sientes bien por dentro, contigo misma, transmites esa convicción hacia afuera, en los demás, no cambio. Incluso pensando que el cuerpo es una simple cáscara, un mero ropaje que usamos para testimoniar ante los ojos de los demás nuestra presencia en algún lugar, todavía así, no cambio. Aun sabiendo que todo lo que percibimos de afuera es tan superfluo e irrelevante que no merece mayor atención, no me lo creo. No consigo convencerme a mí misma de que, a pesar de que la mayor parte del mundo tenga la visión condicionada bajo estereotipos y modelos de belleza y que viva subordinada a todo lo que aprecian sus ojos, no tengo el valor de batallar contra ello.

Simple y llanamente me dejo llevar por la corriente, acepto que soy feíta, que no hay solución; recuerdo esta circunstancia y me invade un sentimiento de frustración, de ‘maldita sea’, por qué no soy ‘así o asá’?. Y yéndome a lo más fácil, elijo no usar mis lentes y seguir andando por allí con imágenes difusas de la realidad, lamentando en silencio cada uno de mis también lamentables rasgos físicos ^_^ y terminando de escribir una penosa e igual de lamentable entrada como ésta.

Todo lo que digo no sucede todo el tiempo, y cuando pasa, a veces lo tomo con humor y relajo, pero en otras, sinceramente, mi poca autoestima ya me juega malas pasadas.

Me falta decisión.

viernes, 22 de octubre de 2010

El eco

"Confianza en la maldad, nó en el malvado;
en el vaso, mas nunca en el licor..."

César Vallejo

Una vez leí de alguien:

No juzgues la persona,juzga sus acciones.

Desde entonces, se quedó grabada en mi memoria y espero que jamás se me olvide.

lunes, 18 de octubre de 2010

Y lo dijo ‘El Chavo del 8’

Para ahorrarme un montón de líneas, voy a transcribir aquí –con las autocedidas disculpas y el permiso del autor-los últimos párrafos del “Diario del Chavo” publicado por Roberto Gómez Bolaños, quien, según cuenta en el texto (ejem, versión pirata), el libro es una copia editada del diario de un niño lustrabotas que dejó olvidado su libreta en un parque, justo a lado de la banca en la que Roberto accedió a lustrarse el calzado:

“El Profesor Jirafales nos explicó que la palabra ‘inflación’ no quiere decir solamente que algo está inflado, sino que también quiere decir que las cosas están cada vez más caras. Por eso Ñoño es un niño mucho más caro que yo: Porque él está igual de gordo que un globo bien inflado. Yo, en cambio, estoy como un globo bien desinflado. Por eso yo soy un niño barato.

Y a mí me gustaría ser un niño caro, porque los niños caros comen muy bien todos los días. Pero hay muy pocos niños caros, la mayoría somos baratos.

También nos dijo el profesor que es muy bueno saber ahorrar, pues los que ahorran siempre tienen algo cuando llega la inflación.

Recuerdo que, poco antes de morir, Jaimito el Cartero me dijo que ahorrar es lo mismo que guardar. Y que igual pasa con la memoria, porque la gente guarda en la memoria las cosas que recuerda. O sea: que si no te acuerdas de algo es porque no lo tienes guardado en la memoria.

Eso quiere decir que ahorrar es bueno. Pero no siempre; nomás cuando guardas cosas buenas. Porque, por ejemplo: no es bueno guardar la basura; es mejor tirarla en un basurero. En cambio, sí es bueno guardar un poco de dinero, por si llega una inflación.

Y lo mismo pasa con las cosas que recuerdas. Por ejemplo: si te peleas con otro niño, nunca trates de guardar el recuerdo de eso en la memoria, porque si te acuerdas vuelves a sufrir.
Y al revés: si te pasa algo bonito, entonces sí es mejor que lo recuerdes a cada rato, porque cada vez vuelves a sentir que estás contento.

Y la felicidad es cuando estás contento.

O sea que lo mejor es guardar en la memoria solamente los recuerdos de las cosas buenas. Por si llega a haber una inflación de felicidad.”



Lindo, ¿no? Es realmente tierno y conmovedor leer el relato de un niño que, con la inocencia de una mente libre de toda contaminación, hace una cadena lógica que va construyendo en forma sencilla, enlazando idea con idea hasta finalizar en una frase sabia y contundente, que por cierto, son factores que jamás se despegan del libro.

Con esto insto pues, a rescatar del pasado sólo los recuerdos bonitos (aunque suene cursi). A olvidar los antiguos rencores, dar fecha de caducidad a los remordimientos o todo aquello que te provoque disgusto.

Y, como lo dice Olguita Kian- permitiéndome y disculpando el tuteo- uno atrae lo que quiere. Porque todo no es más que un intercambio constante de energías. Aunque aún tengo dudas de esto, todo parece señalar que de acuerdo a cómo sientes y piensas, la naturaleza te devuelve lo mismo aunque transformado. Por esto, el optimismo, la confianza, la positividad en general, siempre juega a favor de la salud.

Así que, quejémonos menos, cambiemos esas actitudes estresantes como la excesiva preocupación, la desconfianza, el pesimismo. Procesemos la negatividad en forma inteligente y dinámica, saquemos el jugo a lo aparentemente desfavorable.

Y una vez escuché algo curioso que voy a comentar: Estaba yo ofreciendo turrones de ‘Doña Pepa’ con una de mis tías, y un viejito, en vez de quejarse ‘yo no como eso porque sufro de diabetes’, nos dijo en forma divertida: “Yo soy el hombre más dulce del planeta (porque tengo demasiada azúcar en el organismo)” Bueno, algo así; de eso se trata la vida.

Así que intentemos ver todo como lo ven los ojitos del ‘Chavo’. Míralo por el lado amable.

[Fuente:Chavito ]

sábado, 16 de octubre de 2010

"Si el corazón ya no me cabe..."

Ésa es la primera línea del párrafo de cabecera de la página de Movistar. El verso aparece en una conocida y muy original propaganda que hasta hace poco salía en los comerciales de T.V.

Si un día me doblo….te acercarás a ayudarme?

Si no llego a la meta…. Estarás allí para llevarme?

Si tu voz importa….dejaré que te calles?

…Y si un día lloras….alcanzaré a callarte?


Si la pelota llega un segundo antes…se la cederás al viento?

Si te pido que me escuches….escucharé tu aliento?

Si tenemos que soñar un país…dejarás que me duerma?

….Y si el corazón ya no me cabe….me prestarás tu pecho?

Y si mis palabras se agotan….te conectarás incluso, en silencio?



video

Lo interesante del asunto, mucho más que la letra, es la novedosa idea de crear imágenes superpuestas e ilustrar con convicción y acierto cada línea del mensaje. Bien logrado.

Aquí, otro anuncio que bajé de Youtube y que me parece digno de colocarlo aquí. "Lo que el niño ve, el niño lo hace":

video

Claro que no estoy de acuerdo completamente, porque incluso yo misma no recuerdo haber sido una niña que aprendiera por imitación*, porque, dada mis experiencias de infante, la lógica diría que debería descargar mi cólera rompiendo botellas o tirando platos (como alguien) o fumar harto como mi papá. O, en la otra moneda, debería tejer a croché tanto como lo hacen mi tía y 'M', o ser tan emprendedora como mi mamá, o levantarme tempranísimo como todas mis tías. Pero no, sea buenos o malos hábitos, nunca aprendí nada por lo que lo había visto así (eso es lo que recuerdo). Y creo que existen algunos niños así.

Pero no está de más dar buenos ejemplos. Porque sí existen niños que imitarán todo lo que hagas.

[Fuente Video: Youtube]

*Aunque ahora que lo pienso, sí hay cosas que aprendí imitándolas: Algunas frases de mi hermano, por ejemplo, y, otras que, sin imitación, jamás hubiera podido aprenderlas: Hablar, caminar, comer,etc. Creo que de niños somos unos potenciales imitadores, de allí la connotación de 'la edad del mono'.

jueves, 14 de octubre de 2010

Qué difícil

Adaptarse, subordinarse, sumirse, reprimirse.......son algunas de las palabras más difíciles del diccionario.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Soy Leyenda

Son casi las once y media de la noche. Después de vaciarme una botella de yogurt, me doy cuenta que no han sacado la bolsa de basura. Estoy saliendo con mi bulto a la calle, y me percato de un extraño detalle: No hay moros en la costa. O, mejor dicho,no hay gatos en la noche. Qué raro. Ni siquiera hemos llegado a la media noche, y la avenida(que por cierto, es una avenida 'central') yace desolada, vacía. Ni un perro, ni un gato, ni un ratón huyendo del gato (que no lo hay, cierto, pero qué rayos) ni el canto de grillos, ni carros,ni el pito del vigilante que suele dar vueltas en bicicleta por estas horas. Nada. Puedo tranquilamente salir calata sin que el mundo dé cuenta de ello.



La iluminación-un servicio eficiente de gobierno local- me permite ver a las luces encendidas en el interior de un par de casas. Y esta quietud, este no ha pasado ni sucede nada, me da qué pensar. Sólo faltan papeles regados por la pista con primeras planas de periódicos anunciando el cumplimiento de alguna profecía y ya diríamos que soy la única habitante en este mundo. La idea me emociona.

Ya dejé la basura. Tengo que regresar.

Miércoles, 06 de Octubre 2010 23:12
[Fuente Imagen: Calle ]

martes, 12 de octubre de 2010

El Haiku

Hace poco leí acerca del haiku, así que me entraron ganas de escribir algo sobre él.

Para empezar,el haiku es un poema de tres versos, formado por un total de diecisiete sílabas divididas en 5-7-5. La temática en sus inicios se concentraba en la naturaleza y todos los fenómenos que acontecían en ella, pero gracias a los distintos cultores y aficionados extendidos por el mundo, los temas más bien suelen ser de los más variados. El estilo está marcado por las mismas características que identifican a los japoneses: Sencillez(sin rallar en el simplismo), naturalidad, lenguaje austero y sutil. El recordado autor de ‘Táctica y Estrategia’, Mario Benedetti, hace una cariñosa apreciación al respecto, en su libro “Rincón de Haikus” : Está de más decir que, por el mero hecho de presentar en este volumen más de doscientos Haikus de mi propia cosecha, no me considero un ‘haijin’(así se denomina en japonés al que escribe Haikus) rioplatense.

Simplemente, el haiku clásico, como forma lírica,se me figuró siempre un desafío, tanto por su estructura fija como por su brevedad obligada (…) Con sólo diecisiete sílabas y una distribución invariable (5-7-5), el haiku es en sí mismo una unidad, un poema mínimo y no obstante completo. De ahí su visión instantánea, su condición de chispazo, a veces su toque de humor o ironía. Basho dejó para la posteridad esta curiosa definición: “Haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento” .He aquí una pequeña muestra de Benedetti:

59
Cuando mis ojos
se cierran y se abren
todo ha cambiado

96
Si el corazón
se aburre de querer
para qué sirve

109
Se despidieron
y en el adiós ya estaba
la bienvenida


Fue precisamente Matsuo Basho (1644-1694), quizá el mayor exponente inicial del género, quien hizo posible el conocimiento de este noble arte. Él y la labor de divulgación que ejercieron Octavio Paz, en colaboración con Eikichi Hayashiya en la traducción de “Oku no Hosomichi”, de Basho.Aquí un célebre poema :

“Este camino
ya nadie lo recorre
salvo el crepúsculo”

Entre tantos nombres por mencionar, resaltaré a José Watanabe (1945-2007). Wikipedia hace una descripción de la relación del poeta nikkei con respecto al haiku: “De su padre, no sólo aprendió el control de las manifestaciones emocionales, que llama refrenamiento; sino también la forma poética del haiku, la expresión mejor lograda de la mirada oriental del mundo que, por los senderos del budismo zen y el taoísmo, busca a la naturaleza pura y real irradiando su misterio en cada observación. Es a través de este miramiento desinteresado, sereno y simplemente testimonial, que el poeta describe los fenómenos que percibe en su belleza inocente de toda prisa por vivir, de toda ideología y de toda pasión. Análogamente al refrenamiento, el haiku expresa esta voluntad de dejar que las cosas vivan y se den mientras el poeta queda inerte en la inacción, en solo la contemplación. Se convierte en solo ojos para ver y para nada más.”

Para finalizar, dejo como regalo (como buena) una breve selección de mis ‘trotes poéticos’ que dieron como resultado estos poemas a los que tuve el atrevimiento de categorizar como Haikus:


No conozco tu
tristeza, pero puedes
contar conmigo.

Hay muchas formas
de escapar/ pero nunca
por tanto tiempo.

Tiene sentido
mi vida mientras halle
belleza y sueños.

La hoja está
en blanco/ pronto algo
puede suceder.

Retén mis ojos
un momento en los tuyos
y hazlos eternos.

lunes, 11 de octubre de 2010

Mi casa



“Tengo esta Luz para alumbrar mi casa,
la tuya, la nuestra, la que llevamos dentro.”

De ‘La Luz del Camino’
Porfirio Mamani Macedo


Mi casa es un lugar donde descansar y permitirme un momento de paz. Allí sin decir jamás ‘permiso’ o ‘disculpa’. Sin bocas ametrallándote en quejas o juicios demás.

No, mi casa es un lugar tranquilo y sosegado.

Mi casa puede ser tu casa. Puede estar adentro (la que siempre está dentro). Puede estar en cualquier parte.
Mi casa es esta noche, este momento, este silencio.

Allí donde me permita recordar y sonreírle al día, al hoy, al ayer, a lo que podría ser. Un lugar sin juicio ni razones ni ideas qué explicar. Mi casa es un espacio limitado e infinito donde las cosas suceden en un instante. Donde todo sucede.

Mi casa es donde miro todo desde lejos, y de pronto, me alegro, sin importar el porqué. Y un hogar es una casa compartida con otras personas. Pero esta casa es mi casa. Es una sola entre muchas que he encontrado. En esta casa sólo vivo yo.

Martes 05/10/2010 10:23 pm

sábado, 9 de octubre de 2010

Zinedine Zidane

Era una época en la que estaba 'loca' por el fútbol y no había noche en la que no saliera a hacer 'dominaditas' con una pelota que ahora anda por ahí desinflada y empolvada. En aquella misma época, me dediqué a descargar videos de Internet (para sentirme inspirada) y he aquí una muestra de las genialidades de un ídolo común del deporte rey que lució su mejor fútbol en el mismo partido que terminó por empañar con un cabezazo (no a la pelota, sino a otra cabeza),pero que por cierto, no ha manchado ni manchará su carrera.

(Quise poner una de Ronaldinho (que a mi gusto, es más 'artístico' y talentoso que el 'rompecabezas' Zidane, pero ni la música ni la resolución del video me convencieron y finalmente me quedé con éste, que la sola musiquita me 'vacila')


(Me pregunto cómo es que no puedo subir videos con sólo el URL. Muy mal blogspot, muy mal)

(*17-11-10. Luego de muchas semanas, me doy cuenta con el error de que el cabezazo no fue a otra cabeza, sino contra el pecho del jugador italiano ^^)

viernes, 8 de octubre de 2010

Momento Flash

Si un niño llora.......¿qué puedes decirle?
Si un niño llora.......¿qué tienes que pedirle?

Dejemos a los niños en paz.

jueves, 7 de octubre de 2010

La Piratería

Tengo una idea algo vaga acerca de la Piratería, así que antes de escribir algo al respecto tuve a bien buscar una definición por la queridísima Google (una maravillosa herramienta de exploración, con ella te resuelves en un par de horas el geniograma más difícil): “Piratería: ….entendida como la actividad ilícita de quienes sin contar con la debida licencia y/o autorización del autor, del productor u otro titular, o sus representantes, realizan reproducciones de ejemplares o mercaderías que se encuentran protegidas por el Derecho de Propiedad Intelectual. Son los "piratas" quienes efectúan las réplicas sin control de calidad, sin pagar al fisco ningún tipo de tributos, situación que de por sí los coloca en una posición privilegiada de quienes cumpliendo con la ley, pagan sus tributos y ofreciendo productos con calidad legalmente exigibles."

Para empezar, debo confesar que soy consumidora de productos piratas: Libros, películas, música, ropa, calzado, y todo aquello que pueda piratearse. Sé muy bien lo que eso implica: Evasión de impuestos, injusticia para con el esfuerzo de los autores, retraso nacional, menos producción cultural, etc. Aún así lo sigo haciendo con la mayor de las ‘pechugonerías’.

Hubo un tiempo en la que traté de hacer una abstinencia en pro del progreso nacional y el apoyo a los autores de verdad. Pero no pasaron ni dos meses y cedí en la tentación comprando un CD de Diego Torres-Umplegged de s/2.50. Y es que, no es por justificar nada (ya, está bien, mejor dicho, sí) pero mucha gente lo ha dicho: “La Piratería es para la gente pobre, sin ella, la producción de muchos artistas jamás hubiera sido conocida, y mucho menos, sería popular”.
Si uno pretende hacer una sincera abstinencia, francamente ha de sacrificarse. Ir al cine, escuchar música de radio, leer libros en bibliotecas,etc.

“No se puede vivir sin piratería”. Mentira. Se puede, pero ello conlleva altos sacrificios que muy pocos están dispuestos a pagar. Yo misma tiré la toalla.

Un punto en contra frente a esta problemática es la diferencia abismal de costos (distancia, claro está, justificada por nosotros, los mismos consumidores que hemos alzado a la Piratería como un negocio rentable, quien con su juego sucio pisotea a los auténticos trabajadores, respetuosos de las reglas del juego).Pues, a decir verdad, la diferencia de precios marca toda la diferencia. El más barato de los CD’s (originales) de música es de s/12, un precio, desde luego, asequible. Pero ése es el más barato. El precio promedio va de s/25 para arriba. La gente razona y piensa que con eso tiene para comprarse una docena de discos. Lo mismo pasa con los libros, los DVD’s , y otros productos de consumo. El precio de los originales multiplica hasta veinte veces el precio de sus versiones ‘bamba’. Y, para consumidoras media chuscas como yo, a quienes les vale más la cantidad que la calidad, no dan más vueltas a la hora de tomar la decisión.

Con la proliferación de los iPOD’s, reproductores mp3, MP4, celulares, y las facilidades que brindan toda la tecnología existente para la manipulación indiscriminada de información, ya existen muchos que, como yo-otra vez- prefieren las descargas directas por Internet. Un poco de exploración y un buen dispositivo USB son suficientes para obtener cualquier cantidad de música, películas,videos, programas de computadoras, libros en pdf. No llegará con la primicia ni la calidad de los originales, pero es algo (y bastante).

Irrumpimos ,asimismo, las leyes de la Copyright cuando fotocopiamos (otra más que le debemos a la tecnología) sin el menor sentido de culpa textos escritos, ya sea parcial o íntegramente.

Al menos en nuestro país, nos reímos de la ley a carcajadas y en su cara. Señores de INDECOPI, si de verdad quieren eliminar este problema, deben tomar medidas drásticas y no sólo sancionar a los productores, sino también a los que, cómplices,la consumen. Una pena de cárcel no estaría mal. Y seguro que así también yo aprenderé.

La otra opción, sería eliminar los excesivos impuestos que abultan el costo de producción de este material. De este modo, se estaría contribuyendo con la libre difusión de la cultura, del que también depende el crecimiento del país.

(Mientras tanto, yo, como buena practicante de la regla de oro, si algún día-algún día- publico un poemario(es una idea) no tendré problemas si adquieren una copia ilegal de ella.)

[Fuente Imagen: Pirata ]

Hagamos el amor

Una vez me pregunté a qué se referían los demás con ‘hacer el amor’, si bien sabemos que el ‘amor’ no se puede hacer (tal vez practicar, sí,pero, vamos a ‘practicar’ el amor, ja! Qué absurdo suena…) .
Y es cierto que existen un montón de frases ambiguas en nuestro lenguaje que hemos adquirido porque, bueno, lo aprendimos y así lo entienden bien los demás; frases como ‘salir de vacaciones’ (cuando en realidad estás ‘entrando’ a vacaciones) o ‘no hay nadie’ y sus distintas variantes ‘aquí no hay nada’, ‘no escuché nada’ (me avisan cuando escuchen a la ‘nada’), etc. Frases comunes que la gente acepta como ‘correctas’ y ‘normales’ y que muchos adoptamos por comodidad. Aunque con ello violemos más de una vez las leyes de Morgan (¿?)

‘Hagamos el amor’ sin embargo, me deja con una curiosidad (morbosa o no, se lo dejo a su criterio) flotando en el aire. ¿Se refieren al acto del coito, propiamente, aunque sin él medie un sentimiento? O ¿es el acto de desnudarse simplemente, regalarse mutuos mimos ,aun cuando en éste no intervenga el verbo ‘copular’?.

Aún así se escucha cosas como “ayer tuve dos orgasmos”, “fuimos a un hotel y tuvimos sexo…” (creo que lo dicen así porque suena más ‘cool’ ) o la frase más común en el hablar hispanoamericano: “tuvimos relaciones”. Y el mismo Ricardo Arjona dice: “tuve sexo mil veces, pero nunca hice el amor”.

Una vez mi amiga me comentaba que le parece sorpresiva y rara la idea de cómo hay quienes pueden hacer del acto amatorio un hábito tan rutinario y común. Es como si se tratase, me dice-siempre con su característico sentido del humor-, de tajar un lápiz o cepillarte los dientes. Y es que enterarme de esta realidad fue tan sencilla como prender la T.V. y sentarme a ver alguna película o serie americana (tal vez lo aprendieron de ellos) en la que acostarse con novio, amigo o con un perfecto desconocido (otra frasecita para hacer resucitar y desmayar al pobre Cervantes) se ve tan normal que de tanta frecuencia con que lo hacen, se aburren de hacerlo entre sábanas y recurren a la creatividad, el ingenio, y más que todo, el atrevimiento, para hacerlo en los sitios más inverosímiles y antojados: que en el auto, el baño, la cocina, la playa de estacionamiento, el parque (entre los arbustitos) , debajo de la mesa o en una insospechada Parroquia (ok, esto lo acabo de inventar ^^).

Un poco de lectura por algunos blogs bien conocidos, un poco de seguimiento a los capítulos de series tan populares como The Theory Big Bang, o ‘Sex and the City’, son suficientes para tener información al respecto. Pareciera que piensan “hey, no seas tan cucufata, el hombre es un animal, al fin y al cabo, y también necesita satisfacer sus necesidades más primitivas”. Y cada vez hay más jóvenes, pre- adolescentes y púberes que parecieran ir por ahí inducidos por esta premisa.

Como lo dicen Los Prisioneros, ahora la virginidad es una cosa medieval…Pero no lo entiendo. Me pregunto en qué momento el ser humano fue capaz de, separando valientemente el corazón del cuerpo, se entrega abiertamente al deseo carnal sin amor. Me pregunto en qué momento dejamos nuestro lado humano para ceder ante el lado animal. O será, como me lo dijo una amiga: "Ay, Paty, una vez que pruebas el 'chocolate', ya no lo puedes dejar..." ?