jueves, 30 de septiembre de 2010

Llegó la Primavera...

Me gusta mucho esta estación(aunque confieso que me gustan todas)y no tanto porque salen las flores,vuelan mariposas y cantan pajaritos, sino porque,sencillamente, como lo dice mi hermano, "es la prolongación del Invierno...". Y sí, en esta época del año hay un Sol que ilumina mas no calienta, así que disfrutamos de un panorama claro, y con una temperatura templadita...qué más pedir.


La flor de cerezo(sakura) florece precisamente por esta época del año, y es motivo de admiración de muchos transeúntes y la inspiración para cantantes y poetas.Las puedes ver por la Av. Gregorio Escobedo, por donde también se encuentra el CCPJ

[Fuente Imágenes: Sakura 1 y 2
Post Post: Algo le ha pasado al sistema de filtro de la facu' que ya ni a mi correo puedo entrar(y tampoco a esta cuenta) Si estoy escribiendo y luego ven esto publicado, es porque un amigo generosamente me extendió un programita, pero la 'condenada' tiene sus deficiencias, así que ignoren si por allí le salen cosas extrañas ^^ ]

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Contra el 'chuponeo'

Tal vez haga redundancia respecto a lo que ya había tocado en un post anterior , pero hay un hecho que merece ser condenado, al menos por mí que voy en contra de toda violación de la intimidad personal.



Independientemente a mis inclinaciones por uno u otro candidato a puertas de la elección (está bien, confieso que estaba con Lulú, pero como siempre pasa, mis tendencias se han disparado desordenadamente y finalmente he acabado con la misma decisión para la elección presidencial:O el voto viciado, o el voto al candidato de perfil bajo- de ésos que, cuando llegas a la urna con tu papelito, de pronto te dices uy!, y éste. de dónde diablos salió??? -) Lourdes Flores fue ahora la víctima, y en cualquier momento, cualquiera de nosotros puede estar en el blanco.

Y al margen de todo lo que ya se ha comentado por los medios, lo que vengo a decir aquí es que me parece contradictorio que, cuando alguien condene el 'chuponeo', sin embargo se sirva de esta fuente para juzgar frases,opiniones o comportamientos. Es decir, discutir de aquéllo esto o aquéllo lo otro, sabiendo que esos datos fueron recogidos por un medio ilícito, me parece una forma implícita de apoyar o favorecer la práctica de esta actividad que va contra el derecho de privacidad inherente a toda persona. (No sé cuál es el número del artículo que protege este hecho, pero estoy segura de que existe)


[Fuente Imágenes: Chuponeo,bebé]

martes, 28 de septiembre de 2010

No es una promesa

Lunes 09 de agosto 2010

No prometo ser mejor
Ni juraré amor a nadie

Si la vida castiga mi flojera y
mi desgano
mi no saber qué hacer
y no hacer nada finalmente,
adelante,
bien me lo merezco.

No pido disculpas ni haré justificaciones por
todo lo que no soy
O lo que no fui alguna vez
No pido oportunidad de un nuevo intento,
cuando sé que no voy a aprovecharlo,
O en fin,
pedirles cualquier cosa: es en vano.

Si la 'gente' me destruye y me reduce
a una partícula de polvo
que luego todos olvidarán con facilidad
O si cuelgan un letrero con mi nombre
y juzgan mis pasos y condenan mi tiempo
no lamento mi pasado ni mi presente:
Eso es todo lo que soy ante los ojos de los hombres.

No soy una mujer de ruegos ni de súplicas
No acostumbro a pedir favores.

Si por culpa de un error he de sufrir más golpes,
adelante, aquí estoy.

No pretendo redimirme con un poema
ni hacer alarde del desastre que parezco ante sus ojos
No quiero piedad ni compasión ,y mucho menos pena.

No soy una mujer de ruegos ni de súplicas
Ni acostumbro a pedir favores.

De igual modo, puedo portar la herida
o sacar fuerzas entre un montón de escombros
y seguir viviendo a pesar del error,
a pesar del desastre, y al que de pronto,
Quedarne sola.

Todavía sonrío. Nunca es tarde para volver a nacer.
(y por si acaso esto no es una promesa)

lunes, 27 de septiembre de 2010

Dramas de buses y calles

Un niño que rasca con un peine una vieja lata de leche Gloria mientras nos canta-‘melodiosamente’- algún tema cumbiambero. Un ex presidiario lleno de cicatrices ofreciéndote llaveritos o tofies arequipeños mientras nos cuenta su historia con las drogas y la delincuencia. Un tipo que dice,con una voz media quejumbrosa tratando de sugerir un poco de pena y compasión,que tiene a su hijo enfermo de neumonía mientras nos muestra unas recetas y órdenes de un hospital llamado Azángaro. Un muchacho que alega no tener trabajo diciendo “mira padre, mira madre, yo sé que he subido a incomodar tu viaje, pero mira varón, yo no quiero que me des la espalda cuando pase por tu asiento. Y oiga, yo no he venido con las manos vacías…”.

Para los que viajan a diario en autobús público ya deben saber todas las historias(reales e inventadas), las mismas frases, todas las formas de invocar con voz sentimentalona un poco de sensibilidad a los pasajeros que se hacen los dormidos o continúan indiferentes una conversación.

Cuando los veo, siempre hay un trío de preguntas que circulan por mi cabeza. Las mismas que se presentan cuando por puentes, esquinas, semáforos en rojo y puertas de tiendas encuentro a niños haciendo acrobacias o señoras de edad con un niño en brazos rogando una limosna. Y la primera disyuntiva a la que me enfrento es: ¿dar o no dar?

Si doy, pienso, podría menguar por medio día el hambre de una de ellas. Puedo con un sol llenar medio estómago de bebé. Como también puedo estar continuando el círculo vicioso del conformismo, de gente que en vez de encontrar alternativas creativas de solución, se sume en la frustración, y asumiendo una actitud cómoda y pasiva,espera la caridad ‘del hermano’ y el rescate (imaginario) del Gobierno. Si doy, me repito, estoy dando pescado solamente y no enseñando a pescar (tal como hacen los gobiernos populistas quienes creen que regalando ollas y un poco de dinero están ayudando a la gente)

Me pregunto que si comprándole una fruna a un niño, no estaré colaborando acaso (inconsciente o no) con que otros padres irresponsables envíen a sus hijos a trabajar para que mantengan a sus hermanos menores,alimentando así la continuación de la cadena de niños que trabajan y no estudian. Niños hecho adultos velozmente y que a la fuerza pierden la inocencia y energía por los juegos, propios de un niño.

Cuando pienso en estas cosas, me sigo preguntando si lo mejor es dar. O en todo caso, no dar. Y me digo entonces que tal vez no dando, estaré haciendo una implícita protesta contra el desgano de esta gente. Contra el poco criterio de un Estado por no ofrecer alternativas de empleo a quienes conseguirlo les es casi imposible por tener un historial ‘manchado’. E insisto en pensar que incluso cuando una monedita mía pueda ‘levantarles la moral’ como algunos de ellos dicen, o quizá paliar alguna necesidad inmediata, sería mucho mejor hacerlo a largo plazo, con una ayuda para siempre.

(…)
A los catorce pensaba que, en vez de colocar propinas en el vasito de plástico de algún hombre mendigando un pan, tal vez sería mejor ahorrarlo, y para cuando sea dueña de una próspera empresa (así me lo alucinaba yo) invertiría en la educación y más puestos de trabajo, mientras me decía para mí misma que cualquier ‘regalo’ o ‘donación’ era una inversión echada al agua. Razonaba que la Iglesia, aunque con intenciones genuinas de por medio, se empeñase en “dar de comer al hambriento y ayudar a los más pobres”, estaba haciendo esfuerzos improductivos. “La gente no necesita ni debe acostumbrarse a la compasión ni esperanzarse en la generosidad de los demás. Es un error que cometemos alegremente pensando que le hacemos un bien. Cuando creemos que hacemos caridad, en el fondo prolongamos su apatía, y en consecuencia, su pobreza.”- sentenciaba.

(…)
Y aquí me tienen, seis años después, hablando de estas cosas con alquilada demagogia, haciéndome la muy ya no ya. No tengo ni el plan ni el entusiasmo de formar la dichosa empresa, y mi flojera sobrepasa el metro cuarenta y ocho que tengo. Y aquí estoy, chi chic chic, tecleando cómodamente estas palabras en el computador, mientras allá afuera se mueven personas tratando de sobrevivir en esta vida, cada uno a su modo.

Y no es que esté jactándome con todo esto, pero todavía suben niños tratando de convencerme para comprarles sus gomitas Frugelé. Y yo no sé qué hacer.



[Fuente Imágenes: Trabajo infantil, zapaterito ]

viernes, 24 de septiembre de 2010

Buena Vibra...

Anteayer recibí una noticia que me tiene entusiasmada...Si las cosas salen bien (maldita sea, va a salir bien!) estaría yendo a Arequipa para finales del mes...y en avión! Cielos, nunca me he subido a un avión, así que estoy como una niñita de tres años que espera con ilusión la compra de aquél juguete nuevo...o la experiencia de vivir algo diferente.

La cuestión es que mi tía, conociendo mi carácter relajado e irresponsable, no quiere dejarme ir sola...Pero a mí me encantaría ir solita por una vez siquiera. Hasta el día de hoy, para todos lados me van acompañando. Si me dieran un poquitito de confianza e independencia...Buéh, el temor, según me dice, es que podría pasarme algo, porque yo soy muy ingenua y confiada. Luego, está el hecho de perderme las partidas a jugar por ser bien dormilona y despreocupada...(y encima, seguir tan feliz de la vida a pesar de ello). Yo pienso, caramba! no se preocupen, que yo aprendo de mis errores, yo misma me doy cuenta de mis fallas, no necesitan hacerse tantos líos para evitar que me pase algo...Es por tu bien, me dicen.

Por un lado, tal vez sea lógica tanta preocupación. Como dicen, "el hombre siempre cae parado"(como los gatos). La explicación se remonta en un detalle anatómico (anatómico?): Si a un hombre le hacen 'algo', nunca saldrá embarazado (o acaso sí?). La mujer en cambio, siempre 'paga el pato'. Desde luego que en los dos el daño psicológico es el mismo, pero por generaciones y generaciones es la mujer a quien más han protegido...Si mi hermano estuviera en mi caso..."ah ya, ve nomás...". Rayos.

Así que ya empezaron las discusiones. Pero si Paulo Coelho tiene razón, todo indicaría que voy a hacer realidad mi sueño...Espérame Misti, que allá voy!!



[Fuente: Misti (imágenes)]

jueves, 23 de septiembre de 2010

La Carta

Queridos USB's:

Quizá no estén enterados de lo mucho que significan para mí. No, no necesito perderlos para recién enterarme cuánto me importan. Nunca se pierdan, por favor! Prefiero sacrificar mi celular (aunque Dios quiera no tener que hacerlo) antes que a ustedes, pequeños hijos.

Quiero decirles gracias, gracias por acompañarme a todas partes, por poder confiar con ustedes, por no haberme fallado jamás. Gracias por conocerme tan bien como pocos me conocen, por guardar cada una de las páginas y documentos, y las distintas webs que encuentro y también administro por internet.

Gracias por ser buenos confidentes, por conservar celosamente mis pequeños secretos de amor, por acompañarme aun cuando no tengo internet (mi amiga prefiere llamarlo 'chatear con el USB') y porque a su lado, puedo pasar bonitos momentos.

PATYNA(G:), gracias por ser la más madura,por estar en el momento y el lugar preciso, por comprender cada cosa que hago y defenderme de la gente, quienes piensan que malgasto mi tiempo en un oficio sin importancia. Gracias por amparar todos mis reveladores archivos,por hacer de mi vida más simple,y asignarle un mayor significado.

PATY(H:), a ti, por ser la carpeta de descargas de toda mi música y la ocasional portadora de mis videos favoritos, de las páginas más pesadas y todos los programas antojados.

Disculpen si alguna vez producto del descuido,los dejé contagiarse de gusanos y troyanos. O si a alguno dejé olvidado a su suerte en una PC ajena. Pero deben saber que jamás estarán totalmente abandonados; que si algún día se me pierden, es porque algún ‘desgraciado’ los ha robado.

Y sepan que a nadie más les resultarán más importantes que a mí. Y sí, tal vez los quiero porque me son útiles, pero así y todo, con interesado amor, los quiero conmigo, siempre.

Desde el chip al corazón, su mami,

Paty


miércoles, 22 de septiembre de 2010

Al amor no correspondido

¿Por qué no me quieres?

Paulo Coelho (sí, creo que fue él) decía que cuando uno desea algo intensamente, todo el universo conspira para la consecución de aquél. Lo dijo él y Olga Kian nos lo recuerda toda vez que puede.

Yo siempre me he preguntado –tal Alejandro Sanz- cuál será esa fuerza, ese magnetismo que nos une a todos de dos en dos.
También me cuestiono por la curiosa casualidad de ser correspondido, cuando lo más probable es que no lo seas.

Mi experiencia personal me ha reportado momentos agridulces. En Secundaria, una época en la que, a pesar de ser extrovertida, era sumamente reservada en los temas del amor, me gustaba un chico con el que ni siquiera cruzaba palabras. Tal vez el estar segura de que, de algún modo, no le era totalmente indiferente, me bastaba y sobraba para ilusionarme tontamente y dedicarle poemas y suspiros que nunca exterioricé.

Allí estaba yo, la típica romántica capaz de irse con una venda a los ojos, a cualquier parte del mundo, siempre y cuando sea él mi guía. Aún recuerdo las frases que alguna vez de forma casual él me dirigió; todavía compilo cada imagen tan nítida en mi memoria, como si se tratase de ayer, como cuando me confundía entre la gente y lo seguía hasta el Paradero. Siempre fue un gusto no correspondido.

Y como lo reza algún verso de por ahí: me ama el hombre que no amo; amo al chico que no me ama (suena a trabalenguas pero acierta fabulosamente en mi caso)

Por un lado, es bacán no ser correspondida. Muy dentro de mí sé que eso no es tan malo que digamos. Tal vez si las cosas hubieran sido más fáciles, no habría tanta chance para mejorías. Quiero decir, que es la negatividad la que nos induce a buscar nuevos caminos, a levantar un poquito la autoestima, escarbar terrenos desconocidos, echar mano sobre la creatividad, aventurarse a la novedad, sacar provecho de situaciones aparentemente desfavorables. Cual Jack Ma: Allí donde los demás ven una dificultad, yo veo una oportunidad. Allí donde todos ven un obstáculo, yo veo un desafío.

Dependiendo de los ojos con que lo veas, el amor no correspondido no tiene porqué ser tan triste ni terrible como supone ser o como algunos me lo han insinuado. Por ejemplo, en un comentario (de varios comentarios)que hice en una página de Telemundo, y al que copié y pegué en los comentarios de un post pasado- sí, pierdo mi tiempo en este tipo de tonteras...- mencioné que siempre me he identificado con los personajes que tienen un amor no correspondido...y éstas fueron algunas sugerentes respuestas: (Pasen por alto los errores ortográficos)

-"te identificas con gisela porque amas a alguien que no te ama jajaaaaaaaa a gisela no la puedo ver ni en pintura. me choca lo regalada que es. y jorge luis pila no es tuyo querida, ubicateeee. dana tiene cara de 'yo no fui' porque ella no fue jajajajaja"

-"Gisela es pate3tica... me imagino q quien se identifica con ella tiene una vida vacia..."

Claro, no me lo tomé a lo personal, y no sé si lo interpreté bien, pero sentí que decían que un amor 'con ida pero sin vuelta' era un amor triste.

Pero por más que suene a cursi, es más enriquecedor amar y no ser amado (y no es que sea masoquista, pero ésa es mi actitud) Y por más que suene a cliché, mil veces luchar por algo sin llegar a alcanzarlo, que no haberlo intentado jamás.

Claro que no estaría mal tener un amor puro, intenso y correspondido al que pueda recordar con una sonrisa en los labios, pero tampoco es tan malo no tenerlo jamás. No, no es una actitud ‘picona’ de como quien dice qué te queda pues , ni tampoco es una respuesta para una de mis tías ( tengo muchas tías, ya debo haber mencionado como a una docena en este blog ^_^) quien preocupada por mi solitaria forma de estar me dice: “Paty, ya tienes que buscarte un chico, vas a ver que te vas a arrepentir de no tener uno cuando llegues a mi edad. No vas a tener alguien que te acompañe ni te cuide en la vejez”, ni tampoco lo es para con todas las personas que creen –prejuiciosamente- que “ah!, es una renegada; seguro que le falta marido”. No, no. Se trata más bien de mi natural forma de tomar las cosas, sin forzarlas, aceptándolas con la mejor cara y extrayéndoles lo mejor de sí.

Al fin y al cabo, una vida sin recibir amor no es una vida desgraciada. Lo es más bien cuando nunca fuiste capaz de haberla dado.
Sentir amor, es lo más lindo en este asunto. Recibirlo o no, son puros detalles.

Y por eso, de todas las batallas perdidas, eres tú la que quiero seguir luchando.

(Está bien, está bien,debo decir que en mi cerebro sonaba menos huachafo)

[Post Post: Y disculpa la copia involuntaria del estilo cursiva-me excuso.]

martes, 21 de septiembre de 2010

Escribiendo al paso (algo sonámbula)

Viernes 03 de Septiembre 2010
Estoy en la 'cola' de pagos de mi carnet universitario (que seguramente me entregarán el próximo año, ya cuando ni lo necesite, y tenga que pagar por el nuevo, otra vez).

Deben haber cuarenta personas delante mío (el mismo número de chistes que puse en mi blog hoy)
Adelante de mí,hay una pareja acaramelada prodigándose mimos aburridos(no para ellos) y nauseabundos(tampoco para ellos). Detrás, una conversación irrelevante y cotidiana.

Yo, aquí, resolviendo kakuros, percibiendo un olor a frejol en el ambiente. Creéme,hace frío, y no creo que quieras estar aquí.

Lunes 13 de septiembre 2010

Paradero SC(no, no es Sporting Cristal) LLevo veinte minutos esperando algún carro vacío. El sonido de los clacson me enloquecen(aunque es una buena señal de que mi oído funciona).

Cuando levanto la vista, todo es una imagen borrosa de la realidad.Un hombre va jalando un triciclo. Un policía está de pie en la puerta de la Comisaría.Un cobrador justo se detiene delante mío a llamar pasajeros. Seguramente está pensando qué rara es esta chica.
Los autos y buses corren hacia un rumbo que desconozco. Todos nos vamos acompañando en este pequeño espacio (depende de dónde la mires). La gente sigue pugnando por subirse a un autobús. Noto que hay más gente esperando conmigo. Un hombre trata de ver disimuladamente lo que estoy haciendo. Bien que no me he dado cuenta. Un sesentero con bastón me pregunta qué carro tomar. Pasa un conocido. Lo saludo levantando una mano.Este momento se parece a como cuando hacen reportajes de T.V. y con la cámara crean un efecto tal que se queda un punto fijo mientras todo alrededor se va moviendo velozmente.

Hay algunos que van corriendo, y hay otros que no tienen nada qué hacer. Cada uno hace de su vida lo que quiere.

Cielos! Corre el aire, siento frío. Y ni un bendito bus vacío. El hombre de sesenta se recuesta en la columna. Puedo ofrecerle mi asiento, pero le soy indiferente. Al fin y al cabo, hay bastante espacio en esta banca.Sólo debe tomar un pedacito de PH y limpiar el asiento tal como lo hice yo al inicio.Ahora me hace una pregunta, abajo lo puedo tomar,me consulta. Yo lo atiendo y lo guío."Ah ya mamita,gracias ah". Se va. Me cae bien ese viejito.


(Ésta es la libretita que me acompaña a donde quiera que esté)

Cuidemos el Agua

Desde el 16 de este mes, el Parque Kennedy de Miraflores expone humor gráfico orientada a concientizar a la comunidad acerca de la importancia y la necesidad de cuidar el agua. Por mi parte, hago lo que puedo (ni modo que hagas lo que no puedes- Cállate Sheldon ^^) y cierro bien la llave del caño, reutilizo el agua (entiéndase bien esto) y me esfuerzo en usar lo mínimo que pueda, porque el agua, por más que sea gratis, Sedapal nos las cobra-ya sabes,mantenimiento-, y bien que lo hace. Luego de todo esto, no sé qué más podría hacer. No sé, ¿ideas?

Lo cierto es que un grupo de humoristas y diseñadores, preocupados por esta problemática, nos han tendido ideas frescas para así convocar a la población y brindarles lecciones sobre la importancia de cuidar el agua que -hasta el día de hoy- aún tenemos.



Dicen por ahí que este líquido vital va ha ser como el oro negro (o mejor dicho,transparente) del futuro: Las naciones ya no se mecharán por el petróleo; esta vez lo harán por el agua. Lógico, sólo con agua (y una buena distribución de ella) los países pueden desarrollarse, producir, explotar sus recursos y generar riqueza.

(Opinión fuera de lugar: Pensar que las tres cuartas partes del planeta están cubiertas de agua, lo más lógico sería temer a que éstas nos ahoguen...Es irónico tener tanta y reclamar lo poca que hay para beber...por la bendita sal. Entonces solución: Premio Nobel de Química para quien consiga una técnica económica para desalinizar el agua del mar =D )



[Fuente: Cuida el Agua, El Comercio (yo me enteré de todo esto por el artículo que publicaron en El Dominical del 05 de septiembre. Allí están los dibujos más 'pajas') Imágenes: Varias páginas de por ahí]

lunes, 20 de septiembre de 2010

Y a qué hora me voy?

Estoy casi apolillándome en este asiento, y nadie me bota de esta máquina. ¿Tendrá que ver con el comentario que puse en el post anterior?

Pero, a decir verdad, me quiero ir. Estoy desperdiciando mi tiempo improductivamente y ni siquiera estudio. Ya las responsabilidades no me atan, no me inmovilizan. Estoy como liberada del mundo de afuera..no, no es autismo, por Dios....es frescura y no tener sangre en la cara...

¿Internet nos vuelve estúpidos?

“Cuando Nicholas Carr comenzó a investigar en su libro si Internet está destrozando nuestras mentes, restringió su acceso a Internet, al correo electrónico y cerró sus cuentas de Twitter y Facebook.

Su nuevo libro “The Shallows: What the Internet is Doing to Our Brains” argumenta que la última tecnología nos hace menos capaces de pensar profundamente. Carr se sintió él mismo tan distraído que no podía trabajar en su libro mientras estaba conectado a la red, como todos los días.
Ante una serie de textos, fotos, videos, música y enlaces a otras páginas web junto a las interrupciones constantes de los mensajes de texto y los mensajes de correo electrónico, blogs (…)nuestras mentes se han acostumbrado a hacer una lectura rápida, navegar y explorar información. Como resultado, hemos desarrollado habilidades para tomar decisiones rápidas, sobre todo visuales, dice Carr. Pero ahora la mayoría pocas veces lee libros, ensayos o artículos largos que ayudan a concentrarnos y ser introspectivos y contemplativos, indicó.”

Así advierte un artículo (que copié y pegué) de Internet.

Todos me han dicho que soy una adicta a la www (World wide web), la gran telaraña-le cae a pelo tal denominación- mundial de información. ¿Dónde está Paty? “En las máquinas” contestan rápidamente mis compañeros. Mi tía me regaña constantemente por estar metida en la computadora (que no tiene internet) y me repite a menudo de que eso es un vicio. “Apenas tengo dos horas diarias en promedio”,me digo, no sé por qué tanto escándalo, si otros ocupan un cuarto del día en conversaciones y juegos en línea, o tres horas de televisión.

He escuchado a algunos de la antigua generación quejarse porque los de ahora no hacen más que poner una palabrita en Google y cataplum! ya tienen todo un alud de información de la que no hacen sino elegir alguna al azar, pegarla a un editor de textos y con un Ctrl-P hoja impresa y tarea resuelta. Ni siquiera seleccionaron la información, ni elaboraron fichas, ni resumen, ni nada de nada. Antiguamente, argumentan, uno tenía que pasárselas buscando y rebuscando libros en la biblioteca de la casa o recorrer unos kilómetros para acceder a una mejor. Luego, tomarse la chamba de subrayar las ideas más importantes, ordenar la información, y con todo el material compilado, armar el dichoso resumen hasta altas horas de la madrugada. Eso se llama investigación. Ahora lo tienen todo servido y masticado.

Por ejemplo, mientras nuestros abuelos pueden pasarse la tarde entera con una tacita de café en mano conversando entretenidamente acerca del mismo tema, los chicos de ahora no soportan el ensimismamiento y saltan indiscriminadamente de un tema a otro, sin llegar a ningún lado. Más que una conversación, hacen una ‘lluvia de charlas’ donde la diversidad es más importante que la profundidad.

No sé a ciencia cierta qué tan nociva podría resultar internet, pero lo cierto es que hasta el día de hoy, para mí ha sido una de las mejores herramientas de aprendizaje. Una vez tuve el atrevimiento (y el descaro) de decir que en un par de años con Google he aprendido más que de los once (años) que pasé en la escuela. Y lo lamentable es que esa afirmación no se aleja mucho de la realidad. Para empezar, en internet encuentras ‘de una patada’ toda la información que te tomaría un día encontrar…alrededor del mundo. Te ahorras la fatiga y ante todo, el tiempo.

Lo que no advierto, claro está, es que de tanto clic aquí y clic allá pierdes con conchuda naturalidad el tema original de tu interés; la inquietud de revisar todas las actualizaciones de tus cuentas sociales y tu bandeja de correo te distraen con facilidad, y si bien tienes una variedad de conocimientos acerca de diversos temas, “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Entonces, esto es más bien como un vaso medio lleno y medio vacío. Ante un abanico de posibilidades y múltiplos usos, está en el usuario la responsabilidad de discernir entre los distintos contenidos y seleccionar los que más convengan. Esto, por supuesto, exige más criterio y sentido analítico. Si eres de los que en vez de crear se dedica a Ctrl-E, Ctrl-C,Ctrl-V el trabajo ajeno, estarás condenado a jubilar tus neuronas; si recibes sin el menor recelo toda la información que allí te ofrecen, arriésgate entonces a alimentarte de basura.

Patydrómeda puede volverte estúpido, pero al final tú eliges.


(Éste-se dice-fue el primer logo que tuvo Google, allá, por 1998. Qué risa xD )

[Fuente Imagen: taringa.net]

sábado, 18 de septiembre de 2010

Top Ten del ‘Roche’ y la Incomodidad

1. Tenía siete años cuando entre juego y juego, una de mis primas, cinco años mayor que yo, dijo: ‘Vamos a hacer una protesta’. Sí, dije yo. Hay que reclamar. Para ese entonces era tan ingenua que todo lo que me hacían repetir mis crueles hermanos mayores, yo las repetía sin mayor pedido de explicaciones. Entre ellas, había una que me hacía gracia decirla cuando mi hermano quería que yo ‘protestara’ algo a mi mamá. Nadie me había dicho nada para entonces. Pero esta vez lo dije ante mi prima: “Queremos prostitutas, queremos prostitutas!!”. Plop!

Mi prima, como era de esperarse, fue corriendo a chismosearle a su hermana mayor la palabrota que su primita menor había sido capaz de proferir. “No sabe lo que dice”, fue la explicación que le daría, mientras ambas me miraban frunciéndome el cejo. Nunca supe el porqué de su sorpresa, sino hasta cuando pasaron siete años más.

2. Ingresas a una galería (en Gamarra) preguntando por un pantalón ‘bahía’, e inmediatamente, las muchachitas se mueven como hormiguitas y te van mostrando docena de prendas en variedad de marcas, colores y tamaños. “Pruebátelo nomás sin compromiso, amiguita”, te dicen las diosas de la marquetería, y tú, deseosa de comprarte una, y agradeciendo la amabilidad del ofrecimiento, te pruebas una. Noo, te ajusta en la cadera. Le detallas el color, el estilo y tu talla: La muchachita corre presurosa a rebuscar entre una pila de pantalones, después de unos instantes la ves acercándose accidentadamente - media sudorosa- con un trío de ellos.

Entras al probador, y el primero te ajusta en la entrepierna. El segundo te entra y no quieres dar más qejas, pero notas que no es del estilo que quieres, y piensas, tendrías que llevarlo al sastre para que le dé algunos retoques…cosa que probablemente te salga seis soles más, porque no te olvides que también eres chata y la basta es obligado. Continúas con el tercero, y resulta que la bendita cosa ni siquiera consigue llegarte a la cadera.

Sales del ‘vestidor’ y aún notas el sudor en el rostro de la joven. Haces un puchero por dentro, a pura verdad no quieres comprarle nada y salirte corriendo, pero te contienes porque te hace ‘pica’ el no comprarle nada después de haberla hecho trajinar tanto. Ni pensar en la cara que tendrás que inventarte para decirle “para la próxima amiguita…”, no, ni loca. Sabes que no soportarías la expresión del rostro de la mujer mientras le dices eso… Entonces le dices cuánto cuesta esto- mostrándole la segunda prenda- ella dice cincuenta, nada menos?, insistes tú, impulsivamente; ah, ya, cuarenta y nueve nomás casera, no se puede más, te dice la miserable, ah ya bueno pues, aceptas tú, que no eres de ánimos de prolongar las negociaciones.

Pruébelo sin compromiso…. Ja!

3. Acabas de efectuar un servicio en la que, con lógicas deductivas de por medio, ameritas ser remunerado. Cobrar nunca ha sido tu fuerte, extender tu mano para recibir o pedir algo, mucho menos. Envidio a los que cobran en bancos y cajeros automáticos.

4. El silencio: Estás de pie ante un conocido (que no conoces muy bien) esperando a tu otro amigo, y de pronto, un prolongado silencio aloja sus incómodas entrañas en la conversación, y rebuscas miles de temas (que no tengan que ver con el clima) para suplir ese vacío en la charla. Tu amigo demora más de la cuenta y ya no tienes más temas en común de conversación con el tipo que tienes al frente. Ambos miran el suelo- o pierden la mirada- y tú comienzas a jugar ‘pelea de gallitos’ con tus pulgares mientras continúas ‘rompiéndote el coco’ para sacarle un dichoso nuevo tema de charla.

5. De casualidad transitas por un parque o callejón. La luna llena es la insignia en esa noche. Un amigo gentilmente se ofreció ‘hacerte la taba’ hasta el paradero , pero, por obra y arte de magia, aparecen decenas de parejitas acarameladas deambulando por todos lados. Se activa una vocecita alcahueta en tu cerebro, y estás pensando…. No. Ojalá estuvieras aquí.

6. Recibir piropos te hace sentir bien, pero no es tu fuerte. Si bien no te cohíbes ni te sonrojas, algún “hola princesita” o “qué lindos ojitos tienes” venidos de algún desconocido coquetón que se te cruza en el camino, en cierto modo, te coloca en una situación incómoda.

Mucho menos si se trata de algún grupo de chicos que aprovechando tu soledad se atreven a aventarte cosas más despiadadas como “estás bien rica chinita”. Claro, en mancha hacen todo…solos … no son nada.

7. No hay más asientos en la combi y no tienes otra que sentarte en ese estrechísimo banquillo que se sitúa justo detrás del cobrador, mientras tu vista choca, inevitablemente, con los demás pasajeros. De pronto, te das cuenta que el chico que tienes frente a ti te resulta de algún modo atractivo, y desvías la mirada educadamente para no tener la incómoda situación de coincidir ocularmente. No tienes idea de dónde mirar: A tu derecha está el bendito tarifario, y piensas que girar tu cabeza a la izquierda no le da tu mejor perfil…maldices el momento en que decidiste no ponerte aquel polo que te quedaba mejor, o esmerarte en peinarte en la mañana…No, no es que quieras algo con él, pero no está mal dejarlo pensando mientras tú bajas de aquel micro…xD

8. Estás en un recinto cerrado, un bus, por ejemplo; y suena el timbre de tu celular. Ah, una llamada. Contestas, pero la voz del otro lado no responde. Repites: sí, diga…., pero ‘el condenado’ ni ah. No, no quieres dar a conocer a nadie que te han dejado ‘colgada’, así que te haces la ‘canchera’ y empiezas a inventarte una conversación: “Oh, hola Mire’, sí, ya estoy yendo, no te preocupes. Estoy ahí más o menos…- miras tu reloj- … en treinta minutos. Si me tardo, ustedes vayan yendo nomás. Ah, porfa’, dile a Enrique que deje mi folder con don Valentín…qué? Ah, claro, yo te llamo igual. Ya, ya, un beso.”

9. El profe’ te mira con aire que va entre desdén y burla (también depende de quién sea este desgraciado creído) y te entrega una nota- ya sabías- reprobatoria. ¿Por qué no estudias?, te incrimina él, y tú quieres decirle: “por relajada”, pero inclinas un poco tu cabeza y te vas deseando que las gradas que te llevan a tu asiento te hundan hasta el fondo de la tierra.

10. Estás en tercero de primaria, es el mes de julio y tienes a quinientas caras viéndote atentamente, a la espera de ese dichoso y patriótico poema que ibas a recitar. Te acuerdas que al final dices: “Viva el Perú!” pero no te acuerdas cómo rayos era que empezabas. Ya Pasaron veinte segundos desde que terminaste de saludar a la directora, a los profe’s y ‘compañeros en general’ pero no tienes ni la más remota idea de la primera línea con que empezaba aquella poesía que tú habías aprendido de memoria desde días atrás.

Los miles de ojitos centrados en ti, te intimidan, ahora sí que tienes la mente en blanco. Ah, ves al grupo de muchachas (tú le dices ‘pabellón’) con la bandera, algo se te ocurre. Modulas un poquito la voz, y sin más, entonas: “Somos liiiiibreeeeeess, seáaaaamos….lo siempre seámoslo, siempre…Ante nieeeeeeeegue, sus luuuuuuuces, sus luces, sus luces el Sol….” Mientras dices eso, haces mímicas y ademanes (para que parezca poesía) y todos te acompañan con el himno.

Salvada por la bandera.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Página 1

La computadora llegó a mi casa recién para agosto del 2008. De ese tiempo para atrás, ya tenía la manía de escribirlo todo en las hojas en blanco que le quedaban al final a mis cuadernos escolares. Menuda muchachita para escribir. Ya no recuerdo muy bien si lo hacía porque verdaderamente me gustaba, o porque conservaba el secreto deseo de ganarme el premio Nobel de Literatura xD. En todo caso, al parecer era una terapia grandemente liberadora la razón suficiente como para animarme diariamente a ‘garabatear’ sobre cinco cuadernos- que por ser una ‘cachivachera sentimental’- aún conservo.

He intentado varias veces echarlos al fuego (hacen bulto en el librero) pero siempre ha habido una fuerza emocional que me impedía hacerlo. Incluso he encontrado una curiosa nota entre los mismos cuadernos que da cuenta de ello: “Cada vez que leo mis libretas ya ni me soporto. Me decepciono y me da pena tanto esfuerzo”.

A diferencia de muchos escritores como Kafka, quien le pidió a su amigo que luego de su muerte quemara todos sus escritos, o Flaubert, el exquisito escritor de Madame Bovary que rebuscaba por días el adjetivo adecuado para alguna línea y que no tenía reparos en echar al tacho todos los borradores(cientos y cientos de hojas) que no encajaban en su gusto (está bien, yo no soy escritora y mucho menos de la talla de éstos, pero déjenme a mí) yo sí guardo aprecio por cada una de mis notas, por más tontas y estúpidas que éstas sean. Incluso todo lo que publico aquí, es todo lo que se me ocurre a buenas y primeras. Me cuesta mucho usar la tecla ‘Supr’;escribo sin parar y sin dar más vueltas. No soy perfeccionista ni exquisita en todo lo que hago, así que disculpen la ‘champería’ que puedan encontrar por aquí.

A modo de ‘salvar’ de mi propio olvido, o rescatar de la basura, ideas, frases, pensamientos, emociones, sentimientos, en fin; progresivamente estaré posteando escritos de la adolescente engreída y egocéntrica que una vez fui, y que todavía soy(tal vez no tanto adolescente, pero sí un tanto engreída y egocéntrica)

Poesía (que en realidad es poema pero en aquél entonces lo llamé así)

La tarde entra por la ventana techera de manera azul,
fresca, olor a jabón Palmolive anaranjado;
entra llorando; te juro que en esto yo no tengo la culpa,
como tampoco creo tenerla cuando los seres no son humanos,
y entonces se vuelven una raza de injustos sin querer,
no son nada despreciables, desde luego,
pero da ganas de afirmar que esta parte de la vida fue algo mentirosa.

Pero sólo entre tú y yo Paty, sólo entre tú y yo:
Necesito decirme que también existo, y que te amo;
hasta sufrir, hasta morir, hasta hacerme llorar, y hasta que me haces feliz.

Pero volviendo a la tarde, la tarde entra azul, entra llorando….

10 de noviembre 2005 6:25 pm

[Post Post: Esto es lo malo de escribir en las compu's de tu facu': Bien te botan o te ves obligada a escribir en un bloc de notas, aprovechando que están allí, leyendo lo que haces: "Debo advertir que existen intrusos en el mundo? o que tienen vista chueca?" .... Plop!!!. Sí, podría ponerme internet y problema arreglado, pero yo me convertiría en una ermitaña al que se le sale todo el reino fungi en el trasero ,y encima, ya no iría a la u', y mi tía se la pasaría renegando-y no va a ser-]

martes, 14 de septiembre de 2010

Gané la Kábala

Alguien me creyó? Seguro que no. Y en efecto, la probabilidad de llevarme el máximo premio en este juego de escoger seis números entre cuarenta es una entre 2763633600. Sin embargo, desde hace poco vengo comprando la ‘Kabalita’ cuyo pozo (no llega a s/.300 000) si bien no me hace millonaria ni me asegura una estabilidad eterna; a nadie le vendría mal un dinerito extra, no? Y menos si jugarlo sólo le resta s/0.50 a mi bolsillo, el mismo (s/0.50) que suelo gastarlo para llenarme de torties o camotes fritos y otras chatarras por el estilo que no le hacen ningún bien a mi organismo pero satisfacen ociosos antojitos míos. Alguien podría decirme que de s/0.50 en s/0.50 estas compañías se están alimentando ‘a raspadas’ de mi bolsillo, y que el precio engañoso de una ‘miserable chinita’ se trata de sólo una ‘maña marketina’ que pretende instalar en mi manipulable subconsciente la idea de que perder s/0.50 es como perder nada, pero vamos!, déjenme divertirme perdiendo un poco de plata con la cándida esperanza de recuperarlo algún día.



No soy una muchacha ‘lechera’ ni mucho menos creo en mi suerte en el azar. De hecho, haciendo un breve chequeo en mi historial, sólo recuerdo dos eventos en las que la suerte me eligió. La primera me trajo de premio un Tampico de s/2.50 que me saqué gracias a un cuy de tómbola (que luego debió haber ido a parar en un plato de cuy chactado) y lo otro vino en una canasta por el Día del Padre que yo gané gracias a las típicas rifas celebradas por esa fecha. Curiosamente de ‘canasta’ no tenía nada, tomando en cuenta que vino en una bolsa ‘brillito’ en cuyo interior encontré un par de medias, un calzoncillo, y un pantalón de buzo sin casaca. Peor es nada.
(…)
Hace unos años (manganzona ya) probé una maquinita de ésas en la que los escolares (y que seguramente muchos potenciales jugadores debieron haber hecho sus pinitos) acostumbran a jugar luego de la jornada colegial. Yo empecé metiendo diez céntimos a la ‘tragamoneditas’–cuyo nombre, por cierto, dice lo que son: unas bandidas ladronas-y perdí mi primer juego. ‘Picona’ porque ya había visto a otros mocositos llevarse una cuantiosa cantidad de monedas, me animé a seguir en el juego y levantar cada vez más mi apuesta.En lo que no reparé era que yo no tenía ni el ‘truco’ ni la ‘maña’ de esos petisos ,y de repente, sin darme cuenta,ya tenía s/2.30 menos en el bolsillo, y me prometí a no volver a jugar enfermizamente.
(…)
Es así precisamente, como comienza la historia. Como un tentador círculo vicioso: Si ganas, animosa, vuelves a jugar porque piensas: “ah,es mi día de suerte”, pero en verdad terminas por perder lo que ganaste y parte de lo que ya tenías al inicio. Por el contrario, si pierdes, ansiosa, sigues jugando en aras de recuperar lo perdido, pero ya sabemos que no recuperas ni michi y terminas perdiendo más de lo que-según tú-pretendiste recuperar. Ésa es la lógica de este negocio rentable que se alimenta de ludópatas y sigue en crecimiento. ‘La Banca’ o ‘Casa’ nunca pierde, porque en eso está el chiste de su existencia, de otro modo, no podrían mantener en pie tanta maquinaria, publicidad y empleados usados.(Si no me creen, chequeen un rato la película “La Gran Estafa”, con Matt Damon, Brad Pitt, George Clooney; y algunas escenas de “Percy Jackson y el ladrón del rayo”)

Por eso, nunca se dejen manipular señores. Si algún día alguien se aventura a divertirse probando suerte, que sea con una actitud racional con lo que están haciendo. Si se dejan llevar por los impulsos entusiastas o frustrantes del momento, les aseguro que de ese mundo, tal droga, nadie los saca sino un especialista o una enorme (monumental) fuerza de voluntad. Así que a veces, una retirada a tiempo, es una victoria.
(…)
Mi tía dice que “es mejor la suerte que viene del esfuerzo”, y claro que sí. Las personas empeñosas y optimistas siempre tendrán suerte en todo lo que hagan (por simple ley de causa-efecto). Así que la cualidad de ‘afortunadas’ les cae encima por antonomasia. Sin embargo, a pesar que también soy defensora de tales ideas, de vez en cuando no veo mal echar mano sobre el azar y esperar que mi ‘supuesta’ buena fortuna, me tienda una mano y me premie -de la nada- por algo que tal vez hice hace mucho tiempo y no fue recompensado en su momento.

Je!, estoy bromeando. Qué recompensa ni qué ocho cuartos…

lunes, 13 de septiembre de 2010

La Máquina del Tiempo

Cierra los ojos. Imagina ahora que puedes viajar por un día a cualquier parte del tiempo. Recuerda que no podrás modificar ni alterar nada. Sólo observar.(Algo así como el reloj de Hermione en “Harry Potter y El Prisionero de Azkaban”, sólo que aquí nadie te verá) Concéntrate y piensa, a continuación, dame tu deseo.

Más o menos así fue la cuestión planteada por un entrevistado de un programa de televisión español que vi hace unos años atrás. Él comentaba, durante esa entrevista, que el 98% de la gente a la que le había hecho la misma pregunta había respondido “al pasado”. Lo que no se explicaba él-continuaba- es por qué rayos interesarse en conocer o volver a ver hechos del pasado, si ya se sabe (casi ) todo de él por lo estudiado en Historia o lo visto en películas. Mucha gente- decía él- argumentaba su respuesta con cosas como “para ver de cerca la cultura egipcia”, “para conocer a Jesús”, “para contemplar a los dinosaurios” y cosas por el estilo.

Para el referido en cuestión, lo más lógico sería querer viajar al futuro, conocer aquellas cosas para los que no hay material ni conocimiento de por medio. Lo único entendible- asumía él- es retroceder el tiempo para presenciar ese momento glorioso en que comenzó todo esto- para los que suponen que hubo un principio- que llamamos Creación. Por lo demás, el pasado no es un motivo digno para un deseo como tal.

Quizá lo que no tomó en cuenta aquel periodista y filósofo, es que hay personas que añoran volver a vivir algunos lindos recuerdos o desean ver por última vez a los seres que amaron y ya no están, o simplemente extrañan una etapa en particular de su pasado. Quién sabe que alguno viva abrazado fuertemente a algún recuerdo lo suficientemente valioso para él que curiosear alguna parte del futuro no sea tan importante como revivir aquel momento memorable.

(…)

A mí me encantaría viajar al año millón. Encuentro fascinante la idea de averiguar si los hombres lograron la fórmula de la inmortalidad o algún método para la teletransportación. O quién sabe que los robot’s se pasaron de la raya y subordinaron al hombre al punto de desaparecerlos, tal como lo vaticina la película “Inteligencia Artificial”. Y qué pasaría si aterrizo y no hay absolutamente nada de nada? O qué tal si llegó el tan proclamado y por algunos temido Fin de la Humanidad? Y qué si no hemos avanzado mucho, y los robot’s (androides, humanos con cablecitos, inteligencia artificial, blablablá) todavía nos obedecen y conviven con nosotros en todas las partes habitables del Universo? Y cómo saber que todos los planetas ya están poblados, y también los soles y los espacios (y cada uno tiene su propio lenguaje y seres vivientes)- hubo, se supone, muchos experimentos y evolución de por medio para llegar a esa posibilidad inverosímil -y hayamos alcanzado tan alto grado de poder –y algo de soberbia- al punto de ser capaces de manipular todo este complejo espacio universal?

Y ni hablar ya de los adelantos en la Medicina (no por algo la –supuesta-‘formulita’ de la inmortalidad) la Psicología, las Ciencias, la Tecnología, los Deportes, la Política y un largo y alucinado etcétera. Se me hace un rollo de sólo pensar en las infinitas posibilidades que aumentan exponencialmente al ‘ritmo’ de la imaginación y de las proyecciones de una mente infantil como la mía.

(…)

En una breve consulta con mi memoria, creo que el pasado tampoco sería mi elección. Es decir, de tener bonitos recuerdos, los tengo, y de a montones- ¿me estás sacando ‘pica’?- pero de ningún modo me reportaría a ellos para volver a ‘vivirlos’ de nuevo. De cualquier modo, siempre le queda a una la opción que es el recordarlos sin problemas (y sin amnesia) y traerlos nuevamente a colación.

Aunque tampoco soy de recordar los eventos del pasado. De hecho, creo que todo tiempo presente es y será el mejor.
(…)

Ahora cierra los ojos. Estás sentado en la Máquina del Tiempo. Coloca la fecha que quieras haciendo uso del menú tal como se muestra en la pantalla. Abróchate el cinturón. ¿Listo para despegar? Ah, pero no te olvides de regresar, ¿ok?



(Y aquí, una escena de la serie The Big Bang Theory, en la que Leonard adquiere una réplica de la máquina del tiempo en una subasta echa por internet)

[Fuente imagen: La máquina de Big Bang]

viernes, 10 de septiembre de 2010

Lo que a nadie le sirve (pero a mí sí) . Pág. 2

Nunca me gustó forzar las cosas, ni forzarme a hacer cosas. Por el momento, sobrevivo engriéndome con esta irresponsable regla personal. Quizá no acumulo el estrés de la gente que mi alrededor acostumbra a quejarse (y ésta es una alarmante señal de mi sinvergüencería) pero cómo me encantaría decirle a la gente que se tome las cosas con más calma, que se puede vivir haciendo lo que a una más le gusta, viendo todas las cosas desde una perspectiva más relajada.

Por cierto, no me ‘vacila’ hacer limpieza ni hacer empanadas. Prácticamente ocupa la mitad de mi día. Por no decir algo más. Si mi tia se enterara de lo que ahora estoy diciendo, es probable que me bote de la casa, o me resondre fuertemente y memorice esta frase para hacérmela recordar aun cuando no venga a colación.

Me gustaría vivir en un departamento sola (ojalá que esto tampoco lo leyese nadie) Conozco a bastante gente con ese ‘privilegio’. ¿Qué tan malo podría resultar aquéllo? ‘My’ siempre me repite que yo me aburro no haciendo nada, pero eso nunca ha sido cierto. Aun cuando no tengo clases que escuchar o dictar, tareas domésticas qué hacer, o qué sé yo, siempre encuentro cosas para hacer. Dios!, es una ofensa que me digan que me aburro. Más bien me falta tiempo para hacer las cosas que tanto me gustan. ¿Alguien me vende su aburrimiento por las ‘tareas divertidas’ que tengo en casa?. ¿Alguien medio flojito para resolver problemas que no quiera hacer un cambio conmigo para hacer empanadas?

Sí, pero qué horror. No imagino las posibles nefastas consecuencias que me podría traer esta media apática actitud mía en el futuro. Considerando claro, que para las personas que me rodean dedicarse a la poesía, o al arte en general, la filosofía o la matemática pura no tiene ninguna utilidad en la vida. “Eso no te da dinero”. Yo quisiera dedicarme a hacer programas de computadoras, o escribir artículos o estudiar matemáticas, no sé, hacer investigación y sacar teoremas (jiji “sacar teoremas”) y así obtener dinero para pagar a otros que cocinen y limpien mi casa. Sí, lo sé, soy una mujercita floja. Pero vamos!, lo mío es el trabajo mental. Aunque escribirlo arriesgadamente aquí no cambiará la situación de mis días próximos.

Y mañana despertaré a las ocho y media. Luego me viene un (merecido) grito de mi tía. Y después las cosas que más odio: Que el mercado, que las empanadas y las tartaletas, que picar cebolla, que sacudir la sala, limpiar la casa, una trapeada al patio y al baño. Que ir a la panadería, que almorzar y acomodar los servicios, que hacer las empanadas, que sacarlas, que dictar a tal alumna. ¿Cómo harán los demás para continuar con esta rutina sin quejarse? Seré yo la única engreída que se queja del movimiento rutinario y desagradable a la que es arrastrada todos los días? Por lo menos la universidad es un respiro.

Me gustaría levantarme cada mañana, tomar el desayuno, y en pijamas irme a la compu’ (y mejor si tiene internet). Ponerme a escribir cosas si por ahí tengo alguna idea, o en todo caso, curiosear sobre cosas que a diario se me ocurre ponerles interés. Lueguito, qué bacán, me pondría a leer algo acerca de la Teoría de Números y a intentar a hacer algo por mi cuenta.

Creo que estoy tratando de decir que me gusta hacer cosas que supongan para mí un reto intelectual. No le encuentro ningún desafío barriendo o regando el jardín. No veo en bañar a ‘Chiquita’ un problema sin solución. No hallo estimulante la idea de pasarle trapo a las cosas empolvadas (maldito polvo, para qué existes) Sé que me equivoco y estoy hablando bastante ‘piedra’, o como lo diría mi hermano, “hablas tonterías hasta por los codos”, sin embargo, hay Dios!, qué rico resultó decir todo esto sin nada ni nadie para inhibirte, acechándote, viniendo a decirte “uy!, qué mal! Es bonita la vida cuando encuentras la paz. Es muy linda la vida cuando respiras libertad.

Lo que a nadie le sirve (pero a mí sí) . Pág. 1

Buscando la brújula

Jueves 09 de septiembre 2010

Son las diez y cinco de la noche y estoy sentada frente a una hoja en blanco de Word. Estoy segura que quiero escribir algo, aunque no sé muy bien qué. Creo que dejaré que mis dedos me guíen en la búsqueda. Será mejor que mis ideas corran solas, no importa si en forma desordenada e incoherente. No importa.

Estoy escuchando música en inglés (no entiendo nada pero las melodías son buenas) Sabes, me encantaría quedarme aquí hasta altas horas de la noche, quedarme de amanecida, sola aquí con mi música y la computadora; es una perspectiva bastante relajante. No quiero escuchar el grito de mi tía “ya, a qué hora!!” cuando ya sean las once. Tampoco los pasos de mi otra tía acercándose para chismosear (y tratar de leer) lo que estoy haciendo. Ahora que lo pienso, creo que quiero eternizarme en esta silla y en esta noche. Coger alguna galleta del escritorio para cuando se me apetezca, o tomar un par de gomitas frugelé de mi cajón. Tal vez podrían juzgar mi actitud de ociosa, cómoda y aburrida, pero qué rayos, no pretendo rendirle cuentas a nadie.

A propósito, hacer las cosas cuando a una le apetezcan, del modo que le plazcan, y por el motivo que a una se le ocurra, de verdad que es bien bonito. ¿En qué momento dejamos de ser libres y nos atamos a la responsabilidades propias de ser una persona de este mundo? En qué momento fue que nos obligan a hacer cosas que no queremos sólo porque es el único modo de sobrevivir ‘con la fiesta en paz’? ¿Y cómo vivir alegremente, haciendo lo que a una más le gusta, en el momento en que más le plazca, y de la forma en que más le plazca? Constantemente estoy luchando contra la mala costumbre de hacer las cosas ‘porque hay que hacerlas’, aunque no siempre se puede salir airosa en esa lucha.

Diablos, son las diez y veinte. Tengo cuarenta minutos más para seguir siendo una muchachita libre. Creo que la vida no me alcanza. Cielos!, si tan sólo pudiera comer cuando tenga hambre, dormir cuando tenga sueño, despertarme cuando deje de hacerlo. Rayos. Si tan sólo me dedicara a escribir y no escuchar por un momento a nadie más. Si comprendieran los demás que no quiero escuchar sus voces, sino la música alucinante que tengo en mis audífonos. Si el egoísmo no fuera una cosa mala. Si pudiera hacer lo que se me pegase en gana. Si los de alrededor dejaran de juzgarme. Si los demás dejaran de callarme. Y lo más difícil, qué difícil, aun con eso tenerlos a todos aquí conmigo.

Quisiera hablar ‘mentalmente’ porque incluso ahora encuentro una molesta labor ésta la de hablar. Me da fatiga la idea de tener que forzar a mis órganos fonéticos (se llaman órganos fonéticos?) a vocalizar las cosas que quiero decir. Dios!, me bastaría con no tener cuerpo, y transitar por el mundo sin ser un alma siquiera, tal vez un rastro de aliento de lo que alguna vez hubo algo. Pero un rastro tan sólo. Entiéndase que no deseo desaparecer, sino simplemente convertirme en algo más liviano y ligero que no le pese a nadie, ni me pese siquiera a mí. Segurito que no se entiende nada, pero ya son las diez y veintiocho, y entender o no esto no mueve las manecillas del reloj de mi tía, que igual me mandará a dormir cuando el minutero llegue a doce.

Y ahora que lo pienso, Winamp está reproduciendo la canción del Titanic, la de Celine Dion, y me está sugiriendo que extrañe a alguien. Me doy cuenta del hecho y no puedo evitar pensar en un barco, el frío nocturno, la brisa fresca y un pecho contra el mar. Extraño una cosa fuertemente, y me pongo a pensar que cómo truenos una cancioncita nos puede sensibilizar hasta el tuétano. Vaya caja maravillosa la de nuestro cerebro. Maldición, se está acabando la canción y ya no tiene sentido nada de lo que estoy escribiendo. Plis, no me quiero ir.

martes, 7 de septiembre de 2010

Mensajes de Comercial

Debo hacer mención a un par de comerciales que llamaron mi atención por el mensaje simple y efectivo que lograron mostrar. Atención: esto es muy independiente a las intenciones (limpias o sucias) de los que trabajaron sobre ellas. Sólo me centro en su mensaje, por encima de la marca y la Empresa que la vende.

La bolsita y el pececito
Genial idea de los creadores de este comercial. Un mensaje claro y simple (y sin mucho presupuesto). Me pregunto cómo se llama la musiquita de fondo (tiene algo que ver con francés, creo)


video


La confianza, genera confianza
Ya he dicho, no tengo nada en contra ni a favor de los bancos (y en particular del BCP) pero no les puedo quitar el mérito al concepto (que nació quizá con un objetivo metalizado por el dinero y el poder) que pusieron en escena en este comercial:


video

Mucha gente dice: "Ya no se puede confiar en nadie",pero a diario, de manera casi inconsciente, actuamos bajo un sentimiento común que nos mueve libremente por esta ciudad. Si el mundo sobrevive hasta hoy, es porque los humanos aún llevan implícito en sí este valor, de otro modo, no existiría la civilización como la conocemos hoy y aún viviríamos en cuevas, temerosos de todo y de todos.

Un hecho aparentemente obvio, pero precisamente por ello, difícil de apreciar.

Después de todo, el mundo no es una porquería (lo dijo Trevor en Cadena de Favores) porque aún tenemos cosas por rescatar.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Chistes de Matemáticas

Y ya que estamos en esto de las risas y carcajadas (cuál risa?, cuál carcajada?) se me ocurrió hacer una selección- muy propia- de los mejores chistes en la materia que más me encanta:

Dos matemáticos están discutiendo en un bar. Uno de ellos dice que la gente no sabe nada de matemáticas, mientras que el otro mantiene que todo el mundo está preparado para resolver casi cualquier problema que les aparezca en su vida. En esto que el que dice que no tienen ni idea se va al cuarto de baño, y el otro llama a una camarera rubia y le dice :


- Mire, ¿me puede hacer un favor? Dentro de un rato le haré una pregunta, y usted me tiene que responder "un tercio de x al cubo".
- Un cubo de que?
- No, "un tercio de x al cubo".
- Un trozo de queso en cubos ?
- No, "un tercio de x al cubo", repita.
- Un tejido de equis en cubos ? No tiene sentido !
- No, no, fíjese, lo está diciendo mal, es "un tercio de x al cubo".
- Un tercio de x al cubo ?
- Sí !Eso es! No lo olvide, por favor!


En esto que la camarera se aleja repitiendo en voz baja "un tercio de x al cubo", "un tercio de x al cubo"... y el otro matemático vuelve.
- Mira, para que veas, vamos a hacerle una pregunta a cualquiera, por ejemplo, esa camarera rubia, y verás cómo nos responde.
- Vale. Llámala.
- Oiga ! Camarera, por favor !
- Si ?
- Usted sabe cuánto es la integral de x al cuadrado ?
- Ah...! Un tercio de x al cubo... más la constante de integración.

Problema: 2 + 2 = ?

Ingeniero: 3.9968743

Físico: 4.000000004 ± 0.00000006

Matemático: Espere, sólo unos minutos más, ya he probado que la solución existe y es única, ahora la estoy acotando...

Filósofo: ¿Qué quiere decir 2+2?

Lógico: Defina mejor 2+2 y le responderé.

Contador: ¿Cuánto quiere que dé?

Un físico, un ingeniero y un matemático van en un tren por el sur de Chile, al observar por la ventana ven una oveja negra.
- Ahh, dice el físico, "veo que las ovejas chilenas son negras".
- Mmm..., dice el ingeniero, "querrás decir que algunas ovejas chilenas son negras".
- No, dice el matemático, "todo lo que sabemos es que existe al menos una oveja en Chile, y que por lo menos uno de sus lados es negro".

EXAMEN DE FÍSICA PARA MATEMÁTICOS

Pregunta a: En un matraz tiene agua destilada ¿qué es necesario hacer para llevarla a ebullición?

Respuesta: ponerlo sobre el fuego hasta que alcance una temperatura de 100ºC momento en el que empezará a hervir.

Pregunta b: El mismo matraz está lleno de una solución de sal al 3%. ¿Qué hay que hacer para que hierva?

Respuesta: tirar el agua con sal, llenarlo de agua destilada y calentarlo hasta que alcance los 100ºC.

Le preguntan a un matemático: - Tú que harías si vieras una casa ardiendo y justo enfrente una manguera sin conectar a una boca de riegos?. La conectaría, obviamente. Y si la casa no estuviese ardiendo, pero la manguera estuviese conectada?. Quemaría la casa, desconectaría la manguera y luego usaría el método anterior.

Va e^x por la calle y se le cruza un integrador, el cual, todo prepotente, le dice: "¡A que te integro!" y e^x le contesta: "Y a mí qué ..." ?.

-TEOREMA: Todos los números enteros son interesantes.

-DEMOSTRACIÓN: Supongamos que no; por tanto, existe un mínimo número
entero no interesante. Este número es, obviamente interesante, lo cual contradice
el hecho de que no es interesante. Por reducción al absurdo, la suposición de que existen números no interesantes es falsa.



[Fuente: examen, pikachu (imágenes); chistes de matemáticas]

viernes, 3 de septiembre de 2010

Prohibido para hombres

"Prohibido para hombres" sobre todo para los sensibles que se pueden sentir increíblemente aludidos por un chistecito de éstos (cuyas opiniones no comparto, pero me divierten):

Chistes Feministas

1. ¿Qué hacen 1000 hombres ahogándose en medio del mar?
Un bien para la humanidad.

2. ¿En qué se parecen las mujeres a las matemáticas?
En que no cualquier idiota las entiende.

3. Se le acerca un hombre a Dios y le pregunta:
¿Por qué las mujeres son tan bonitas?
Dios se queda pensando y le responde:
Para que ustedes se enamoren de ellas.
El hombre se queda pensando y vuelve a preguntar:
Pero, ¿por qué son tan tontas?
Y Dios le responde:
¡Simple! ¡Para que ellas se enamoren de ustedes!

4. Los hombres son como la publicidad, el 50% de lo que dicen es mentira.

5. ¿Por qué se casan las mujeres?
Por falta de experiencia.
¿Por qué se divorcian?
Por falta de paciencia.
¿Por qué se vuelven a casar?
Por falta de memoria.

6. Todos los hombres tienen su precio, pero la mayoría está en oferta.

7. Los hombres son como los 'pokemons', hay que entrenarlos para que evolucionen.

8. Un hombre se acerca a la bibliotecaria y le pregunta:
Señorita, ¿Dónde está el libro "Hombre, un ser perfecto"?
Y ella le contesta:
Allá al fondo, en la categoría de ciencia-ficción.

9. ¿Qué hace un hombre leyendo una hoja en blanco?
Leyendo sus cualidades.

10. Están tres hombres perdidos en un bosque. El primer hombre encuentra un río bastante grande y del otro lado del río ve la ciudad. El hombre no sabe cómo pasar entonces le empieza a rezar a Dios que le dé la inteligencia para cruzar. Dios le da la inteligencia para que nade al otro lado del río. Después de un rato llega el segundo hombre y ve el mismo río y le pide a Dios que lo haga más inteligente que el primero para cruzar. Dios lo hace más inteligente que el primero y el segundo hace una canoa y cruza el río. Entonces llega el tercer hombre y le pide a Dios que lo haga más inteligente que el primero y el segundo y Dios lo convierte en una mujer y la mujer cruza el puente.

11. ¿Qué hace una mujer tirando a un hombre por la ventana?
Contaminando el ambiente.

12. Dos amigas hablando:
María, ¿qué me das por mi marido?
Nada.
¡Trato hecho!

13. ¿Por qué sólo el 10% de los hombres llegan al cielo?
Porque si todos fueran, sería el infierno.

14. ¿Por qué a los hombres les gustan tanto los autos y las motos?
Porque son lo único que pueden manejar.

15. ¿Por qué no se puede encontrar a un hombre guapo e inteligente a la vez?
Porque sería una mujer.

16. Los hombres son como las monedas falsas, pasan de mano en mano y la más tonta se la queda.

17. ¿En qué se parece un hombre a un teléfono público?
En que de 1.000 sólo sirve uno, y siempre está ocupado.

18. ¿Qué hace una mujer calavera sentada en una silla?
Esperando al hombre perfecto.

19. ¿Por qué los hombres tienen la conciencia limpia?
Porque no la han usado nunca.

20. ¿Por qué hay más mujeres que hombres en el mundo?
Porque la "Madre naturaleza" es sabia.

21. Había una vez un hombre perfecto que se encontró con una mujer perfecta, se hicieron novios y tuvieron una relación perfecta. Se casaron en un matrimonio perfecto y su relación siguió siendo perfecta. Un día de navidad, la pareja perfecta iba en su carro perfecto por la calle no tan perfecta, y se encontraron a Santa Claus sentado en la nieve porque su trineo se había dañado. La pareja perfecta subió a santa con todos sus juguetes al carro perfecto, y empezaron a repartir juguetes casa por casa, pero el tiempo empeoró y tuvieron un accidente, ¿quién de los 3 sobrevivió?
La mujer perfecta, porque todos sabemos que no existe ese tal Santa Claus y tampoco existe ningún hombre perfecto.


22. ¿Por qué los hombres se enojan cuando cuentas un chiste feminista?
¡Porque la verdad duele!

Sobre la poca personalidad de algunos

23. ¿En qué se parecen los hombres a los chicles?
Entre más los pisoteas, más se pegan.

24. ¿Por qué los hombres cuarentones buscan mujeres de 20?
Porque necesitan personas de su misma madurez .

25. ¿En qué se parece el hombre al mouse del computador?
En que sólo sirve cuando lo presionas y lo arrastras.

26. ¿En qué se parece un hombre a el elefante?
En que parecen muy fuertes y machos, pero a la hora de la verdad algo pequeño los asusta.

Contra el machismo

27. Se abre el telón y se ve a un hombre limpiando, se cierra el telón.
¿Qué pelicula es?
¡Milagro!

28. Las medidas perfectas de un hombre son:
80-03-80
80 años
03 infartos
80 millones en el banco.

Sobre su inteligencia

29. Si midiéramos la cantidad de hombres con el espacio que ocupan, ¿qué obtenemos?
La densidad de la estupidez.

30. ¿Qué hace 1 neurona en el cerebro de un hombre?
-¡Ecooooo!-
¿Qué hacen 2 neuronas en el cerebro de un hombre?
-Jugar al tenis-
¿Qué hacen 3 neuronas en el cerebro de un hombre?
-Expediente X-
¿Qué hacen 4 neuronas en el cerebro de un hombre?
-No se ha dado el caso-

31. ¿Qué es un hombre con un poco de aserrín a un lado?
Un hombre que acaba de sufrir un derrame cerebral.

32. ¿Sabes por qué los chistes machistas sólo tienen dos líneas?
Para que ellos los entiendan.

33. ¿En qué se parecen un elfo a un hombre inteligente?
En que ambos son leyendas.

34. Un señor choca y pierde el cerebro, entonces la madre le pregunta a la enfermera:
-¿Cuánto vale un cerebro?
La enfermera le responde:
-El cerebro de hombre vale $500 y la de mujer $200.
Entonces la señora vuelve a preguntar:
-¿Por qué sale más caro el de hombre, y el de mujer más barato?
-Porque el de mujer está usado y el de varón es imposible de
usar...

35. ¿Cuánto dura una bala en atravesar el cerebro de un hombre?
Tres días, de aquí a que se encuentre el cerebro...

36. ¿Por qué fue un hombre el que descubrió que descendemos del mono?
R: Porque solo así justifica su estupidez.

37. ¿Qué pasa si un hombre se traga una mosca?
Tiene más neuronas en el estómago que en el cerebro.

38. Los hombres son como los delfines, se dicen que son inteligentes, pero no se ha comprobado.


Subiditos de tono...

39. ¿Por qué los hombres tienen las piernas arqueadas?
Porque todo lo insignificante está entre paréntesis.

40. ¿Por qué los hombres se parecen a las computadoras?
Porque a la hora de la hora se les cae el sistema.

[Fuente: Chistes Feministas]

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Park Shin Yang

Entre los actores a quien yo considero en mi Top Ten de Actores más lindos de los k-dramas (ránking personal) él sin duda, no podría faltar. Apenas si lo vi en Lovers in París , pero fue suficiente para sentirme enganchada de su simpatía y buen humor. Para muestra, un botón:


video

Larga vida a oppa!