miércoles, 1 de diciembre de 2010

Ronda 4: Carolina(0)-Paty(1)

El torneo se jugó bajo el Sistema Suizo, es decir, te enfrentas con rivales de tu mismo puntaje, que es como decir ‘del mismo nivel’. Por un error del árbitro, yo, que para entonces contaba con un solo punto, aparecí en el pareo con dos. Mi rival, desde luego, sí tenía dos. El detalle fue corregido después, pero igual tenía que enfrentar a esta chica.

Mi contrincante lucía muy segura de sí misma, hasta con un aire de presunción, diría yo. Su otra compañera a la que yo le había jugado en la ronda anterior, hasta se pintó los labios delante mío (Haberlo sabido, hubiera llevado mi Gameboy).

1.e4-e5 2.Cc3-Cf6 3.Ac4-Ac5 4.Cf3-d6 5.d3-Cg4 6.d4-Ab4 7.dxe5-Ac5 8.Tf8-Ae6 9.Dd3-Cc6 10.Ab3-Axb3

Como es usual en mí, siempre ando buscando comerme un alfil rival, cualquiera sea el color [Tú sabes cuán efectivos resultan ambos juntos]

11.axb3-Cxe5 12.Cxe5-Cxe5 13.Db5+

Un peón menos, voy a llorar….

13….Dd7 14.Dxb7 O-O 15.Db5-c6 16.De2-h6 17.h3-Tee8 18.Ae3-Axe3 19.fxe3-Cg6

Mi caballito estaba bien en donde estaba, no tenía por qué moverlo…

20.Ta5-Te7 21.Dg4-Tae8 22.Dxd7-Txd7 23.Ta6-Tc7 24.Ta4-Tce7 25.g3-Cf8 26.Tf4-Cg6 27.Tf3-Ce5

A decir verdad, estos últimos movimientos los hice sólo, como quien dice, por ‘joder’ nomás.

28.Tf2-f6 29.g4-Tf8 30.Ce2-Tff7 31.Cf4-Rh7 32.Re2-Cg6 33.Cxg6-Rxg6 34.h4-Rh7

No había razón para retroceder, al contrario…

35.h5

Aprovechando mi error …

35…..Te6

De pronto, la muchacha me pide que le invite un poco de mi Powarede, y, desde luego, accedí. “Vienen a Arequipa en avión y no tienen plata para comprarse un agua?”, se me ocurrió por la cabeza. Y hasta aquí, el ambiente era pacífico, se respiraba un aire de amistad donde palomas blancas volaban alrededor…

36.Tf1-Te7 37.Tf4-d5 38.Rd3-g5 39.Tf1-Txe4 40.Txe4-dxe4 41.Rd4-Rg7 42.Rc5-Te6 43.Td1-Rf7 44.Td7+ Te7 45.Txe7-Rxe7 46.Rxc6-Re6 47.Rb7-a5

Error. Lo más lógico sería romper con f4 y empezar la carrera a la coronación (en la que las blancas ganan pero las negras no quedan mal). Aunque, curiosamente, esta mala jugada resultó ser de utilidad después…

48.c4-f5

Muy tarde.

49.gxf5

Aquí es donde se produjo el incidente. La muchacha toma mi peón y en el momento de la ejecución coloca mi peón de g5 en g6…No sé si lo hizo intencional o no, pero como es obvio, la cuestión es que yo le reclamé.

-Si quieres lo repetimos todo de nuevo-porfiaba ella.

-Ah, ya pues, me ‘achoraba’ yo.

Llamé al árbitro. Debí de haberme indignado tanto, que el juez ordenó a calmarme. La gente a mi alrededor (organizadores, los jugadores de otras mesas, espectadores en general) que miraban otras partidas de pronto pusieron su atención en la mesa donde se llevaba a cabo la acalorada discusión.

-Ella dice que mi peón estaba aquí-le explicaba yo, señalando con el índice la casilla g6. Pero estaba aquí, en g5, le indicaba de nuevo, rosada de cólera y tocada de nervios.



-Ya, pero no puede estar aquí, decía el árbitro, porque de lo contrario ya la hubieras comido, terminaba él, dirigiéndose, obvio, a la muchacha ‘tramposita’.

-Claro pues, seguía protestando yo, excitada por la discusión, mientras el árbitro me ordenaba nuevamente a calmarme.

-Ya, tranquila, empezaba a excusarse la chica.

-No me gustan las mentiras-le repliqué de inmediato.

De pronto tenía decenas de ojitos clavados en nuestra mesa, expectantes al pleito suscitado. El ‘roche’ sería si, tras provocar un ‘escándalo’, todavía pierdes. Cualquiera de las dos podría ser.

El reloj reanudó su marcha.

49…..Rxf5 50.c5

“Estoy frita”, fue lo que me dije. Entonces escuché a lo lejos a alguien que exteriorizaba mi voz interior: “Ya fue la chinita…” Si continuaba, era porque me esperanzaba únicamente en el empate.

50…..g4 51.c6-g3 52.c7-Rg4 53.c8=Dc8+ Rf3

Lo curioso de aquí es que ella, en vez de coronar su dama blanca, puso la mía. Yo como buena ni cuenta me dí y asumí el jaque moviendo mi rey, y fue cuando su compañera de equipo que se encontraba jugando en la mesa contigua nos advierte del detalle y entonces ambas reímos, relajadas…

54.Dh3-Rf2 55.Dxg3 (¿?)

Tal vez apremiada por el tiempo-aunque ni así-Carolina decidió reventar con todo…y todo dentro mío comenzó a aliviarse. Moví la cabeza levemente lamentando la jugada y agradeciéndole de corazón el gesto….

55…..Rxg3 56.Rb6-Rf2 57.Rxa5-Rxf3

Para mí ya era claro de que la partida había girado a mi favor, pero sorpresivamente, surge una escena curiosa:

-¿Abandonas?- me pregunta la chica.

Ja!, qué divertida es esta mujer, pensé.

-¿Para qué?-le respondí yo.

-Ah ya, la seguimos hasta el final?-puntualizaba ella.

Graciosa. En realidad su propuesta estaba yendo contra el reglamento (sólo se puede hablar para ofrecer ‘tablas’) y bien pude haber llamado al árbitro (sí, de nuevo) pero yo perdono todo siempre y cuando el hecho no altere el desarrollo normal del juego.

Por lo visto, la pobre mujer o bien estaba tan psicoseada que no se ubicaba, o bien pretendía psicosearme a mí. Yo, por mi parte, ya estaba feliz. Feliz por la forma inesperada con que se invirtieron los papeles a mi favor. “Abandona tú más bien”-pensaba para mis adentros.

58.Rb5-Rd4 59.Rb4-e3 60.Ra3-Rc5 61.b4+ Rb5 62.Rb3-e2 63.Rc2-e1=De1

A estas alturas, lo más digno para ella era inclinar su monarca en señal de abandono, pero al parecer esperaba, quién sabe, un error mío-lo cual resultaba improbable de suceder dado los 50 minutos de tiempo que tenía contra los 12 de ella-y forzar una situación de empate.

Pero la chica nunca se resignó y se resistió hasta cuando, cuatro jugadas después, le di el mate.

Ni siquiera me dio la mano ^^


No hay comentarios:

Publicar un comentario