sábado, 18 de diciembre de 2010

No siento nada


No sé en qué lugar estoy.

No entiendo la razón de todo lo que ocurre.
Yo pienso que no existe el tiempo
y que no preciso coordenadas para describir
la ubicación exacta de mi alma.

Siento un absoluto vacío.
Infinitamente pacífico.
Creo que ellos no me ven.
No saben que estoy, que no preciso coordenadas.

Parece que no saben del tiempo.
Yo tampoco lo sé.
Yo no oigo ruidos ajenos.
Todo lo que hace bulla tiene que ver conmigo.

Ahora no siento nada.
Como antes, es todo un estado
de calma inexplicable.
Hay paz anidando en los rincones.
El silencio fabrica la brisa,
no el miedo.

Yo conozco mi estrella.
Sé cuál es el sendero.
Yo sé que no puedo sentir nada.
Que eso es todo lo que tengo.

Los demás se irán
acomodando por su cuenta.
Sé que todo estará bien.

Que no siento nada,
que no sé dónde estoy,
que no preciso coordenadas.

Quiero que sea eso todo lo que tengo.

1 comentario:

  1. AQUELLO -LO ANHELADO EN EL POEMA- SE LOGRA CUANDO SE OBTIENE LA PAZ INTERIOR (NO TRANQUILIDAD, SOLAMENTE)... O CUANDO UNO MUERE COMO CONDICIÓN FÍSICA. MUERTE ES VIDA, LA VIDA EXISTE PARA QUE EXISTA LA MUERTE (NO AL REVÉS). ASÍ, LA MUERTE ES UN ESTADO DE LA VIDA MISMA POR SER TODO UN SOLO ABSOLUTO. LA PAZ INTERIOR ES EL SILENCIO INTERIOR, EL SILENCIO INTERIOR NO ES MUERTE SINO VIDA PORQUE NOS PERMITE ALEJARNOS DE LA MATERIA QUE ES UN ESTADO BÁSICO DE LA ENERGÍA, DE LA VIDA.

    ResponderEliminar