lunes, 19 de julio de 2010

Un domingo cualquiera

6:40 am: Me levanto (lo más temprano de todo el trimestre, lo que significa que ando perdiendo todas mis clases de las mañanas- incluyendo la de hoy-).

7:00-9:30 am: Desayuno (leche fresca y cocoa, pan con chicharrón- de la refurinfunflai)/ Tartaletas de membrillo/ Empanadas de carne/ Empanadas de pollo.

9:30-12:00: Comiendo enroladitos de canela, atendiendo personas tocando la puerta. Tocando guitarra (qué locura, cantando con plena gripe y dolor de garganta). Viendo VEINTE VECES en el MP4 (hay más secretismo) cada uno de los tres videos – algo de dos minutos cada uno-con cierta carga erótica (ojo!, dije ‘cierta’ nomás). Es increíble que ayer los descargara y aún hoy los siga repitiendo, una y otra vez, sin aburrirme.

12:15-2:30 pm: Dictando clasecitas particulares. “Dinerito, venid a mí.”

2:30-2:50 pm: Almuerzo, bistec con papas fritas; sopa de carnero.

3:00-4:00 pm: Apoyando en la Panadería.

4:00-5:30 pm: Zonceando (zonceando y zonceando) en nuestra computadora sin internet, escuchando a la Quinta Estación, viendo tontas fotos y videos pasados.

5:30-6:30 pm: Empanadas de carne/ Empanadas de pollo

6:35- 8:20pm: Me quito el mandil y acompaño a mi tía- así, toda ‘bruja’ como estoy- a la misa. Veinte minutos esperando a que terminen la misa de las seis, mientras me hacía preguntas existencialistas como la posible inmortalidad de una mosca. Cuarenta minutos después cabeceando zzzzzzz…….. en pleno Evangelio (y mi tía peñiscándome). Veinte minutos más adelante, las conversaciones y saludos de siempre, una rifa con tómbola por allí. Regreso a casa.

8:45- 9:20 pm: Tomando el lonche [Estofado del sábado, calentado, el mismo que hoy he comido en el desayuno (mi tía cocina de mil maravillas)]

9:30- 10:45 pm: Escribiendo y escribiendo (no pregunten qué).

¿No pregunten qué? Y ésta, qué complejo de princesa se ha comido? (‘comerme a la princesa’ sonaba bastante raro). Como si más de uno leyera tu aburrido blog. Ja!. Y ni que a alguien le interesara lo que escribes. No me vengas haciéndote la interesante, niña sin autoestima!!

10:45- 11:10 pm: Bañito y a dormir, no sin antes de ver una vez más -camuflada entre el cubrecama – uno de los videítos con cierta carga de erotismo (‘cierta’ nomás) antes mencionados xD .


1 comentario:

  1. La mosca es inmortal, siempre la vemos y nunca nos paramos a conversar con ella... como negamos todo lo vivo que tenemos alrededor; la vemos por todos lados a lo largo de nuestras vidas y es inmortal como nosotros sólo que nos queremos morir. De lo otro, también me da sueño por eso no voy y menos si comí tanto carbohidrato durante el día... se va a la panza, y al tarro en el caso de las mujeres, zonas difíciles de desaparecer que preocupan sólo cuando la salud está en peligro (es decir, la vanidad no importa, cosa buena pero siempre hay algo descuidado en nuestros existires).

    ResponderEliminar