martes, 1 de junio de 2010

Propuestas

El día en que salga ministra de educación(vaya vaya, todo quiere ser esta chiquilla, apuesto a que ni siquiera sabe lavar sus trusas y ya quiere ser congresista, presidenta y ministra) voy a invertir todos mis esfuerzos por la formación de la chiquillada, me refiero, por el desarrollo de la ciencia, la tecnología y el arte.

Todo el mundo lo sabe, pero nadie hecha manos a la obra- como yo, que cobardemente a penas se atreve a escribir sus ideas en un post que probablemente nadie lo leerá- que es en la educación en la que deberíamos apostar, si queremos un Perú mejor. No es por ser cursi, ni hacerme la intelectual, la interesante, la culta, la visionaria, la estadista o qué sé yo, pero hasta yo, ignorante y parlanchina al fin y al cabo, tengo el suficiente sentido común para darme cuenta que es en la niñez y la juventud en la que deberíamos invertir para forjar un futuro diferente al nuestro (que el presente no es tan malo, pero está jodido comparado con los países del primer mundo).

Nuestro país invierte menos del 3 % del PBI en el rubro de la Educación, cifra pobretona que no hace otra cosa que reflejar la triste realidad. Más de uno se habrá dado cuenta que nuestro capital humano y nuestras materias primas es una de las más envidiadas del planeta, que los únicos que no nos hemos dado cuenta (exceptuando al que dijo que nuestro país es un mendigo sentado en un sillón de oro) del detalle somos nosotros mismos, los mismos que, importamos nuestras riquezas naturales para que no las devuelvan procesadas y empaquetadas y más caras de las que se las vendimos; nosotros, los mismísimos idiotas(siempre unos más que otros) que dejamos escapar a miles de talentos a países extranjeros, para que en ellos encuentren el ambiente y las oportunidades para desarrollarse que no entraron en el nuestro, y que por cierto, devolverán a nuestros cerebros cuando ya se lo han aprovechado lo suficiente como para devolverlos ancianos, en ataúdes o para ya nunca devolvérnoslo. (Chequeen un ratito las historias de Mario Vargas Llosa, el tenista, Julio Granda…..) Nosotros, somos los culpables de nuestra propia “miseria”, y no hay más qué mirar.

Nuestro país no cuenta con institutos de investigación estatales, es más, el Estado* invierte solo cuarenta soles mensuales por cada investigador. Cómo pues, cómo les va a funcionar la creatividad a las pobres mentes brillantes que son, cuando su estómago les suena más fuerte que canchita pop corn saltando en una olla?. Yo, ni loca, me voy a Japón, en donde me regalan un aparato último modelo solo por pensar alguna cosa interesante. Ja!, habráse visto.

La educación es el camino, no hay nada más por hacer. El problema, es que todavía no la queremos caminar.

Como lo diría mi estimado César Vallejo: “Hay, hermanos humanos, muchísimo qué hacer”.

Hay, Vallejo hermano, muchísima pereza que superar.

*Una aclaración para los que se durmieron en su clase de Ciencias Sociales: Estado es el conjunto Patria(sentimiento que nos une), Territorio(tierra común en donde hemos nacido) y Pueblo(conjunto de individuos unidos por un vínculo afectivo o de identidad) y Gobierno(quien rige ,organiza y administra al y los recursos del Pueblo)

No se confundan, el Gobierno no es el Estado, ni viceversa. Cuando algo bueno pasa, alguna obra que el Gobierno se declara autor, es en realidad, una obra del Estado, en la que también contamos nosotros.


1 comentario: