viernes, 24 de marzo de 2017

Día 3: Una optimista en piloto automático

Vaya, hoy me ha costado un poco más que ayer. Y una vez más, quería mandar todo al tacho. 

Ayer vi un vídeo de Euge y una de las cosas que él sugiere como hábito, es la de empezar la mañana agradeciendo, así que es lo que he hecho hoy luego de asearme: Agradecer y enfocarme en lo positivo, pienso que si esto lo repito todos los días, en algún momento seré una optimista en piloto automático.

No estoy particularmente animada hoy, y no se me ocurren muchas cosas que escribir. Ya empiezo a pensar que no debería seguir escribiendo, y apuesto sobre seguro que es en lo que pensaré mañana al sonar el despertador.

Debí tomar desayuno antes de empezar a escribir.

Disciplina es hacer algo porque deberías, aún cuando no tengas ganas de hacerlo.

jueves, 23 de marzo de 2017

Día 2: Karakoreando mentalmente

Hoy me costó levantarme un poco más que ayer, ya casi escucho a mi mente diciendo: "En vez de estar escribiendo mejor usa ese tiempo para dormir" (lo cual es mejor para la salud) y ya ves, es el tipo de justificaciones que suele dar la mente para quedarse en su zona de comodidad. Al menos la mía es muy astuta para justificarse, pero aquí estoy, teniendo esta conversación contigo.

El día de ayer hice tal cual lo que te conté, así que estrellita, porque he seguido con el plan incluso sin estar acostumbrada a planificar mi día. Me ha costado ligeramente. Lavé mi ropa aprovechando que ya tenemos agua, y por la noche, luego de venir de la reu, me puse a trabajar en cosas que me dejaron ayer, y las terminé ayer mismo, entre las 11pm y 1am. 

Lo que me animó esta mañana a levantarme es el poder conversar contigo. Creo que me hace bien el poder sacar mis pensamientos y no mantenerlos encerrados en mí que es como acostumbro. También porque poner mis planes por escrito hacen que me sienta un poco mal de mí misma si no las cumplo (incluso cuando tenga momentos en que quiera mandar todo al tacho sin que me importe un pepino) Te cuento que ayer tuve una lucha interna entre ver el canal que acostumbro a ver (...) pero no lo hice, y creo que es un pequeño triunfo que, si lo mantengo como un hábito, puedo hacer de mí una persona que tiene control de sí misma y menos esclava de sus impulsos, que es lo que he sido más en los últimos años. 

Mi ánimo ayer ha estado mejor que en los días de la semana pasada. 

Ayer durante los viajes de ida y vuelta estuve karakoreando (mentalmente) canciones en inglés, según yo con la esperanza de que se me pegue el idioma, o por lo menos se me haga más familiar aún.

El día de hoy no tengo clases. Ni bien termine el post me pondré a trabajar. En la noche, a partir de las 8pm, no tengo nada planificado.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Día 1: Buenos Días

Los post en adelante serán más como Sesiones de Psicoanálisis.

Las últimas semanas he estado desmotivada y apática, un total contraste a como me sentía en los meses de agosto y septiembre, tal vez hasta diciembre. Ya recuerdo el post que provocó mi "despertar" y de eso ya te lo he contado antes. 

Me estaba preguntando por qué de pronto ya no tenía ganas de nada, las cosas que antes me emocionaban ya no me entusiasmaban para nada, y todo me daban igual. Me sentía como un zombie. En esos momentos consideré mucho el cambiarme de trabajo e incluso cambiarme de país por unos meses, para resetearme emocionalmente, pero después de lo de ayer (...) tal vez las cosas pueden cambiar.

En verdad me gusta mi trabajo, me gusta hacer webs y programar, creo que no hay razón para irme a otro país y trabajar de cualquier otra cosa. Tampoco parece ser buena idea hacerlo pensando en que mi ánimo irá a cambiar, pero sobre todo, el irme me aleja temporalmente de mi meta, y no me gusta lo que me dejaría a mí misma al huir de todo y olvidando lo que yo misma me propuse. Por lo menos debería aprovechar la oportunidad para ser perseverante.

Así que ayer mientras le daba vueltas al asunto me dije que tengo que disciplinarme. Esto me lo propuse desde al año pasado pero no he dado muchos avances al respecto. Creo que si todos los días me acuesto y me levanto a la misma hora ya será puntos que gano, así que estaba pensando en cómo podría levantarme temprano considerando que como no tengo la obligación por mi trabajo (soy freelance) es muy fácil el dejarme dormir cuanto se me plazca. Se me ocurrió enviarle un mensaje a X, todos los días, con algo como "Buenos días, Xxxxxxx", total, él fue quien me ayudó a dejar Facebook por un tiempo, y mi motivación para enviarle mensajes todos los días a él pienso que es algo que sí puede perdurar en el tiempo. Pero no, ya quedamos en claro que no habría ningún tipo de contacto, y hacerlo sería volver a lo mismo. Pensé también en él, pero desde que me el Visto tampoco hay razón por hacer con él una cosa así. Así que por eso estoy nuevamente aquí, pensando que publicar una entrada diaria a primera hora de la mañana me dará todos los días la motivación suficiente para seguir con esta rutina autoimpuesta.

Yo misma no me tengo fe. En el pasado ya he iniciado con ideas como ésta que nunca he terminado. Que hacer reír a por lo menos una persona todos los días. Que los viernes seguiré el tutorial de Sling. Que correré todos los días. Que trabajaré en programación durante día-tarde y estudiaré mis matemáticas en las noches. Una página por día, y escribiré un libro. Que formaré mi emprendimiento. Siempre es igual. Empiezo con las pilas a full y al cabo de unas días o semanas, abandono. Quizá pase lo mismo, nuevamente. Ya incluso antes me parece haber intentado algo parecido, aunque por un motivo diferente. Pero no lo sé, volveré a intentarlo, una vez más. Por lo menos hoy me funcionó.

Hoy me levanté antes de que el despertador sonara, comí frutas de desayuno (plátano, manzana y una mandarina) Al terminar de escribir este post me pondré a trabajar, desde el lunes me pidieron que almacene unas horas ingresadas por el usuario, lo cual se encuentran en algo tipo tabla lo cual varía en sus dimensiones, pero no tengo idea de cómo guardarlas para luego desplegar la misma figura en el DOM. Estoy en eso aún. A las 3pm salgo a pagar lo del periódico y hacer las compras. A las 5pm tengo que estar en esa reunión de trabajo, en la cual probablemente me miren mal por haberme demorado tanto con ese trabajo que no sé si me salga para entonces, y seguramente estaré llegando a casa de vuelta a las 10pm. Desde las 11pm hasta la 1am lo tengo libre, mañana te contaré qué hice en ese iterim.

lunes, 9 de enero de 2017

Labo o no

Las últimas semanas un pensamiento ha estado rondando muchas veces por mi mente, y era la pregunta de si tomar un curso en Labo o no. Una vez respondido eso, quedaba dos preguntas más: Me mudo? Sigo yendo al Maker? Y si no le iba a Labo, ¿tendría la disciplina y determinación suficiente como para emprender el otro camino hacia mi objetivo?

Pero ya está. Entraré a Labo. Si bien puede no gustarme mucho la idea de invertir 3 horas de viaje para tomar un curso que puedo seguir desde casa, el hecho es que lo hago pasa salir. Salir de casa me hace bien, hablar con otras personas sobre código me motiva muchísimo, así que no es el curso en sí, sino las relaciones. Creo que vale la pena la inversión.

La otra idea que tenía era crearme una propia red, generar un propio material de estudio, y hacerme cargo de todo, de todas las cosas de las que desde el otro lado, Labo se encargaría. Creo que el precio por ello lo vale, así que ya está, decisión tomada y no le doy más vueltas al asunto.

Lo que me quedaría pendiente es si me mudo o no, y si continúo en el Maker. De momento me inclino por el no mudarme.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Año 2016

Académico - Laboral
-Renuncié a mi trabajo a principios de año. 
-Me gradué de desarrolladora frontend en Laboratoria. Junio.
-Trabajo como desarrolladora full stack en una startup. Esto ha sido como matar dos pájaros de un tiro, porque tanto trabajar en programación y en una startup, eran cosas las cuales buscaba desde abril del 2015. 
-Termino el año preparándome como desarrolladora backend.
-Económicamente no estoy contenta con mis ingresos, pero sé que mejorará.
-Ingreso a Wapo. Diciembre.

Salud
-Este año no recuerdo haber ido al médico. Salvo la alergia en la garganta, el cual he aliviado con sopa de kión y miel con limón, he estado muy bien.
-Subí de peso. Estoy en 57 (a bajar, de nuevo!)
-He empezado a salir a trotar. Diciembre.

Relaciones amicales
En Laboratoria he conocido más amigas, y en Makerlab, también.

Extra académico
-Participé de un torneo de fútbol y de las olimpiadas de integración.
-Entré a la cocina a preparar nuevos platillos

La Sorpresa
Tuve un período, diría que entre agosto y septiembre de este año, en que había experimentado un sentimiento de felicidad suprema. Fue algo muy bonito. Lo que aprendí es que el amor te hace feliz, y es algo que me he propuesto cultivar más. 

Siento que en este 2016 he crecido de forma muy notoria. Lo que se viene en este 2017 es:

-Aprender inglés.
-Crecer como desarrolladora full stack.
-Cultivar más el amor.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Planes de vida

Tengo 26 años aún, quizá no puedo hacer muchas proyecciones detalladas a largo plazo, pero sí puedo decir que tengo "expectativas de vida" y me sirven mucho para tomar decisiones. 

Uno de mis objetivos de vida es crecer intelectualmente. Me gusta mucho cultivar la inteligencia, poder hacer cada vez mejores conexiones y desarrollar habilidades mentales. Me atrae todo lo que es la ciencia y la técnología, y me gusta cultivar esta parte de mí. Aún cuando no fueran cosas que me atraigan de modo natural, elegiría seguir cultivándolo.

Mi segundo objetivo es crecer espiritualmente. No estoy segura aún de la existencia de un Dios, realmente me gustaría creer en uno, pero bueno, no es así. A veces pienso que pasaré por una experiencia especial para llegar a ello, o quizá no, quizá nunca pase nada y ya, no lo sé, pero me interesa mucho responder ciertas preguntas, conectar con algo mucho más profundo de lo que mis sentidos y mi propia mente alcanzan a comprender. 

Tengo un fuerte sentido de trascendencia. Ahora mismo siento que no he hecho gran cosa en mi vida. Alguna vez escribí que si hoy moría, o incluso mañana, no pasaría nada. No he afectado con mi existencia a muchas personas, y eso no me gusta. Tengo el presentimiento de que en algún momento terminaré inventando algo, construyendo algo, siendo una youtuber, escribiendo un libro, no lo sé, pero haré algo que influenciará positivamente sobre muchas personas. Hasta el momento no lo he hecho, pero creo que es algo que terminaré haciendo de todos modos.

Me gustaría enamorarme y formar una familia, pero no tengo control absoluto sobre estas cosas. Aún así, confieso que si tuviera que elegir una sola cosa en la vida, elegiría el poder dedicarme y desarrollarme en ciencia o construir cosas que ayuden al mayor número de personas. Eso estaría primero antes que el deseo de enamorarme y ser correspondida.

Cuido mi alimentación y siempre que puedo hago ejercicios con regularidad porque quiero ser una persona sana lo más que pueda, así como ser siempre una persona lúcida y vital. He visto cómo los "achaques de la vejez" limitan la vida de muchas personas, y definitivamente no quiero eso para mí. 

Me gustan las comodidades y darme ciertos lujos, pero ya descubrí que no son las cosas que me llenan por dentro, así que no es lo que busco. No necesito ganar demasiado dinero para ser feliz. Me arriesgo a decir que una casa y 5mil soles mensuales serían suficientes para mí. Lancé números en soles para que te hagas de una idea, pero lo que en verdad necesito es comida y el poder viajar cuando se me apetezca. Andar viajando no es lo mío. Viajar de vez en cuando puede ser, pero como estilo de vida, no.

Como te dije, lo que en verdad me llena es cultivar la mente y el espíritu. Cuando comprendo una nueva idea en matemáticas, cuando logro construir o correr un algoritmo, eso me emociona, me causa mucha satisfacción y placer. Es el tipo de belleza que persigo.

Otro de mis objetivos de vida, es el poder tener libertad de tiempo, ser dueña de mi tiempo. Ahora mismo no lo soy, no de modo parcial al menos. 

Finalmente, me gustan los ideales del Proyecto Venus. Si es que no estás enterado, te lo recomiendo.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Metas 2017

Y si las cumplimos antes de que se vaya el 2016, mejor.
Mi meta para el 2017 es ser más feliz. Sonará idealista y a nada concreto, pero ésa es mi visión de la vida. Estoy en esa etapa en que voy descubriendo quién soy y qué es lo que me hace feliz, y creo que voy bien.

Para el 2017 mi meta no es bajar de peso, como creo que me lo planteaba antes. Tengo un pedido en particular, y es ser una persona más positiva y optimista. Me considero una persona positiva, pero también muy preocupada y de vez en cuando poco relajada para mi gusto. A veces siento que me falta una pequeña dosis de humor y relax, siento me tomo las cosas demasiado en serio. Ya mencioné que me encantan las personas con sentido del humor? 

Segundo, perder esta tendencia que tengo a victimizarme, de verme a mí misma como una persona que ha sufrido mucho. Esto no se lo hago saber a los demás, pero la verdad es que me veo como alguien que ha sufrido bastante en el pasado, por distintas razones. Y vamos que mi vida no ha sido tan dura. Y aún si lo fuera, aún cuando de verdad me lo haya pasado mal, no tengo por qué mantener en mi cabeza este concepto de mi pasado. Quiero reconciliarme con mi pasado y echar hacia adelante, como ya dije arriba, mirando las cosas con más relax y buen humor. Me doy cuenta que vuelvo a lo de arriba, y lograr ello haría que como consecuencia, consiga lo segundo. 

Mi tercera meta es liberarme del amor que me ata y volver a enamorarme de nuevo, de verdad. Pienso que la posibilidad se expandirá en la medida que conozca a más personas, y bueno, es lo que estoy haciendo. En este punto entran en juego los idiomas! Creo que tengo una explicación del porqué vuelvo a mis recuerdos siempre, y es porque es la manera más segura de sentir el romanticismo. Pensar en el amor del futuro es incierto y no tengo ninguna emoción ligada a esa promesa, sin embargo, la emoción al evocar este amor del pasado es algo certero y seguro. Y ya dicen que al cerebro le gusta la certidumbre. Qué sé yo, me imagino que es eso. 

Quiero ser más feliz, estar motivada en el día a día. No es que me despierte todos los días con una expresión de "meh", pero tampoco es que salte de la cama en un pie. Me sigo preguntando qué es lo que busco, hacia dónde apunto. No la tengo clara, sigo experimentando, tratando de averiguar qué es.

domingo, 4 de diciembre de 2016

"La mejor manera de predecir el futuro es creándolo"

En el post anterior nos habíamos concentrado estrictamente en dos metas. La primera es que iba a organizar mejor mi horario de freelancer. En efecto, no lo he hecho. Lo hago de lunes a viernes, incluso domingo, y procrastino de forma terrible. Aún no sigo un horario, y definitivamente necesito fijarme plazos y metas para monitorear mejor mis progresos.

Lo de los viernes haciendo el tuto de Sling, tampoco lo he seguido, pero quizá también porque ha coincidido en algunos casos (un par de casos) con reunión de chamba o asistir a un evento entre semana. De todos modos: excusas, excusas.

Seguimos con el plan, entonces. Ah, algo que sí he seguido, es salir a trotar todos los días, durante media hora. Sticker de carita feliz para mí. 

También estoy preparando nuevos platillos en la cocina. Hace hará un par de domingos preparé makis, y la semana pasada hicimos ceviche.

Estoy siguiendo el curso Aprender a Aprender de Coursera. Hace 3 semanas.

Mañana exponemos en el Tech.

*El título lo leí en la pirámide que está dentro de La Agraria.