lunes, 9 de enero de 2017

Labo o no

Las últimas semanas un pensamiento ha estado rondando muchas veces por mi mente, y era la pregunta de si tomar un curso en Labo o no. Una vez respondido eso, quedaba dos preguntas más: Me mudo? Sigo yendo al Maker? Y si no le iba a Labo, ¿tendría la disciplina y determinación suficiente como para emprender el otro camino hacia mi objetivo?

Pero ya está. Entraré a Labo. Si bien puede no gustarme mucho la idea de invertir 3 horas de viaje para tomar un curso que puedo seguir desde casa, el hecho es que lo hago pasa salir. Salir de casa me hace bien, hablar con otras personas sobre código me motiva muchísimo, así que no es el curso en sí, sino las relaciones. Creo que vale la pena la inversión.

La otra idea que tenía era crearme una propia red, generar un propio material de estudio, y hacerme cargo de todo, de todas las cosas de las que desde el otro lado, Labo se encargaría. Creo que el precio por ello lo vale, así que ya está, decisión tomada y no le doy más vueltas al asunto.

Lo que me quedaría pendiente es si me mudo o no, y si continúo en el Maker. De momento me inclino por el no mudarme.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Año 2016

Académico - Laboral
-Renuncié a mi trabajo a principios de año. 
-Me gradué de desarrolladora frontend en Laboratoria. Junio.
-Trabajo como desarrolladora full stack en una startup. Esto ha sido como matar dos pájaros de un tiro, porque tanto trabajar en programación y en una startup, eran cosas las cuales buscaba desde abril del 2015. 
-Termino el año preparándome como desarrolladora backend.
-Económicamente no estoy contenta con mis ingresos, pero sé que mejorará.
-Ingreso a Wapo. Diciembre.

Salud
-Este año no recuerdo haber ido al médico. Salvo la alergia en la garganta, el cual he aliviado con sopa de kión y miel con limón, he estado muy bien.
-Subí de peso. Estoy en 57 (a bajar, de nuevo!)
-He empezado a salir a trotar. Diciembre.

Relaciones amicales
En Laboratoria he conocido más amigas, y en Makerlab, también.

Extra académico
-Participé de un torneo de fútbol y de las olimpiadas de integración.
-Entré a la cocina a preparar nuevos platillos

La Sorpresa
Tuve un período, diría que entre agosto y septiembre de este año, en que había experimentado un sentimiento de felicidad suprema. Fue algo muy bonito. Lo que aprendí es que el amor te hace feliz, y es algo que me he propuesto cultivar más. 

Siento que en este 2016 he crecido de forma muy notoria. Lo que se viene en este 2017 es:

-Aprender inglés.
-Crecer como desarrolladora full stack.
-Cultivar más el amor.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Planes de vida

Tengo 26 años aún, quizá no puedo hacer muchas proyecciones detalladas a largo plazo, pero sí puedo decir que tengo "expectativas de vida" y me sirven mucho para tomar decisiones. 

Uno de mis objetivos de vida es crecer intelectualmente. Me gusta mucho cultivar la inteligencia, poder hacer cada vez mejores conexiones y desarrollar habilidades mentales. Me atrae todo lo que es la ciencia y la técnología, y me gusta cultivar esta parte de mí. Aún cuando no fueran cosas que me atraigan de modo natural, elegiría seguir cultivándolo.

Mi segundo objetivo es crecer espiritualmente. No estoy segura aún de la existencia de un Dios, realmente me gustaría creer en uno, pero bueno, no es así. A veces pienso que pasaré por una experiencia especial para llegar a ello, o quizá no, quizá nunca pase nada y ya, no lo sé, pero me interesa mucho responder ciertas preguntas, conectar con algo mucho más profundo de lo que mis sentidos y mi propia mente alcanzan a comprender. 

Tengo un fuerte sentido de trascendencia. Ahora mismo siento que no he hecho gran cosa en mi vida. Alguna vez escribí que si hoy moría, o incluso mañana, no pasaría nada. No he afectado con mi existencia a muchas personas, y eso no me gusta. Tengo el presentimiento de que en algún momento terminaré inventando algo, construyendo algo, siendo una youtuber, escribiendo un libro, no lo sé, pero haré algo que influenciará positivamente sobre muchas personas. Hasta el momento no lo he hecho, pero creo que es algo que terminaré haciendo de todos modos.

Me gustaría enamorarme y formar una familia, pero no tengo control absoluto sobre estas cosas. Aún así, confieso que si tuviera que elegir una sola cosa en la vida, elegiría el poder dedicarme y desarrollarme en ciencia o construir cosas que ayuden al mayor número de personas. Eso estaría primero antes que el deseo de enamorarme y ser correspondida.

Cuido mi alimentación y siempre que puedo hago ejercicios con regularidad porque quiero ser una persona sana lo más que pueda, así como ser siempre una persona lúcida y vital. He visto cómo los "achaques de la vejez" limitan la vida de muchas personas, y definitivamente no quiero eso para mí. 

Me gustan las comodidades y darme ciertos lujos, pero ya descubrí que no son las cosas que me llenan por dentro, así que no es lo que busco. No necesito ganar demasiado dinero para ser feliz. Me arriesgo a decir que una casa y 5mil soles mensuales serían suficientes para mí. Lancé números en soles para que te hagas de una idea, pero lo que en verdad necesito es comida y el poder viajar cuando se me apetezca. Andar viajando no es lo mío. Viajar de vez en cuando puede ser, pero como estilo de vida, no.

Como te dije, lo que en verdad me llena es cultivar la mente y el espíritu. Cuando comprendo una nueva idea en matemáticas, cuando logro construir o correr un algoritmo, eso me emociona, me causa mucha satisfacción y placer. Es el tipo de belleza que persigo.

Otro de mis objetivos de vida, es el poder tener libertad de tiempo, ser dueña de mi tiempo. Ahora mismo no lo soy, no de modo parcial al menos. 

Finalmente, me gustan los ideales del Proyecto Venus. Si es que no estás enterado, te lo recomiendo.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Metas 2017

Y si las cumplimos antes de que se vaya el 2016, mejor.
Mi meta para el 2017 es ser más feliz. Sonará idealista y a nada concreto, pero ésa es mi visión de la vida. Estoy en esa etapa en que voy descubriendo quién soy y qué es lo que me hace feliz, y creo que voy bien.

Para el 2017 mi meta no es bajar de peso, como creo que me lo planteaba antes. Tengo un pedido en particular, y es ser una persona más positiva y optimista. Me considero una persona positiva, pero también muy preocupada y de vez en cuando poco relajada para mi gusto. A veces siento que me falta una pequeña dosis de humor y relax, siento me tomo las cosas demasiado en serio. Ya mencioné que me encantan las personas con sentido del humor? 

Segundo, perder esta tendencia que tengo a victimizarme, de verme a mí misma como una persona que ha sufrido mucho. Esto no se lo hago saber a los demás, pero la verdad es que me veo como alguien que ha sufrido bastante en el pasado, por distintas razones. Y vamos que mi vida no ha sido tan dura. Y aún si lo fuera, aún cuando de verdad me lo haya pasado mal, no tengo por qué mantener en mi cabeza este concepto de mi pasado. Quiero reconciliarme con mi pasado y echar hacia adelante, como ya dije arriba, mirando las cosas con más relax y buen humor. Me doy cuenta que vuelvo a lo de arriba, y lograr ello haría que como consecuencia, consiga lo segundo. 

Mi tercera meta es liberarme del amor que me ata y volver a enamorarme de nuevo, de verdad. Pienso que la posibilidad se expandirá en la medida que conozca a más personas, y bueno, es lo que estoy haciendo. En este punto entran en juego los idiomas! Creo que tengo una explicación del porqué vuelvo a mis recuerdos siempre, y es porque es la manera más segura de sentir el romanticismo. Pensar en el amor del futuro es incierto y no tengo ninguna emoción ligada a esa promesa, sin embargo, la emoción al evocar este amor del pasado es algo certero y seguro. Y ya dicen que al cerebro le gusta la certidumbre. Qué sé yo, me imagino que es eso. 

Quiero ser más feliz, estar motivada en el día a día. No es que me despierte todos los días con una expresión de "meh", pero tampoco es que salte de la cama en un pie. Me sigo preguntando qué es lo que busco, hacia dónde apunto. No la tengo clara, sigo experimentando, tratando de averiguar qué es.

domingo, 4 de diciembre de 2016

"La mejor manera de predecir el futuro es creándolo"

En el post anterior nos habíamos concentrado estrictamente en dos metas. La primera es que iba a organizar mejor mi horario de freelancer. En efecto, no lo he hecho. Lo hago de lunes a viernes, incluso domingo, y procrastino de forma terrible. Aún no sigo un horario, y definitivamente necesito fijarme plazos y metas para monitorear mejor mis progresos.

Lo de los viernes haciendo el tuto de Sling, tampoco lo he seguido, pero quizá también porque ha coincidido en algunos casos (un par de casos) con reunión de chamba o asistir a un evento entre semana. De todos modos: excusas, excusas.

Seguimos con el plan, entonces. Ah, algo que sí he seguido, es salir a trotar todos los días, durante media hora. Sticker de carita feliz para mí. 

También estoy preparando nuevos platillos en la cocina. Hace hará un par de domingos preparé makis, y la semana pasada hicimos ceviche.

Estoy siguiendo el curso Aprender a Aprender de Coursera. Hace 3 semanas.

Mañana exponemos en el Tech.

*El título lo leí en la pirámide que está dentro de La Agraria.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Metas: Noviembre

Ángel en su blog suele hacer una revisión de su vida cada 3 meses. A mí me pareció buena idea así que haré lo propio. Lo voy a hacer cada mes.

Antes que nada: Actualizaciones

A finales del 2014 y a principios del 2015 hice dos cambios en mi vida que repercutieron de manera positiva: Me mudé, y abandoné mis estudios formales. Desde entonces he experimentado libertades que me han hecho crecer muchísimo y he aprendido montones de cosas, las cuales no me imagino haberlas aprendido si han haber realizado ese par de cambios. Así que agradezco a la vida y me apapacho a mí misma por eso. 

Hace un par de meses experimenté algo que a mí me pareció como el encuentro con mi propósito de vida. No sé si lo fue, aún ahora dudo, así que si dudo, supongo que no lo fue. Sin embargo, pienso que ello sí fue una especie de "singularidad" en mi vida, ya que diríase que desde entonces he aprendido una diversidad de cosas en distintos campos, algo que no recuerdo haber tenido antes. También, es como si hubiera abierto nuevos ojos ante la vida. Estoy mucho más curiosa ante las cosas que antes, viendo todo como con los ojos de un niño. 

Actualmente continúo con mi trabajo en calidad de freelance. Esto me ha dado mucho tiempo a solas, lo cual me ha llevado a mucho más tiempo para reflexionar, lo cual me ha llevado a una búsqueda espiritual, que es donde estoy.

Primero: Aspiraciones, en desorden

1.Tengo que aprender inglés. Aprendiendo inglés se me abrirá un mundo de posibilidades y oportunidades frente a mí, que ya mismo me doy cuenta de lo que me pierdo al solo saber español. 
2.Viajar a otro país. Tentativamente ese otro país sería Japón, que sería el primer país al que viajaría.
3.Adquirir una dieta vegana. 
4.Ejercicios
5.Crecer en programación

Me doy cuenta que no estoy haciendo nada significativo para el cumplimiento de esas aspiraciones. Justamente por eso voy a armar un plan. 

1. Aprender inglés
Me dije que lo aprendería leyendo tutoriales de programación en inglés, que en cierta manera es lo que hago, a veces. Dedicar 30min diarios, durante 5 días a la semanas, a leer un tema de mi interés, en inglés, creo que no estaría mal. 
2. Viajar a Japón
Hay 5 maneras de hacerlo. La primera es muy fácil y podría hacerlo ya mismo. Ir a trabajar en fábrica. No me gusta la idea porque de alguna manera me estancaría en el tiempo, además que dedicaría muchas horas de mi día a algo que no me haría crecer en lo que me interesa crecer. Estimo que en 2 meses ya estaría inconforme, y buscando cambiar la situación. Lo cual podría ser positivo, porque quizá me obligaría a estudiar el idioma con rapidez. Pero vamos, no es la única manera que tengo.
La segunda es ir becada, lo cual implica participar con mucha más frecuencia en las actividades de la colonia. Un tiempo empecé a hacer eso, pero recuerdo que lo dejé porque decidí dedicar más tiempo a la programación. No es una mala alternativa de todos modos. Lo que tendría que hacer, es mudarme cerca de Jesús María, lo cual se convertiría en una posibilidad si lo converso. El cambio, eso sí, me llevaría a cambiar el entorno, lo cual me llevaría a cambiar un poco de cómo sería yo. Me lo tengo que pensar bien. Aún así, no es algo que se daría ya mismo, y estimo que la oportunidad de viajar se daría de aquí a un par de años, como mínimo.
La tercera, es ir por negocios. Mi idea es convertirme un puente de importaciones y exportaciones entre Perú y Japón, pero esta alternativa creo que implica alejarme de la programación y dedicarme a estos negocios. No se me ocurre una manera de hacerlo mediante la programación. 
La cuarta, es por mis propios medios. Juntar unos 3mil dólares y vivir solo un mes. Lo que no me gusta es que es solo un mes, cuando mi meta es respirar la cultura, vivir allá por lo menos seis meses. Sin embargo, creo que es la posibilidad más fuerte de las 5.
La quinta, es aprender japonés y hacer desarrollo web allá (espera, y si aprendo inglés?)  Esta manera es la más complicada de todas, y se necesita de mucha perseverancia y paciencia para hacerlo así.

Bueno, me gusta la 5, lo cual implica el cumplimiento de la meta 1.

3. Adquirir una dieta vegana
¿Por qué no tengo una dieta vegana, ahora? Por dos razones. Aún no estoy del todo segura que no corro un riesgo de salud al adquirir este tipo de dieta. Creo que la alternativa más próxima es la vegetariana. La segunda razón, es que no me preparo mi propia comida, y tendría que empezar a hacerlo, si es que verdad quiero cumplir con esto. Pero ciertamente no tengo esto como una prioridad frente a las cinco.

4. Ejercicios
Esto es cuestión de hábitos nada más. 

5. Crecer en programación
Estoy aprendiendo Phoenix y en mi chamba aprendiendo Nodejs. Pedrito me está enseñando React.

Enfocándome en unas cuántas

Okey, me olvidaré del viaje a Japón, de los ejercicios y de la dieta vegana (en realidad creo se relacionan mutuamente, las cinco) y me quedaré con la programación, y el inglés.

Acciones: Noviembre

-Seguir y replicar el tutorial El clon de Slack. Día: Todo el viernes
-10 horas de trabajo freelance continuo de lunes a jueves

Mañana es la amanecida de desarrollo. El 30 expondremos en el Wit Meetup.

viernes, 28 de octubre de 2016

Four

No sabes cuándo será la última vez que verás a una persona. Al menos ni la ciencia puede.

domingo, 2 de octubre de 2016

Mente científica

Posteado en Facebook

Tengo una formación matemática y como resultado de esa formación, una de las cosas que se adherió a mí fue el hábito de analizar y tratar de probar todo lo que se pueda. Uno de los ideales que perseguimos (los matemáticos) es la verdad, y para demostrar que efectivamente algo es verdadero, lo hacemos a través de pruebas, siempre buscado ser lo más rigurosos posibles en nuestro razonamiento.

Algunas mentes con este perfil, suelen tener la tendencia de cuestionarlo todo. Bueno, yo tengo más o menos esa tendencia, pero en mi caso, no he sabido usar muy bien este hábito. En qué sentido? Te lo voy a contar porque a lo mejor te pasa a ti, y quizá puedas sacar algo en limpio de mi experiencia.

Has visto los vídeos y mensajes motivacionales? No solo vídeos, también libros de autoayuda, memes de internet, etc. Bueno, te voy a dar un ejemplo. "No te compares, porque siempre habrá alguien peor o mejor que tú en cualquier cosa", lo he escuchado algunas veces. Mi mente inmediatamente me lleva a decir: No es cierto. Si la comparación que se está haciendo es en base a algo que se puede cuantificar, no lo es. Cómo así? El mundo tiene un número finito de personas, así que por la hipótesis que hemos asumido al principio, significa que siempre hay uno que es peor o igual que todos, y otro que es mejor o igual que todos. Por lo tanto, esa frase no es verdad. Sin embargo, es cierto que "casi siempre habrá alguien peor o mejor que tú en algo" (más estrictamente, peor igual, mejor igual)

Esto es sólo una pequeña muestra, porque en realidad llevo esta costumbre en mi día a día. Cuando alguien afirma con mucha seguridad y certeza algo, es casi inevitable que mi mente empiece a imaginar todos los escenarios en que eso no es posible, y si fuera cierto, analizo qué variables están involucradas, o más aún, tengo muchísima curiosidad por saber cuál es la lógica que esta persona ha seguido para afirmar algo tan categóricamente. Y generalmente, tengo el presentimiento de que no la tiene (en teoría muchas cosas podrían probarse, pero en la práctica, intentar hacerlo podría ser una tarea titánica que llevaría muchísimo tiempo, y no sé si valdría la pena el esfuerzo)

Sin embargo, eso no es importante. A lo que quería llegar es que frases como "Si él puede, yo también", las cuatro leyes espirituales de la India, en fin, si bien son frases de las que yo era consciente de que adoptándolas como verdad quizá iba a estar mejor, no las terminada de adoptar nunca porque no podía probarme a mí misma que realmente éstas eran ciertas. Hasta que un día decidí que le iba a bajar las revoluciones a mi hábito de analizar las cosas y creería en todo aquello que intuitivamente sabía que me iba a hacer bien o feliz. Aún cuando no estuviera segura de si es cierto o no. Ya veré después. En otras palabras, antepuse mi felicidad al ideal de siempre buscar la verdad.

Esto me llevó a expandir mi visión. Así que hoy, gracias a esa decisión, soy más feliz. Ojo, no significa que adopte sin cuestionamientos todo lo que lea o me digan, en lo absoluto. Significa que al no tener una visión exclusivamente mental de las cosas, puedo darme cuenta de cosas que antes no veía por estar tan concentrada en analizarlo todo a nivel mental. Así es como estoy empezando a desarrollar más empatía, tolerancia, humildad y otras muchas cosas que me resultaban difíciles de desarrollar al verlo todo desde un plano exclusivamente mental. Por los vídeos que estoy viendo de Dada Japamantra, deduzco que esa parte es el ser.

PD: Sobre la frase. Está bien no compararse. Cuando una se compara, tiende a desarrollarse solo hasta haber superado a ese grupo de personas con quien se ha comparado. Y generalmente estas comparaciones vienen del ego. Eso de "compite contigo mismo" es una creencia que veo muy saludable, porque una no le pone techo a su desarrollo. Además, si tu motivación constante es competir contigo misma, no dependes de nadie, y eso es tener libertad. Más aún, si tu motivación es sacar lo mejor de ti para poder servir mejor a los demás o inspirar a otros a sacar lo mejor de sí mismos, buenísimo.